ESTÁS LEYENDO...

Piojos: las liendres dan la pista

Piojos: las liendres dan la pista

Piojos: las liendres dan la pista

¡Acaba con piojos y liendres!

Entre el 5% y el 15% de la población infantil de entre 5 y 12 años padece piojos, y septiembre es una época del año por la que esos “bichitos” parecen tener especial querencia.

Prevenir la pediculosis o lo que se dice vulgarmente, el tener piojos, es un factor más a tener en cuenta en esa amplísima lista de preparativos que incluye la “vuelta al cole” de los más pequeños de la casa.

Lo primero, fuera mitos

La primera y mejor premisa a la hora de plantar cara a este problema es tener las ideas claras, ya que en torno a los piojos hay un buen número de falsos mitos, algunos de ellos muy extendidos, como nos explican los expertos de Arkopharma.
1. Por ejemplo, los piojos no se transmiten de cabeza a cabeza porque salten y vuelen, sino que caminan a mucha velocidad, pasando rápidamente de una cabeza a otra.
2. Tampoco es cierto que vayan siempre al cabello sucio y largo, ya que su presencia es independiente de la higiene.
3. No es cierto que mueran cuando no están en el cuero cabelludo: de hecho, pueden vivir hasta 24 horas sin contacto con el pelo, propagándose a través de las prendas que han estado en contacto con la cabeza (gorros, almohadas), los peines y los accesorios para el cabello, de ahí la importancia de lavar a una temperatura elevada toda la ropa de cama y peluches de la habitación.

Las liendres dan la pista

Tomás Muret, vocal nacional de Dermofarmacia del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), recuerda que detectar a los piojos no es fácil y que el diagnóstico se hace siempre por la presencia de liendres, ya que el picor, aunque es un síntoma característico, no siempre se da, pues depende de la sensibilidad del niño. “Las liendres se sitúan siempre a 3-4 mm del cuero cabelludo, y es importante pasar la lendrera para eliminarlas. En cuanto a los productos pediculicidas, hay que buscar aquellas que tengan eficacia no sólo frente a los piojos sino también contra las liendres”.

Asimismo, Muret hace hincapié en la necesidad de aplicar el tratamiento más de una vez, ya que, aunque la nueva generación de productos a base de dimeticona y aceites esenciales también eliminan prácticamente el 100% de las liendres, se aconseja reaplicar a los 7 días, por si alguna de éstas hubiera permanecido viva. “E igual de importante es la aplicación de estos productos, algo en lo que muchas veces no reparan los padres. Hay que usarlos sobre el pelo seco, dividiendo la cabeza en dos partes y enfocar la aplicación sobre el cuero cabelludo. Dejar que el producto actúe durante un tiempo (10 minutos, aproximadamente) y lavar después”, recomienda.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.