ESTÁS LEYENDO...

PLAN VERANO EXPRÉS. Ponte a punto

PLAN VERANO EXPRÉS. Ponte a punto

PLAN VERANO EXPRÉS. Ponte a punto

 


Aunque la puesta a punto de cara al verano tendría que ser una “carrera de fondo” durante todo el año, la realidad nos demuestra que la mayoría sólo nos la tomamos en serio ante la inminencia de las vacaciones (y, por ende, de lucir bikini). Por suerte, gracias a las novedades cosméticas y a las técnicas estéticas de nueva generación, nunca es tarde para someterse a una cura integral de belleza exprés…. antes de hacer las maletas.

Kilos de más, flacidez inesperada, imperfecciones magnificadas por la “blanca palidez” propia del invierno, abandono total durante meses de los cuidados básicos en zonas tan sensibles al estío como los labios, el escote o los codos; tripas y traseros que parecen haber cambiado a peor desde el verano anterior… La llegada inminente de las vacaciones saca a relucir estos y otros muchos “obstáculos para lucir bikini” que se deben paliar en tiempo récord. Afortunadamente, la cosmética de venta en farmacia ofrece una solución específica para cada uno de estos problemas contando, además, con dos aliados que optimizan –y aceleran- los resultados: unos hábitos de vida sanos (en los que el ejercicio juega un papel fundamental) y las técnicas, cada vez más efectivas y menos invasivas, que ofrece la medicina estética y cosmética.


