ESTÁS LEYENDO...

¡Prepara tu piel para el verano! Luminosa y suave,...

¡Prepara tu piel para el verano! Luminosa y suave, todos querrán estar en tu piel

¡Prepara tu piel para el verano! Luminosa y suave, todos querrán estar en tu piel

Las primeras exposiciones al sol, el viento, el cloro de las piscinas o el aire acondicionado, son algunos de los factores externos que más castigan nuestra piel. Por eso en esta estación del año debemos cuidarla de una forma especial. El Centro Dermatológico Estético de Alicante
Sigue ofrece una serie de consejos para conseguir un bronceado seguro, eficaz y un tacto de seda.

Exfolia e hidrata

Empieza aplicándote un exfoliante suave y date un suave masaje, puedes utilizar las manos o una esponja, al aclararlo utiliza agua fría para conseguir un efecto tonificante. Este proceso regenera la epidermis eliminando las células muertas y favorece la mejor absorción de los productos que utilices después.

Cada día sin excepción, aplícate una crema hidratante adecuada a tu tipo de piel y extiéndela con suaves masajes circulares en sentido ascendente hasta que se absorba por completo. Recuperarás la elasticidad y suavidad de tu piel.

Aliméntala y protégela

Porque lo que comes también se refleja en tu piel, debes beber un mínimo de dos litros de agua al día, sin esperar a tener sed. Otra manera de cuidar nuestro cutis es tomando cinco raciones diarias de fruta y verdura, ya que estos alimentos alcanzan entre un 80 y un 90 por ciento de su peso en agua, tienen antioxidantes que nos ayudan a minimizar la oxidación de la piel y vitaminas fundamentales para luchar contra los radicales libres y el prematuro envejecimiento de la piel. Para evitar arrugas, quemaduras y otras lesiones más graves, si eres de las que se levantan y se van corriendo a tomar el sol, aprovecha las ventajas que te ofrecen las lociones con filtros solares, así en un solo gesto conseguirás hidratación y protección.

Es muy aconsejable que previa a la exposición solar nos asesoremos si estamos tomando alguna medicación que pueda verse afectada por la exposición al sol produciendo las llamadas fotoalergias, con el fin de sustituirla o evitar la exposición al sol. No dejes pasar tampoco las soluciones con vitaminas o con agentes protectores de la oxidación cutánea.

Los codos, rodillas y talones, también existen

Son siempre los grandes olvidados y como no se protegen durante el invierno en verano nos dan miedo enseñarlos. Debido a que la piel de esta zona es de textura y consistencia más gruesa, es frecuente que nos encontremos con unos codos escamados y blanquecidos, talones agrietados o que nuestras rodillas estén arrugadas y secas. Para evitarlo, la esteticista Felicidad Carrera, recomienda exfoliarlos en profundidad, hidratarlos con cremas específicas para estas zonas y darles unos masajes para actuar la circulación de la sangre.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?