ESTÁS LEYENDO...

Nuevos retos ante el sida.

Nuevos retos ante el sida.

En la actualidad el reto ante el VIH es mejorar la calidad de vida del enfermo ya que los avances médicos han logrado convertir una patología que antes era mortal en una enfermedad crónica más. ¿En qué punto se encuentran ahora los tratamientos curativos y los descubrimientos sobre el funcionamiento del VIH?

Desde que hace 18 años salieran a la luz las primeras noticias sobre el sida, los medicamentos, el estado y la supervivencia de los infectados, la percepción que de ellos tiene la sociedad y la información que se transmite a través de los medios de comunicación, ha cambiado notablemente.

A lo largo de estos años se han hecho descubrimientos determinantes para comprender el funcionamiento del VIH a la vez que la aparición de nuevos medicamentos ha elevado la esperanza de vida de los enfermos. Una nueva generación de fármacos, los Inhibidores de la Proteasa, que acaban de cumplir cinco años, han marcado todo un hito en el tratamiento de la enfermedad.

Hasta 1995 se disponía de una serie de fármacos denominados Inhibidores de la Transcriptasa Inversa Viral, que tenían un efecto poco potente y además transitorio sobre el virus VIH, logrando retrasar la aparición de sida en una persona infectada como máximo dos años y si se usaban en fase de sida retrasaban la muerte uno o dos años. Con los nuevos medicamentos, con dos años de uso se han conseguido unos resultados muy buenos, con una reducción de la mortalidad de más del 50 por ciento, además de una mejoría marcada de los síntomas de la enfermedad. Este nuevo tratamiento logra dividir la carga viral (la cantidad de virus de la sangre) por 1.000 o más, una reducción bastante considerable y en algunos pacientes se consigue hacer desaparecer de la sangre estos virus.

Según el Dr. Antonio Antela, del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid con este tratamiento “se consiguió por primera vez, recuperar a pacientes muy inmunodeprimidos; se redujeron enormemente la morbi-mortalidad de los enfermos y los costes de su tratamiento; vimos como se vaciaban las camas de los hospitales y cómo los enfermos llegaban a unas edades que antes no habían llegado.”

Otro punto clave afirma el Dr. Antela en la evolución del tratamiento de esta enfermedad ha sido la posibilidad de medir la carga viral, puesto que supone una herramienta fundamental para comprobar la evolución del paciente y el éxito o fracaso de la terapia, aunque ahora se sabe que la carga viral indetectable no equivale a haber logrado la curación, como se pensó en un principio, sino que el tratamiento del sida es de por vida.

“Ahora la visión que tenemos de la enfermedad del sida ya no es tan optimista, -puntualizó el Dr. Antela- ya que, pese a que los inhibidores de la proteasa siguen siendo imprescindibles, sus pautas de cumplimiento son muy complejas y, por tanto, muy difíciles de cumplir a largo plazo. La otra pega que presentan estos medicamentos son los efectos secundarios, que, aunque no se ha demostrado su relación directa con esta familia de fármacos, antes de su aparición no existían.”. Es por ello que el reto esté ahora, según el especialista en “la obtención de una nueva generación de inhibidores de la proteasa de posología más sencilla y menos efectos secundarios.”

El test de resistencia

Otro de los retos que se plantean los especialistas para el próximo año es, atendiendo a la opinión del Dr. Pompeyo Viciana, del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, “la disponibilidad de contar con test de resistencia en los centros sanitarios de España, ya que pueden ayudar enormemente a los pacientes y al sistema sanitario, por su relación coste-beneficio.” Este test señala las mutaciones que el VIH ha sufrido, tras lo que el especialista con ayuda de unas tablas, interpreta esa información y determina a qué fármacos el virus se ha hecho resistente. Cuando una terapia triple o cuádruple fracasa, el facultativo, siguiendo los protocolos de actuación, se ve obligado a cambiar todos los fármacos y a designar una nueva combinación. El problema que surge es que el arsenal terapéutico se agota así fácilmente, pero utilizando la información obtenida mediante el test de resistencia, se pueden salvar aquellos fármacos que siguen siendo activos frente al virus. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que la utilidad de esta prueba está centrada, sobre todo, en segundos y terceros tratamientos y terapias de rescate -aunque también existen pacientes naive (que nunca han sido tratados) infectados por un virus que ya es resistente-; y que la interpretación de este test no siempre es fácil.

Calidad de vida

Los avances médicos resaltados han contribuido a lograr algo esencial: la supervivencia de los enfermos, es decir, hacer de una patología que antes era mortal una enfermedad crónica más. En este punto las asociaciones y organizaciones no gubernamentales de apoyo a esta causa inciden en que el verdadero objetivo para este siglo que acaba de empezar es mejorar la calidad de vida de los enfermos, ya que su supervivencia está garantizada. En Stop Sida, una ONG dedicada al apoyo de los enfermos, se considera que hoy en día su función está más enfocada a proporcionar ayuda a aquellos que deseen una reinserción laboral o tener hijos, mientras que antes su objetivo primordial era la creación de casas de acogida y realizar una labor de apoyo para enfermos ya terminales.

Desde estas plataformas se reclaman posologías más sencillas que no obliguen a los pacientes a tomarse el número de pastillas que se toman hoy día y en unas condiciones tan especiales. Asimismo es importante que el paciente conozca lo mejor posible en qué consiste su tratamiento, ya que cuanto más se sepa sobre el mismo mejor podrá cumplirlo.

El papel de la información es importantísimo en la lucha contra el sida. Francisco Parras, secretario general del Plan Nacional contra el Sida, lo considera como fundamental ya que ha contribuido de manera notable a informar sobre la enfermedad, aunque es necesario que de esta plataforma no se creen falsas expectativas con noticias que hablan de la “curación del sida” ya que el paciente pierde credibilidad en médicos y medios.

No es vano dejar de recordar las vías de contagio de esta ya que, aunque se ha hablado mucho sobre este tema siempre será nuevo para muchos, especialmente para los adolescentes.

El contagio del VIH se produce cuando se traslada de un individuo a otro una suficiente cantidad de virus. El virus se encuentra en personas infectadas principalmente en la sangre, el semen, las secreciones vaginales y la leche materna. Puede ser transmitido a otras personas a través de heridas, pinchazos, heridas en la piel, mucosa vaginal o mucosa anal.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page