ESTÁS LEYENDO...

Nuestras uñas también envejecen.

Nuestras uñas también envejecen.

Al igual que nuestra piel, nuestras uñas también envejecen al cabo de los años, modificándose su consistencia, por lo que conviene cuidarlas e hidratarlas con mimo. Mientras que las de las manos se vuelven secas, finas y fácilmente rompibles, las de los pies se suavizan y se vuelven más difíciles de cortar. Mientras más avanzamos en edad, menos vida tienen y más cambia su color, mostrando una tendencia a amarillear. Hay algunas personas en las que la luna desaparece y en cambio se forman unas estrías generalmente orientadas en el sentido del dedo: son las arrugas de las uñas.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page