ESTÁS LEYENDO...

¿Ojo seco? Lágrimas artificiales siempre a mano

¿Ojo seco? Lágrimas artificiales siempre a mano

¿Ojo seco? Lágrimas artificiales siempre a mano

El principal tratamiento para el síndrome de ojo seco son las lágrimas artificiales

Con la contaminación actual y el uso constante de dispositivos móviles y ordenadores, hasta 60 millones de personas en el mundo padecen ojo seco, una disfunción lagrimal que impide una correcta lubricación de la superficie ocular y provoca irritación y síntomas oculares.

Tener ojo seco tiene un gran impacto en actividades diarias tan simples como leer, conducir de noche, ver la televisión o utilizar el ordenador. Tal es el impacto, que el 40% de las visitas al oftalmólogo se deben a problemas relacionados con esta afección. Además, el ojo seco grave a menudo conlleva menos productividad laboral e incluso depresiones frecuentes. Se trata de una enfermedad multifactorial de las lágrimas y superficie ocular que origina malestar ocular, problemas visuales e inestabilidad de la película lagrimal con lesión potencial de la superficie ocular.


¿Cómo reconocerlo?

Los pacientes con ojo seco suelen tener unos síntomas característicos. En la mayoría de casos empeoran a lo largo del día, siendo más acusados a media tarde y por la noche. Dependiendo del tipo de ojo seco, también pueden ser muy molestos al despertarse. Estos síntomas y signos del ojo seco o disfunción lagrimal son los siguientes:

·        Sensación de cuerpo extraño o arenilla en los ojos.

·        Sensación de sequedad.

·        Escozor, quemazón.

·        Visión borrosa.

·        Intolerancia a las lentes de contacto.

·       Ojos rojos.

·        A veces se acumula una pequeña cantidad de secreción blanquecina que los pacientes interpretan como una infección, cuando no son más que restos de lágrimas después de evaporarse el componente acuoso.

¿Cómo mejorar la sequedad ocular en la oficina?

Higiene de los párpados

Para eliminar esos restos y ayudar al tratamiento es muy recomendable una correcta higiene de párpados, como explicamos en este vídeo.

¡Tira de lágrimas artificiales!

El principal tratamiento para el síndrome de ojo seco son las lágrimas artificiales. La lágrima ideal es la que dura largo tiempo en la superficie ocular, produce alivio, se tolera bien, y no produce visión borrosa.

Las diferencias de las lágrimas vienen dadas por varios factores como la composición, la viscosidad y los conservantes. Siempre es mejor usar lágrimas sin conservantes, ya que producen mayor tolerancia, sobre todo si las lágrimas se van a usar más de 4 veces al día, con lentes de contacto, o en situaciones en las que existe una enfermedad de la superficie ocular asociada. Los principales tipos de lágrimas artificiales son:

1.      Soluciones salinas: solución de sales minerales con agua bidestilada normalmente isoosmolar. La más conocida es el suero fisiológico.

2.      Mono y disacáridos: tienen propiedades osmóticas y también lubricantes y nutrientes. Los más conocidos son el glicerol, sacarosa, dextrosa, sorbitol o manitol.

3.      Polisacáridos como hialuronato sódico, mucílagos derivados de la celulosa, alginatos, goma Guar, hipromelosa, carmelosa…

4.      Polímeros sintéticos: como los derivados del vinilo (polivinil, alcohol, carbómeros, polivinil pirrolidona) o los derivados del etilenglicol (macrogoles, poloxámeros y plúronicos).

5.      Lípidos: sustancias orgánicas formadas por ésteres de ácidos grasos, insolubles en agua como lanolina, parafina, lecitina y liposomas con ácidos grasos.

En los casos en que las lágrimas artificiales no son suficientes, existen otras posibilidades que suelen combinarse con las lágrimas, como los fármacos antiinflamatorios, los fármacos secretagogos, los suplementos nutricionales, el colirio de suero autólogo, la oclusión de los puntos lagrimales y el colirio de extracto de membrana amniótica.

“El suero fisiológico solo para lavar las secreciones en casos de
infecciones, quemaduras o entradas de cuerpos extraños. Los llamados blanqueantes oculares solo “blanquean” sin tratar el problema de fondo.”

A cada problema, una solución ¡con Hyabak!

Factores de riesgo

Las personas de edad avanzada, sobre todo mujeres postmenopáusicas, son más propensas a  padecer ojo seco. Igualmente lo propician el uso continuado de pantallas de ordenador, los ambientes secos de trabajo por aires acondicionados o calefacción, tabaco, etc. También son factores de riesgo la existencia de problemas oculares.

Para más información y recetas visita salud-ocular.com





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.