SOLUCIONES A MEDIDA


-ROSTRO A PUNTO.  Fotoprotección aparte, la mejor  garantía de lucir un moreno uniforme y, lo que es más importante, evitar la aparición de las temidas manchas propiciadas por la radiación solar, es someter a la piel del rostro a un “intensivo” de los dos cuidados  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosbásicos que necesita para estar sana: limpieza e hidratación. La primera es fundamental para eliminar cualquier resto de suciedad y piel muerta que el maquillaje y los efectos ambientales del invierno hayan dejado sobre ella. Para ello, nada mejor que una buena exfoliación con un producto adaptado al tipo de piel (la tipología cutánea también determina la periodicidad de la exfoliación). En cuanto a la hidratación, en esta época del año está permitido cualquier exceso, sin olvidar la importancia del hidratante interno por antonomasia: el agua (mínimo dos litros diarios).
-LABIOS SIN PUPAS. No sólo no se broncean igual que el resto de la piel sino que debido a sus peculiaridades (en realidad, se trata de mucosas), están totalmente indefensos frente al sol. Para prevenir pellejitos, pupas y la aparición de herpes producidos por la acción de las radiaciones UVA hay que llevarlos siempre protegidos. ¿El labial ideal en estos momentos? Imprescindible, que incluya SPF, además de ingredientes emolientes y regenerantes. Muy importante: asegúrate de mantener los labios hidratados en todo momento, reaplicando el producto periódicamente.
-MANOS Y PIES “AL DESNUDO”. Lucir sandalias con unas uñas mal cuidadas o unos talones agrietados es la antítesis del glamour. Y es que en esta época del año, los pies acaparan un protagonismo que les exige lucir impecables. La mejor forma de tenerlos a punto es exfoliarlos diariamente en la ducha con un producto específico o una piedra pómez de las de toda la vida, para eliminar cualquier piel o imperfección, aplicándoles después  una capa generosa de hidratante.
En cuanto a las manos, la exposición constante al sol las hace más propensas a la aparición de manchas y favorece un adelgazamiento excesivo de su piel, por lo que si ésta no está debidamente preparada se corre el riesgo de que, a la vuelta de las vacaciones, presenten un aspecto envejecido. Por suerte, hay cremas específicas para esta zona del cuerpo que incluyen SPF y que deben formar parte de la bolsa de playa estival. Un truco: aplica siempre  en el dorso de la mano un plus de la crema solar que utilices para el resto del cuerpo, para potenciar este efecto protector.
-BRAZOS FIRMES Y BIEN TORNEADOS. Independiente de que sean finos o grueso, largos o cortos o más o menos proporcionados, a partir de los 35-40 años los brazos padecen dos nuevos “invasores” que deslucen el más espectacular vestido escotado o una simple camiseta de tirantes: la celulitis y la flacidez. La piel de naranja instalada en esta zona requiere tratamientos locales (cremas específicas, técnicas médico-estéticas como la mesoterapia y la carboxiterapia) para eliminarla y minimizar su aspecto. “La flacidez suele aparecer de forma simultánea a la celulitis en la cara interna de los brazos. Para combatir ambos problemas es importante nutrir la piel con aminoácidos, presentes en las proteínas de la dieta; y tonificar los músculos, especialmente los tríceps, que requieren entrenamiento cotidiano con rutinas de tonificación y resistencia”, explica la doctora Teresa Valero, de la Unidad de Medicina Estética Corporal del Instituto Médico Láser, IML, de Madrid.
Las cremas aconsejadas para esta zona –sobre todo para la parte superior- son las reafirmantes (hay algunas que incluyen sustancias autobronceadoras, con lo que el aspecto de los brazos mejora considerablemente). Estas incorporan sustancias tensoras e hidratantes como el colágeno y la elastina y muchas incluyen sustancias naturales como el castaño de indias y la centella asiática, que combaten la disminución del tono. Es importante aplicarlas con suavidad, haciendo penetrar el producto mediante movimientos circulares. “Se debe huir de los masajes bruscos, de mucha intensidad, ya que las manipulaciones fuertes pueden desestructurar la delicada piel del brazo. No es recomendable tampoco realizar maniobras de amasamiento”, dice la doctora.
-ESCOTE SEDUCTOR. La piel de esta zona comparte con la del cuello una peculiaridad que la hace especialmente susceptible frente al sol: es muy fina y delgada. Para refrescarla, renovarla y, sobre todo, reforzarla frente a los embates medioambientales, los expertos aconsejan una exfoliación tres veces a la semana con un exfoliante facial – más suaves y menos agresivos para la piel de esta zona que los exfoliantes corporales-. Hay que tener en cuenta que el escote es incluso más sensible que la cara, de ahí que también haya que darle una dosis extra a la hora de aplicar la fotoprotección.
“Ambas zonas se pueden considerar frágiles, ya que, por un lado, el cuello es la percha sobre la que se sustenta la cabeza, en tanto que el escote no tiene como sostén nada más que una serie de músculos, que hay que fortalecer continuamente. Además, a veces estas zonas son las grandes olvidadas de los cuidados cosméticos”, explica Carmen Navarro especialista en tratamientos de estética y directora de los centros del mismo nombre en Madrid y Sevilla.
Para aquellas situaciones en las que estas zonas estén especialmente deterioradas, la experta recomienda soluciones de instituto que resultan muy efectivas. Una de las más novedosas es el tratamiento con Physia Plus, un mecanismo basado en tecnología punta con la que se aplica un protocolo linfodrenante y tensor, que actúa sobre las capas más profundas de la piel, lo que permite tonificar y reafirmar la zona del cuello y el escote “desde dentro”; eliminar la sobrecarga de grasa y mejorar la oxigenación de los tejidos. (Precio por sesión: a partir de 85 euros. En los Centros de Estética Carmen Navarro. www.carmennavarro.com). Otro tratamiento es el Skin-R, que tiene como objetivo activar los fibroblastos, las células encargadas de la producción de colágeno y, por tanto, responsables de la elasticidad de la piel. “Para ello, se realiza un peeling especial contra el envejecimiento severo de la piel de esta zona y su descolgamiento, y de este modo se obtiene una renovación cutánea. Después, se realiza una mesoterapia (infiltración de sustancias, en este caso, fragmentos de ácido hialurónico y una solución de aminoácidos). Los resultados comienzan a percibirse tras las dos primeras sesiones (se recomiendan cuatro)”, explica la doctora Ana Mª Barranco, directora del Centro de Medicina Estética Génova 10, de Madrid. (Precio, 290 euros sesión. www.genova10.es)


LAS DOS “T”


Tripa y trasero: estas son las dos zonas más “evidentes” y, por tanto, problemáticas, cuando vamos aligerando nuestro atuendo y la opción del camuflaje es inviable.
Tal y como explica la doctora Josefina Royo, directora del IML, de Madrid, el acúmulo de grasa, la falta de tono muscular y la distensión abdominal son las principales causas de la presencia de un vientre voluminoso. No hay una única solución que elimine de la mañana a la noche esa peculiar “curva de la felicidad”, pero sí que se pueden adoptar una serie de medidas que, combinadas unas con otras, resultan muy efectivas. “En primer lugar, hay que cuidar el peso; no hay que olvidar que el abdomen ocupa el segundo lugar de preferencia para la instalación de la grasa superficial recientemente acumulada (tras las piernas y los glúteos), la cual responde muy positivamente a la pérdida de peso. También es importante evitar el alcohol: su consumo en cantidad elevada por día conduce a una pérdida de tono muscular y a la aparición de ‘tripa de bebedor’ característica. Hay que hacer ejercicio sin olvidar la cintura. En este sentido, son importantes las tablas de tonificación que no sobrecarguen la zona lumbar o cervical, así como el ejercicio cardiovascular, el único que elimina la grasa profunda y la que se deposita en la cintura.

