ESTÁS LEYENDO...

Pericoronaritis y muela del juicio, cuándo extraer...

Pericoronaritis y muela del juicio, cuándo extraerla

Pericoronaritis y muela del juicio, cuándo extraerla

Si la muela del juicio te produce dolor, en muchos casos insoportable, puede que sufras pericoronaritis, una inflamación e infección de la encía.

Las muelas del juicio, llamadas cordales o terceros molares, se encuentran tanto en la parte superior como inferior de la dentadura y se ubican en la zona más interior de la boca. Suelen salir entre los 17 y los 25 años, razón por lo que se las denomina “del juicio” en alusión a la edad en que comienza la madurez. En algunas personas las muelas del juicio salen sin ningún problema y se alinean con los demás dientes, pero en otras quedan retenidas y bien aparecen parcialmente o no atraviesan nunca la encía, pudiendo además crecer en ángulo. Según Vitaldent, el 90% de la población tiene complicaciones cuando salen estos molares.

¿Por qué duelen?

·         Falta de espacio

Durante el proceso de erupción puede que la pieza dental no cuente con espacio suficiente para salir, produciendo dolor al presionar otra muela.

·         Caries

Debido a su ubicación, resulta más complicado llevar una higiene correcta de estos molares, por lo que suelen ser más vulnerables a las caries.

·         Pericoronaritis

La pericoronaritis es una inflamación de la encía, acompañada de infección, que se produce generalmente con la erupción de un molar. En los adultos suele darse cuando empiezan a salir las muelas del juicio. La infección puede provocar un dolor muy intenso, inflamación, enrojecimiento de la mucosa y, a veces, pus.

¿Hay que sacarla?

El tratamiento inicial de la pericoronaritis es siempre con antibióticos y antiinflamatorios, con el fin de eliminar la infección y reducir la inflamación y el dolor. La limpieza oral es en este caso fundamental, aunque puede resultar algo dolorosa y debe realizarse utilizando un cepillo suave y realizando enjuagues con un colutorio. En el caso de que se produzca un absceso, el odontólogo deberá drenarlo y limpiarlo. Una vez controlada la infección. el dentista deberá valorar qué hacer, se puede retirar el tejido periodontal que cubre parcialmente la muela que está erupcionando o bien, si no tiene espacio suficiente para crecer correctamente, extraerla.

Si el problema está causado por una caries, se realizará un empaste dental y, si el problema es debido únicamente a falta de espacio y provoca dolor u otras complicaciones, la solución puede consistir también en la extracción de la pieza, bien mediante extracción simple o bien mediante cirugía, si el molar no ha erupcionado del todo.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.