ESTÁS LEYENDO...

OSTOMÍA, la bolsa o la vida

OSTOMÍA, la bolsa o la vida

OSTOMÍA, la bolsa o la vida

En España se calcula que hay unos 60.000 pacientes ostomizados. A partir de la intervención, una bolsa formará parte de sus hábitos de higiene diarios. ¿Quieres saber cómo es su día a día?

Una ostomía es el término con que se designa a una intervención quirúrgica cuyo objetivo es crear una comunicación artificial entre dos órganos a través de la pared abdominal, para conducir al exterior los desechos orgánicos, materia fecal o secreciones del organismo. Son muchas las patologías que pueden desembocar en la necesidad de hacer una abertura en el abdomen (estoma), originando la dependencia de una bolsa desechable  a la que llegan las heces y la orina. Aunque puede afectar tanto a mayores como a niños, es más habitual en personas de más de cuarenta años y pueden ser temporales o para toda la vida, “por lo que, tras abandonar los centros hospitalarios los pacientes se encuentran en muchos casos sin información, ayuda o recursos para continuar sus vidas como hasta entonces”, asegura Eugenio de Lucas, presidente de la Federación Española de Asociaciones de Ostomizados (FEOMA).

 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos“Los enfermos de cáncer de colon, los de colitis ulcerosa o los que padecen la enfermedad de Crohn, suelen ser los más afectados”, destaca el doctor Andrés de Palacio, jefe clínico del Servicio de Urología del Hospital San Rafael de Madrid. Pero la ostomía también se puede originar por disfunciones en las porciones del intestino delgado o grueso, riñones, uréteres y vejiga, así como deformidad, defecto congénito, diverticulitis y oclusiones. El Hospital San Rafael de Madrid, por parte de la Fundación para la Investigación Grupo Urológico San Rafael, (FIGUS), ha puesto a disposición de estos pacientes una consulta gratuita de enfermería, donde se puede pedir cita a través del teléfono 648 648 882.

Tipos de ostomías

• Colostomía. Es una apertura del colon a la piel de la pared abdominal y su propósito es desviar el tránsito intestinal y/o descomprimir el intestino grueso.
• Ileostomía. Es la exteriorización del intestino delgado (ileón) a través del estoma, abocado a la piel con el objeto de crear una salida artificial al contenido fecal. Se excluye del tránsito intestinal a todo el colon y recto. El efluyente es líquido, continuo y muy irritante para la piel.  
• Urostomía. La más frecuente es la urostomía tipo Bricker, que consiste en aislar una porción de ileón para crear un estoma donde se abocan ambos uréteres. Este trozo de ileón se cierra por un extremo y el otro se lleva  a la  piel del abdomen para construir el estoma protuyente a modo de pezón.

El día a día de los ostomizados

Tras la intervención quirúrgica, que requiere de la colocación de una bolsa, los ostomizados tienen que llevar unos cuidados diarios esenciales, que acaban siendo parte de sus hábitos de higiene cotidianos. Además de la vigilancia sobre el estado del estoma, se unen el efecto que la enfermedad produce en la población, como la ignorancia y los prejucios sociales, según asegura el presidente de FEOMA.

Pero tras la salida del hospital, los pacientes se quejan de falta de asistencia especializada. “Al abandonar el centro sanitario tras la cirugía, los pacientes ostomizados nos encontramos con la dificultad de encontrar asistencia sanitaria especializada para su atención, el autocuidado y la prevención de las complicaciones”, reconoce de Lucas. “Ante este panorama, desde FEOMA queremos lanzar un mensaje de optimismo. La mayor parte de los pacientes pueden reincorporarse con normalidad a su vida laboral, salvo aquellos que desempeñen trabajos de gran dureza física. El deporte no está vedado para las personas ostomizadas, aunque debido a que el intestino está fijado a la pared del abdomen se deben evitar realizar esfuerzos físicos importantes. La natación, por ejemplo, está recomendada”, destaca el presidente de la Federación.

En cuanto a la vida sexual, el afectado también debe adaptarse, pero su nueva condición no tiene por qué ser limitante. “Muchas mujeres se enfrentan a la duda de si pueden ser madres tras ser ostomizadas y no hay ningún problema, simplemente hay que llevar un mayor seguimiento”, destaca el doctor De Palacio.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?