ESTÁS LEYENDO...

Pacientes con cáncer de ovario reivindican una may...

Pacientes con cáncer de ovario reivindican una mayor apuesta por la innovación para luchar contra la enfermedad

Pacientes con cáncer de ovario reivindican una mayor apuesta por la innovación para luchar contra la enfermedad

El cáncer de ovario tiene una incidencia en nuestro país de más de 3.000 casos al año. Se trata de una incidencia que podemos catalogar como alta, ya que sitúa el cáncer de ovario copando el 5% del total de los tumores en la mujer en España.


Durante el VII Congreso Nacional para Pacientes con Cáncer, organizado por el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC) y celebrado este fin de semana en Madrid, la Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (ASACO) ha incidido en la importancia de que las pacientes tengan información veraz, sencilla y accesible. “Es fundamental que las mujeres identifiquen cuáles son los síntomas de alarma que pueden hacer sospechar de la existencia de un cáncer de ovario. De esta manera, las mujeres podrán acudir al oncólogo/especialista a tiempo de intervenir el tumor y que éste no progrese”, asegura Paz Ferrero, presidenta de ASACO.

Así, una de las herramientas fundamentales en la lucha contra la enfermedad es el diagnóstico precoz, teniendo en cuenta que el 90% de las mujeres sobrevive más de cinco años cuando se diagnostica de forma temprana y que, sin embargo, sólo el 20% de los casos se detecta en estadios iniciales. Junto al diagnóstico precoz, el desarrollo de terapias innovadoras ha abierto una nueva esperanza para las afectadas por cáncer de ovario. En palabras de Marta de la Fuente, afectada por cáncer de ovario, “innovación es una palabra que transmite al paciente esperanza y progreso”.

“Con mucha frecuencia, se accede a esa innovación a través de un ensayo clínico, pero eso depende del oncólogo que te trate, de si el centro tiene determinados ensayos clínicos, etcétera”, añade Marta, quien pudo acceder hace años a un ensayo clínico con una terapia innovadora. Sin embargo, en lo que llevamos de año, las autoridades sanitarias en España no han aprobado precio, a pesar de estar autorizadas por las autoridades europeas competentes, para algunas terapias oncológicas innovadoras. Una de ellas para el cáncer de ovario.

A este respecto, Marta afirma que “sin duda, los recortes sanitarios debidos a la crisis económica están repercutiendo en el acceso a los tratamientos innovadores en cáncer, algo que quizá se podría evitar recortando otras cosas, sean o no del entorno de la Sanidad, menos relevantes para los pacientes”. En la misma línea, Paz Ferrero explica que “como entidad que representa a los afectados por cáncer de ovario en España, ASACO también quiere poner en valor la innovación en cuanto a lo que supone para los pacientes oncológicos y manifestar el derecho de todos ellos a acceder a la misma de forma equitativa en todo el país”. Entre otras necesidades, urge tener un registro nacional de ensayos clínicos gestionado por el Servicio Sanitario Nacional para  informar qué ensayos se realizan y en qué centros hospitalarios.

La atención psicooncológica, fundamental
La Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (ASACO), que ha participado en una mesa sobre este tipo de tumor en el marco del VII Congreso Nacional para Pacientes con Cáncer, ha incidido en la importancia de que las pacientes tengan información veraz, sencilla y accesible, así como de estandarizar la atención psicooncológica desde el diagnóstico. Según Soledad Bolea, vicepresidenta de ASACO, psicooncóloga y afectada por cáncer de ovario, “es necesario estandarizar la labor de la psicooncología, que debe acompañar a la paciente desde el momento del diagnóstico, como una parte más de la atención multidisciplinar que deben recibir las pacientes”.

A este respecto, la vicepresidenta de ASACO explica que “en España, aunque en los últimos años ha aumentado el número de psicooncólogos y de centros que cuentan con esta atención, aún hay que mejorar la situación y luchar por que exista esta atención más allá de los hospitales de referencia de las grandes ciudades”.

El diagnóstico precoz, fundamental

El factor pronóstico más importante del cáncer de ovario es el estadio. La cuestión reside en que el cáncer de ovario produce síntomas muy poco específicos al inicio. “Los principales síntomas relacionados con la enfermedad pueden asociarse en multitud de ocasiones con molestias digestivas, molestias a consecuencia del periodo, etcétera, de modo que tendemos a no hacer caso de estos hasta que ya son muy evidentes”, explica Ferrero.  Entre estos síntomas podemos enumerar un aumento del perímetro abdominal, sensación de peso en el abdomen, sensación de plenitud tras comer escasas cantidades de comida, necesidad de orinar con más frecuencia de lo habitual o dolor en la región pélvica.

La mayoría de las pacientes se diagnostican en los estadios III y IV, algo contraproducente, teniendo en cuenta que el diagnóstico en etapas precoces, es decir en estadio I, permite una tasa de curación superior al 80%. Sin embargo, esta cifra desciende de forma considerable hasta situarse por debajo del 50%  para los estadios avanzados III y IV.

Se desconoce con exactitud qué origina el cáncer de ovario; sin embargo, sí se conoce que hay factores que aumentan el riesgo de padecerlo: como mujeres con dos o más familiares paternos o maternos que hayan padecido cáncer de ovario tienen un riesgo más alto (en comparación con la población general) de presentar un cáncer de ovario, las mujeres que no han tenido hijos, que nunca han tomado anticonceptivos, que comenzaron a menstruar a una edad temprana o cuya menopausia comenzó más tarde que la media tienen mayor riesgo de padecer cáncer de ovario. De igual manera, la obesidad, el tabaquismo y la falta de ejercicio se asocian también con un mayor riesgo de cáncer de ovario.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?