ESTÁS LEYENDO...

La pirámide del tratamiento de la osteoporosis

La pirámide del tratamiento de la osteoporosis

La pirámide del tratamiento de la osteoporosis

Identificar precozmente a las personas que presentan un mayor riesgo de sufrir una fractura ósea por fragilidad es uno de los principales retos que tiene planteada la salud pública en estos momentos, así como un objetivo primordial para los expertos reunidos en el marco del XXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Investigación Ósea y Metabolismo Mineral (SEIOMM), que hoy se clausura en Elche. Y es que esto permitiría, entre otras consecuencias positivas, seleccionar a aquellos pacientes que pueden beneficiarse prioritariamente de un tratamiento anti-fracturas.

La introducción de modernas técnicas diagnósticas, que incluyen la densitometría en 3 dimensiones o el Trabecular Bone Score, acerca este propósito de facilitar la detección de esta población de riesgo, de manera sencilla, eficaz e incruenta. “El principal avance de las tecnologías diagnósticas es que podemos identificar a los sujetos con fragilidad ósea antes que se produzcan las fracturas y disponer de una herramienta que permite evaluar el impacto de enfermedades o los cambios óseos producto de un tratamiento eficaz”, afirma el Dr. Luis Del Rio Barquero, experto en Densitometría Ósea del Grupo Médico CETIR (Barcelona).

La pirámide del tratamiento de la osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad crónica y como tal no tiene cura definitiva. La principal complicación clínica que se asocia con esta enfermedad es el aumento del riesgo de sufrir fracturas por fragilidad ósea u osteoporótica. Como informa el Dr. Manuel Sosa Enríquez, que ha participado en este Congreso y que trabaja en el Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria (Las Palmas de Gran Canaria), “todos los tratamientos que actualmente se usan para hacer frente a este problema van dirigidos a aquellos pacientes que han desarrollado una osteoporosis, con el objetivo de prevenir la aparición de la  primera fractura o de prevenir la refractura en pacientes que ya han sufrido una previa (prevención secundaria)”.

El arsenal terapéutico disponible se estructura en la denominada “Pirámide del Tratamiento”. En la base de la pirámide se sitúan las medidas generales; entre ellas, por ejemplo, todas las relacionadas con el estilo de vida: los pacientes con osteoporosis deben practicar ejercicio con regularidad, deben caminar como mínimo una hora, realizar un ejercicio de carga ligera, abandonar el tabaco, tener una dieta equilibrada con abundantes lácteos (desnatados y preferiblemente en forma de yogur), deben también moderar el consumo de alcohol y tomar el sol (alrededor de unos diez minutos) antes del mediodía o ya entrada la tarde.

En segundo lugar, como describe el Dr. Sosa, “si vamos subiendo por esta pirámide terapéutica, hay que instaurar un programa para prevenir las caídas”. Y es que, añade este experto, “la mayor parte de las fracturas se deben a una caída; por eso, una estrategia o política de prevención de caídas es muy necesaria”. Subiendo un poco más por la pirámide, es necesario un suplemento de calcio y de vitamina D en pacientes con déficit. Y es fundamental administrarlo asociado a los tratamientos antiosteoporóticos específicos porque así se ha demostrado en los estudios de eficacia para estos tratamientos donde todos los pacientes incluidos asociaban la ingesta  de calcio y Vitamina D.

Por último, en el punto más alto de la pirámide están los fármacos antiosteoporóticos, en la actualidad de dos tipos: antirresortivos o frenadores de la destrucción ósea y anabolizantes o  fármacos formadores de hueso. A juicio del Dr. Manuel Sosa, “el empleo de los fármacos debe individualizarse para cada caso, ya que cada paciente precisa un tipo de tratamiento, dependiendo de sus circunstancias clínicas, riesgos de fractura… En este sentido, la Guía de la SEIOMM establece con claridad que fármaco debe elegirse dependiendo de cada circunstancia”.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.