En cuanto a la alimentación, hay que vigilarla, sobre todo en lo que se refiere  a las legumbres, las bebidas gaseosas, las levaduras y los hidratos de carbono, que producen digestiones fermentadas, y asegurar un buen tránsito intestinal con la ingesta de agua, que mantiene el bolo alimenticio con el suficiente volumen como para garantizar una evacuación casi diaria”, explica la doctora Royo.
La aplicación de cremas específicas para esta zona es el mejor complemento, así como los distintos productos de la categoría “vientre plano” que se pueden encontrar en la farmacia.
En cuanto a los tratamientos de instituto, los más recomendables en este caso son la mesoterapia, la carboxiterapia (microinyecciones de anhídrido carbónico que ayuda a destruir las células grasas y estimula la microcirculación), la radiofrecuencia bipolar en 3D (calentamiento de la piel en tres dimensiones para contraer las fibras –en este caso, abdominales-, remodelar el colágeno y destruir las células grasas) y la ultracavitación grasa (ultrasonidos de banda estrecha que permite reducir hasta 2,5 cm por sesión).

En cuanto al trasero, dos son los principales enemigos con los que tienen que lidiar los glúteos: la flacidez y la celulitis. La primera es la principal responsable del cambio de estructura que padece esta zona del cuerpo a medida que vamos cumpliendo años, mientras que la celulitis suele manifestarse en forma de los característicos hoyuelos de la piel de naranja. “Para controlar la posición, la proporción, el tamaño y la consistencia de los glúteos es necesario vigilar de cerca el tono muscular, el estado de la piel  y la evolución de la capa grasa. Ello se consigue mediante dos estrategias: el ejercicio aeróbico y tonificante (para mantener un buen tono muscular y un correcta proporción de los glúteos) y el tratamiento médico-estético (para controlar la instalación de la celulitis en la zona, mantener la textura de la piel, tonificar y corregir los tractos fibrosos del tejido celular subcutáneo)”, comenta la doctora Almudena Royo Pérez, de la Unidad de Medicina Estética Corporal del IML. La mesoterapia, la carboxiterapia y la radiofrecuencia Bipolar en 3D también son muy efectivas en esta zona.


PIERNAS LIGERAS…. Y APTAS PARA EL TURISMO

La puesta a punto de las piernas no sólo pasa por “mejorar lo presente” (esto es, depilación, tratamiento de la celulitis… ) sino también por la preparación frente a posibles molestias y alteraciones directamente relacionadas con esta época del año. Es el caso de los problemas de circulación (hinchazón, varices, sensación de pesadez…) cuyos síntomas se agudizan con el calor. En la farmacia es posible encontrar un amplio repertorio de productos especialmente concebidos para aliviar este problema y conseguir unas “piernas ligeras”. Estas formulaciones se basan en la fitoterapia y los aceites esenciales. Según datos del Estudio Infito, un 8,5 por ciento de los consumidores de plantas medicinales lo hacen para el tratamiento del problema de la insuficiencia venosa, y entre estas soluciones que ofrece la fitoterapia destaca por méritos propios la vid roja; consumida por vía oral o aplicada tópicamente, esta planta produce un alivio inmediato y mejora notablemente los problemas de circulación en las piernas.  En cuanto a los aceites esenciales, su gran baza es la excepcional capacidad que tienen para atravesar la epidermis, actuando como “agentes de transporte” que facilitan la penetración en la piel de otros principios activos. Esta penetrabilidad les permite alcanzar la circulación veno linfática de retorno, actuando como auténticos tónicos venosos, ejerciendo un efecto antiinflamatorio y desenfiltrante e, incluso, actuando a modo de analgésico sobre las múltiples sensaciones dolorosas que produce la insuficiencia veno-linfática: pesadez, calambres, hormigueo… Entre los aceites esenciales incluidos en los productos “piernas ligeras” destacan ciprés, enebro, geranio, hinojo, jara, limón, venta, pino silvestre, naranja y tomillo.

