ESTÁS LEYENDO...

Nunca es tarde para dejar el tabaco.

Nunca es tarde para dejar el tabaco.

El
tema que me comentas, el tabaco, es una cuestión que casi todo el mundo conoce,
pero que muchos no quieren saber. Me indicas que tu padre, que tiene 60 años,
piensa que para qué va a dejar de fumar a esta altura de la vida si lo hecho,
¡hecho está! Y en tu comentario, aunque preferirías que lo dejara, en cierto
modo deduzco que casi comprendes ese pensamiento.

El
tabaco es un muy grave problema de salud y, aunque existen diferentes métodos
que pueden ayudar a dejarlo, no es fácil conseguirlo. ¡Claro!, si fuera fácil
no sería un problema. Ahora bien, no es imposible.

No
te voy a hablar ahora de lo perjudicial que es el tabaco. Tu padre, y todos los
fumadores, lo saben perfectamente. Sólo te diré una cosa: el tabaco mata. Te
soy franco. No quiero adornarte la respuesta ¡Hay que dejarlo! Porque cuando
una persona se muere por el tabaco, le da igual a su viuda o viudo, cual fue el
motivo exacto de la muerte. El resultado es que se murió.

Pero
la vida hay que verla por su aspecto positivo. Disfrutar de los buenos
instantes. Y cuantos más mejor. Por eso, sobre tu duda sobre si valdría para
algo que tu padre dejara de fumar a los 60 años o si da ya igual, te seré igual
de franco: ¡por supuesto que merece la pena! Si el tabaco mata, dejar de
fumar, da vida
.

Normalmente
las personas nos enganchamos a cualquier excusa que justifique nuestras ideas.
Aunque no sea cierta la excusa. Y es muy fácil pensar que si se ha fumado toda
la vida, ya daría igual seguir que no. Te repito. Es bueno dejarlo. Aunque sea
a los 60 años. Nunca es tarde para dejar el tabaco.

Así,
cuando tu padre te pregunte qué beneficios le aportará el dejarlo a su edad,
dile tranquilamente: Papá, estarás más tiempo junto con mamá.

Los
ingleses han estudiado, durante 50 años seguidos, las cosas que les ocurría a
un grupo de unos 35.000 fumadores, quizás el mayor estudio de todos los tiempos
sobre el tabaco. Hace unos meses han analizado en la revista British Medical
Journal
qué ocurre con las personas que han dejado de fumar a los 30, a los
40, a los 50 ó a los 60 años. Pues bien, en el caso de tu padre, además de
vivir mejor el resto de su vida, con menos problemas, ¡viviría 3 años más!
Además, cuanto antes se deje, mayor tiempo de vida se gana: si lo hubiera dejado
a los 40 años, viviría hasta 9 años más.

Como
ves, nunca es tarde. No vale la excusa de la edad para continuar fumando.
Siempre se puede obtener un beneficio… a propósito, ¿que edad tiene tu
marido?

La
salud es un tema complejo. Su conservación requiere atención y colaboración de
otras personas, de modo que ¡habla con tu farmacéutico, pregúntale, infórmate¡
Él está siempre ahí. No necesita cita previa. Y te puede aclarar todas tus
dudas. Tu salud y tú sois su preocupación.

Ángel
Sanz Granda

Farmacéutico consultor



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page