ESTÁS LEYENDO...

Pestañas postizas, lentillas de colores y maquilla...

Pestañas postizas, lentillas de colores y maquillaje pueden hacerte daño en Carnaval

Utilizar de forma inadecuada pestañas postizas, lentillas de colores, o incluso maquillaje, puede producir daños en los ojos y provocar orzuelos, enrojecimiento ocular, lagrimeo o infecciones, según explica el director Médico de Clínica Baviera, el doctor Fernando Llovet.

Las lentillas de colores son muy habituales para completar los disfraces de Carnaval. En la actualidad se pueden adquirir en lugares muy diversos desde ópticas, tiendas de disfraces, comercios de todo tipo o por internet. Lo idóneo es adquirirlas en una óptica de confianza y consultar previamente con un óptico-optometrista o con un oftalmólogo ya que, a pesar de la gran utilidad que habitualmente tienen las lentes de contacto para corregir los problemas refractivos, si no se utilizan correctamente, pueden dañar los ojos.

Además, hay que tener en cuenta que muchas de las personas que van a usar estas lentes de colores son usuarios esporádicos y, por tanto, desconocen los cuidados que precisan las lentillas, su mantenimiento o su modo de empleo para evitar lesiones oculares. “Por ejemplo”, explica el doctor Llovet, “hay que tener la precaución al utilizarlas de no introducir en el interior del ojo ningún tipo de impurezas o bacterias, y evitar llevarlas más tiempo del indicado. Si no seguimos unas recomendaciones básicas pueden producir inflamación en los ojos, irritación, infecciones o conjuntivitis”.

Las pestañas postizas son otro de los productos con los que se debe tener cuidado. Este complemento se puede adquirir en mercadillos o locales en los que no existe ningún control sobre su efecto en el ojo. En líneas generales se emplean las pestañas de un solo uso y algunas de ellas llevan adhesivos para colocarlas que pueden producir alergias, infecciones en la córnea o en el párpado, conjuntivitis o, incluso, en casos más extremos, puede provocar la pérdida permanente o temporal de las pestañas naturales, puntualizan desde Clínica Baviera.

El maquillaje de fantasía es otro de los elementos empleados para disfrazarse que puede resultar agresivo para los ojos. Su uso puede provocar la aparición de orzuelos, enrojecimiento ocular, lagrimeo o blefaritis. “Es importante adquirir cosméticos que hayan pasado los correspondientes controles que certifican que sus componentes no son dañinos para la salud”, apunta el doctor Llovet. “Además, a la hora de maquillarse hay que tener en cuenta normas básicas de higiene como mantener limpios los utensilios con los que se aplica el maquillaje o evitar un gesto tan común como compartir el maquillaje y los elementos de aplicación”.

Por último, en caso de que una persona experimente alguno de los síntomas antes descritos, es recomendable acudir cuanto antes a un oftalmólogo para evitar problemas mayores.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.