Directamente relacionado con la acción del calor sobre la circulación (entre otros factores) se encuentra lo que se conoce como Síndrome de la Clase Turista. “Consiste en la aparición de una trombosis venosa profunda  o de una complicación más grave, la embolia pulmonar, en personas que han realizado un viaje de más de cuatro horas”, explican los doctores Carlos Lisbona y Xavier Puncernau, de la Unidad de la Cirugía Láser de Varices del Centro Médico Teknon, de Barcelona, quienes explican que las personas con más riesgo de padecer este síndrome son aquellas que tienen problemas circulatorios, como varices; las que anteriormente han padecido trombosis o las diagnosticadas de enfermedades hematológicas, así como las embarazadas. Para preparar a las piernas frente a este riesgo, los expertos recomiendan adoptar una serie de medidas:
-Beber con regularidad pequeñas cantidades de agua para evitar la deshidratación.
-Llevar ropa y calzado cómodos.
-Cuando haya que permanecer mucho tiempo sentado, realizar círculos de tobillo, girando los dos, uno en el sentido de las agujas del reloj y el otro al contrario, con la punta de los pies en el suelo y los tobillos izados.
-Hacer flexiones de pies, apoyando el talón en el suelo y levantando la punta hacia arriba.
-Levantar la rodilla, y con la espalda apoyada sobre el respaldo, subir una de las piernas a media altura  con la rodilla flexionada, mientras se contrae el muslo. Bajar la pierna relajando la musculatura y repetir el ejercicio con la otra pierna.


A VUELTAS CON EL SUDOR

Sudamos durante todo el año pero qué duda cabe que es en verano, con el calor intenso, cuando la sudoración puede convertirse en un auténtico problema. De ahí la importancia de elegir el desodorante más adecuado. Hay muchas variedades y presentaciones en el mercado, pero los fabricantes tienen una premisa común: eliminar las sales de aluminio de su composición e incluir otros ingredientes que no se limitan a retener la humedad de las axilas, sino que impiden la degradación de la transpiración en malos olores. El “último grito” en cuanto a su formulación es la inclusión de aceites esenciales (firmas como Nuxe y Sanoflore acaban de lanzar productos que contienen estos ingredientes).

¿El desodorante ideal? Según los expertos, es aquel que combinan tanto fragancias como ingredientes antiperspirantes. Eso sí: hay que recordar siempre que no hay desodorante que sea eficaz si la piel sobre la que se aplica no está limpia

Sin embargo, hay ocasiones en las que el uso del desodorante no es suficiente para frenar la sudoración. Es el caso de las personas que padecen hiperhidrosis (exceso de sudor), un problema que afecta aproximadamente a un tres por ciento de la población, sin distinguir entre hombres y mujeres,  y que se caracteriza por la aparición del sudor en grandes cantidades como respuesta exagerada a estímulos particulares. En estos casos, ha demostrado su efectividad el tratamiento con la toxina bolutínica (el popular botox), aplicado con la finalidad  de cortar ese exceso de sudoración. La doctora Natalia Ribé, directora médica del Instituto del mismo nombre, nos explica en qué consiste este tratamiento: “Se infiltra el botox en diferentes puntos, subcutáneamente. Las zonas en las que se suele aplicar son las palmas de las manos, las axilas y la planta de los pies. El procedimiento se realiza previa aplicación de anestesia local tópica (o con crioanestesia en la zona de las axilas). Una vez finalizado el tratamiento, el paciente puede realizar sus actividades normales y se le advierte que empezará a notar una disminución de la sudoración entre el cuarto y el séptimo día”.


