Postura del triángulo.

Una vez
que se domina la técnica y se conoce cómo hacer las principales posturas, es
muy recomendable dedicar todos los días un tiempo para realizar yoga en casa,
especialmente aquellas posturas que han demostrado ser más efectivas frente al
estrés. Es importante realizar estas posturas con el estómago vacío, prendas
cómodas y holgadas y sobre una superficie ni demasiado dura ni demasiado
blanda, controlando en todo momento la respiración:

4-Postura
del triángulo. De pie, con las piernas juntas y estiradas, separa las piernas,
con las rodillas bien rectas y las plantas de los pies pegadas al suelo. Coloca
los brazos en cruz, con las palmas hacia el suelo. Inclina lateralmente el
tronco hacia el lado derecho hasta que puedas y, después, sigue descendiendo,
desplazando la mano a lo largo de la piernas, hasta tocar el pie derecho. Gira
la cabeza para mirar al techo, mantén unos segundo y repítela hacia el otro
lado.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page