ESTÁS LEYENDO...

Piernas tan ligeras que flotan

Piernas tan ligeras que flotan

Piernas tan ligeras que flotan

Un 20% de las mujeres y un 10% de los hombres sufren molestias en las piernas: hinchazón, pesadez e incluso calambres son problemas ligados a una mala circulación, que hay que vigilar de cerca para evitar problemas mayores. 

Conseguir unas piernas ligeras pasa irremediablemente por controlar la alimentación y el peso y por evitar el sedentarismo. Tanto el exceso de peso como el estreñimiento favorecen las molestias en las piernas, por lo que caminar diariamente o practicar ejercicio suave como la natación resulta muy recomendable a la hora de favorecer el tránsito intestinal y la circulación sanguínea. Otras pautas que te ayudarán a sentirte ligera son una correcta hidratación, una higiene postural adecudada y el uso de ropa holgada y de calzado idóneo.

No te olvides de…

Ingerir agua abundante, fruta y verdura para mantener una buena hidratación.

Realizar actividades deportivas acordes con tu capacidad física. Las más indicadas son andar, correr, nadar o ir en bicicleta.

Establecer pautas para controlar el peso y mejorar el tránsito intestinal.

⊕ Ducharte con agua templada y, si lo toleras, acaba con un masaje de agua fría en las piernas en sentido ascendente. Opta siempre mejor por la ducha que por el baño.

⊕ Utilizar crema hidratante después de la ducha para mantener la piel nutrida y elástica.

Alejar las piernas de fuentes de calor directa (estufas, mantas eléctricas…).

Dormir con las piernas un poco elevadas, unos 15 cm.

No permanecer largo tiempo con las piernas cruzadas y mantenerlas en alto siempre que sea posible.

⊕ Utilizar silla con respaldo para mantener una postura adecuada. Si trabajas sentado, utiliza un reposapiés. Hacer con frecuencia ejercicios sencillos para favorecer la circulación venosa.

Utilizar medias de compresión, sobre todo durante el trabajo si éste implica estar muchas horas de pie o sentado con poca movilidad.

Vestir ropa cómoda y no muy ajustada. Usar zapatos con tacón de 2-3 cm y andar descalzo cuando la ocasión lo permita.

Efectuar movimientos de presión (punta-tacón) contra el suelo si vas a permanecer mucho tiempo sentado o de pie.

Antes de acostarte, efectuar un suave masaje circular en piernas y tobillo, siempre de abajo a arriba con una crema para la circulación.

Programar un masaje circulatorio de drenaje linfático realizado por un profesional cualificado puede ayudar a disminuir la sensación de pesadez en las piernas.

⊕ Visitar al médico con regularidad si tienes problemas de circulación.

⊕ No permanecer quieto o sentado largos periodos de tiempo.

Evitar los ambientes muy calurosos.

Evitar el alcohol y el tabaco, o minimizar lo más posible su consumo.

Sigue leyendo

1 2




¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.