EL AUTOBRONCEADOR, UN ALIADO

Para que la transición entre el blanco invernal y el moreno veraniego sea menos “traumática” contamos con la ayuda de un cosmético que año tras año se ha ido perfeccionando: el autobronceador. Básicamente, se trata de productos que incluyen una sustancia, la dihidroxiacetona, que tiene la peculiaridad de reaccionar con las células de la piel  proporcionándole un tono similar al bronceado. Los autobronceadores de nueva generación se revisten de texturas tan sutiles y sencillas de aplicar como el mousse y, también han sustituido su peculiar olor por fragancias mucho más agradables. Las pautas para sacar todo el partido a estos productos son muy sencillas de seguir:
-Exfoliar previamente la zona dónde se va a aplicar (cara, cuerpo o ambos) para asegurar así un resultado lo más uniforme posible.
-Secar bien la piel e ir aplicando el producto con movimientos circulares y  más o menos en el siguiente orden: tobillos, piernas, brazos, parte externa de las manos, pecho, hombros y espalda, dejando para el final los codos y las rodillas, zonas en las que el producto ha de aplicarse con las articulaciones dobladas.
-En la cara, hay que depositar un poco de producto en las manos, frotar ligeramente y extender cuidadosamente por todo el cutis, aplicándolo primero en sentido vertical y después horizontalmente, para prevenir la aparición de “claros”. Hay que tener cuidado de que la aplicación en la zona de la nariz sea lo más uniforme posible, así como masajear suavemente la zona de la línea del pelo y el contorno de los ojos.
-Se recomienda esperar al menos 10 minutos antes de vestirse o ducharse.


DIETA MEDITERRÁNEA EN LA PIEL

Desde hace ya mucho tiempo los expertos han arrojado numerosas evidencias científicas sobre los beneficios que la dieta mediterránea tiene para la salud, siendo sus virtudes antienvejecimiento una de sus principales bazas, debido al elevado poder antioxidante de la mayoría de sus componentes. Uno de ellos, el vino tinto, se ha revelado –tomado en las dosis adecuadas, eso sí- como el mejor aliado del corazón y, también, como una más que sabrosa arma antiedad. ¿Su secreto? El resveratrol, un polifenol que se encuentra en el pellejo de la uva morada y en productos derivados como el vino o el mosto. Debido a su potencial antioxidante, no es de extrañar que la industria cosmética haya puesto sus ojos en esta molécula, descubriendo otra de sus virtudes: el resveratrol es capaz de activar la sirtuina, la enzima responsable de retrasar el envejecimiento de la piel, aumentando la vitalidad celular y disminuyendo el deterioro que el paso del tiempo produce en ella. Todas estas evidencias han hecho que en los últimos tiempos la “vinoterapia” se haya convertido en el tratamiento estrella en spas, balnearios y centros de estética, ya que supone la forma más directa de que la piel entre en contacto directo con todo este potencial de beneficios, sobre todo en épocas como ésta en la que se impone una puesta a punto exprés.  Además, cada vez son más las firmas cosméticas que incluyen el resveratrol en sus formulaciones. Una de las más novedosas es Rejuvenecedora Crema de Vino  con resveratrol, de Armonía Bio.


CIRUGÍA: ¿ES BUEN MOMENTO?

Tradicionalmente, los expertos recomendaba realizar las operaciones de cirugía estética durante los meses invernales. Sin embargo, y como consecuencia de los avances producidos en este campo, algunos de estos criterios están cambiando. Según el doctor Ángel Juárez, jefe de la Unidad de Cirugía Plástica y Estética del Hospital de La Zarzuela, de Madrid, “actualmente las condiciones de vida han variado y, consiguientemente, también lo han hecho en lo referente a la cirugía plástica por varios motivos, entre los que destaca el hecho de que los post-operatorios son más rápidos, ya que las técnicas quirúrgicas resultan menos invasivas y, además, existen tratamientos y productos para disminuir la posible hinchazón y los edemas. A esto hay que unir el hecho de que los protectores solares han experimentado importantes avances en lo que se refiere a su acción pantalla total (la recomendación de no exponerse directamente al sol es una indicación típica de estos post-operatorios) y, también, que la recuperación de algunas de las intervenciones más frecuentes es tan sólo de 15 días. Por tanto, un lifting total o parcial, un aumento de pecho y las diferentes correcciones de nariz, orejas, cola de ceja, blefaroplastia, etc son perfectamente asumibles en los meses de estío en incluso en pleno agosto”.

Sin embargo, el experto advierte que hay algunos tratamientos, tanto quirúrgicos como no quirúrgicos, que sí están desaconsejados en esta época del año. Es el caso del láser (de cualquier tipo) y las liposucciones.


FITNESS CONTRARRELOJ ¿QUIERES? PUEDES

Pese a que está demostrada de sobra su incidencia tanto en el mantenimiento de la figura como en el control de los kilos de más (además de sus innumerables beneficios para la salud), la práctica de ejercicio es una asignatura pendiente para la mayoría de las personas. ¿Culpable? Fundamentalmente, la tan manida frase de “no tengo tiempo”.  Los principales expertos en el tema han tenido en cuenta esta circunstancia y la han aplicado a las nuevas propuestas que permiten, en pocos minutos al día, alcanzar una forma física estupenda, quemar más calorías y moldear la figura allí dónde se necesita.

