ESTÁS LEYENDO...

¡por favor! ¿hay un farmacéutico en la sala?.

¡por favor! ¿hay un farmacéutico en la sala?.

¡POR FAVOR! ¿HAY UN
FARMACÉUTICO EN LA SALA?

Esta frase que oí no hace mucho
mientras cenaba en un restaurante de mi ciudad, no es más que la reflexión para
entender cómo ha cambiado en los últimos años la percepción que tiene la sociedad
sobre nuestra profesión. En la magnifica obra de Gustave Flaubert, Madame Bovary, puede verse cómo el
boticario Homais tiene el establecimiento más importante de la localidad, desde
donde dicta su magisterio intelectual y en cuyo lugar cuenta con una importante
clientela. Homais es un farmacéutico liberal, amante
del progreso, convencido de que la ciencia está destinada a mejorar la sociedad,
y partidario de que la industria transforme las relaciones sociales. Lamentablemente,
esta imagen del farmacéutico como referente sanitario se perdió progresivamente
a lo largo del siglo XX, impulsado por la llegada de los específicos a la
farmacia y el empuje de la industria farmacéutica. En este contexto, no debe
sorprendernos que destacadas figuras piensen que somos una profesión sin
identidad propia y que la sociedad no percibe claramente la función que
desempeña un farmacéutico. Ahora, aunque tímidamente, empieza un nuevo repunte
en el que parece que la sociedad vuelve a reconocernos como agentes de salud,
tal como lo hace con los médicos y enfermeros. Debemos contribuir a que este
pensamiento arraigue con los hechos, de manera que la sociedad pueda percibir y
palpar que realizamos una labor imprescindible y fundamental para la salud
pública. Lograr que esa valoración tan positiva sobre la figura del
farmacéutico que revelan las encuestas en el ciudadano de a pie, trascienda a
las instituciones. En definitiva, debemos contribuir a que se sienta la
farmacia como lo que es, un establecimiento sanitario. Y esta nueva orientación
exigirá nuevos planteamientos. Solamente formándonos y adaptando nuestros
conocimientos a las necesidades reales de la población, de nuestra población, habremos
conseguido nuestro objetivo.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page