El lanzamiento más reciente es EA Sports Active, un programa para la consola Nintendo Wii que permite realizar un programa de fitness personalizado (con personal trainner incluido) que cuenta con el respaldo de la Fundación Española del Corazón. “Los beneficios que una vida activa nos aporta, como contrapunto a los riesgos ligados al sedentarismo, abarcan desde los puramente orgánicos (cardiovasculares, metabólicos, músculo-esqueléticos) hasta los más relacionados con la mente (mejora de la autoestima y reducción de la ansiedad). Para alcanzar este objetivo es preciso que aprendamos a disfrutar del ejercicio físico y, sin duda, este tipo de iniciativas dirigidas a ponerse en forma sin salir de casa son un magnífico medio para conseguirlo”, señala el doctor Carlos de Teresa, especialista en Medicina del Deporte y director del Área Salud del Programa de Alimentación y Salud de la Fundación Española del Corazón. (Más información en www.easportsactive.es).

Para las que necesitan estar contraladas “más de cerca”, la cadena Curves acaba de presentar su sistema de “fitness inteligente”, Curves Smart, que consiste en la práctica de un programa personalizado, basado en un circuito de 30 minutos de duración y elaborado  en función de unos objetivos a conseguir y unas pruebas físicas previas. La novedad es la introducción de una tecnología que ofrece a la usuaria información instantánea de su nivel de esfuerzo, ritmo cardiaco, velocidad de movimiento, etc, lo que permite una optimización máxima del entrenamiento. (Curves dispone de centros en toda España. Para conocer las direcciones, entrar en www.curveseurope.com).


FOTOPROTECTORES Los aplicamos mal

No hay mejor puesta a punto de la piel de cara a las inminentes vacaciones que tener las ideas muy claras acerca de cómo, dónde y cuándo hay que utilizar los productos que la protegen frente a la acción de las radiaciones solares.

Los resultados de la reciente Encuesta Nacional de Fotoprotección llevada a cabo por el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, ha puesto de manifiesto que, si bien cada vez estamos más concienciados sobre la necesidad de una correcta fotoprotección, a la hora de recurrir a ella fallamos en lo más básico: la aplicación. Según los datos arrojados por esta encuesta, realizada sobre un total de 1.923 personas, sólo el 12,4 por ciento se aplica de forma correcta el fotoprotector. La pauta recomendada es hacerlo sobre la piel seca 30 minutos antes de la exposición y cada vez que se sale del agua. Sin embargo, el 44 por ciento de los encuestados se aplica el fotoprotector en  la playa o la piscina, un  31,7 por ciento lo hace inmediatamente antes de la exposición y  el 23,7 por ciento lo hace indistintamente sobre la piel seca o húmeda. Además, sólo el 23 por ciento sabe cuál es la cantidad adecuada de producto para que éste cumpla debidamente su función sobre la piel: 2 mg/cm2 (el equivalente a 6-7 cucharaditas de café) para el cuerpo de un adulto.

En lo que respecta a otros aspectos de la fotoprotección, parece ser que tenemos los conceptos más claros. Así, por ejemplo, el 90 por ciento de los encuestados conoce lo que significa “factor de protección solar” y el 79 por ciento lo sabe relacionar con las categorías de protección (baja, media, alta y muy alta). Así mismo, el 62 por ciento conoce el significado de “índice ultravioleta” (UVI) y el 62 por ciento también lo tiene en cuenta a la hora de elegir el fotoprotector.

Por otro lado, el 70 por ciento de los encuestados adquiere estos productos en la farmacia y el 61,4 por ciento suele consultar al farmacéutico sobre la fotoprotección. En este sentido, hay que señalar que este papel de asesoramiento que lleva a cabo el farmacéutico es fundamental, ya que aconseja cuál es el producto más indicado teniendo en cuenta el fototipo, la edad, el tipo de piel y la zona donde vaya a utilizarlo. Así mismo, su consejo es muy importante cuando se trata de situaciones especiales: niños, embarazadas, etc.

El objetivo de esta encuesta ha sido conocer las necesidades de información de los ciudadanos sobre protección solar, de forma que los farmacéuticos puedan adaptar sus mensajes a la población. La conclusión a la que han llegado los artífices de esta iniciativa es que la población española aprueba “raspado” en sus conocimientos sobre protección.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?