ESTÁS LEYENDO...

Prevenir fracturas está en tu mano.

Prevenir fracturas está en tu mano.

t=”300″ v>

PREVENIR FRACTURAS ESTÁ EN TU MANO

Se habla mucho de osteoporosis, pero, ¿te has planteado que puedas tenerla?

A partir de los 50 años, el colectivo de mujeres que sufren osteoporosis sin saberlo es mucho mayor de lo que podamos imaginar: sólo el 15 % de las mujeres que padecen esta enfermedad consideraba que pudiera padecerla, según datos extraídos de un estudio realizado por la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF en sus siglas inglesas). Calificada como enfermedad silente, la osteoporosis puede desarrollarse durante años sin que haya manifestación alguna de síntomas, hasta que se produce la tan temible fractura que, sólo en Europa, se produce cada 30 segundos.

El proceso

La osteoporosis se caracteriza por una baja masa ósea y por el deterioro del tejido óseo, lo que da lugar a que los huesos se vuelvan frágiles y propensos a sufrir fracturas. Es una enfermedad del esqueleto causada por un desequilibrio en el ciclo de reconstrucción ósea del organismo, lo que da lugar a una pérdida de hueso. De igual modo a lo que sucede con las células de la piel, existe una continua eliminación y renovación del hueso, lo que sirve para que el esqueleto esté firme y sano. En los aledaños de los 40 comienza a producirse una pérdida global de masa ósea, lo que unido a la ruptura del equilibrio entre la pérdida y renovación del hueso propia de la menopausia, lleva a que la pérdida de hueso se acelere.

Chequea tus huesos

Con el tiempo, las mujeres que padecen osteoporosis pueden llegar a perder hasta la mitad de su masa ósea. Según datos de la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO), una pérdida de tan sólo el 10 % de masa ósea en la columna puede duplicar el riesgo de sufrir fracturas de columna (vertebrales), y una pérdida del 10 % de masa ósea en la cadera incrementa el riesgo de padecer una fractura de cadera en 2,5 veces.

El método más preciso de evaluar la densidad mineral ósea (DMO) y por lo tanto, el riesgo de padecer fracturas, es la densitometría mineral ósea, una prueba indolora e inocua que permite confirmar el diagnóstico, predecir el riesgo de fractura y comprobar la eficacia de la medicación en las mujeres ya sometidas a tratamiento. Aunque se puede detectar una fractura mediante rayos X, este método resulta menos fiable a la hora de detectar la pérdida de hueso, demostrando verdaderamente su eficacia en el momento en que ésta alcanza el 30 % de la masa ósea total y la enfermedad ya se encuentra muy avanzada. Respecto a las decisiones que se tomen a la hora de prescribir un tratamiento, éstas deben basarse en la evaluación clínica, incluyendo también los factores de riesgo y la densidad mineral ósea del paciente.

Las mujeres de origen caucásico son el colectivo étnico más propenso a sufrir fracturas osteoporóticas

Cadera, columna y muñeca: primeras candidatas

Tras la menopausia se produce un adelgazamiento y debilitamiento del hueso que lleva a producir fracturas, fundamentalmente de cadera, columna y muñeca, que llegan a ser altamente incapacitantes. Las fracturas de columna pueden provocar una curvatura más acusada de ésta y una pérdida de estatura, acompañada de dolor de espalda de causa desconocida. Cuando se produce un colapso total de las vértebras se habla de un aplastamiento vertebral. Por si fuera poco y siempre según datos de FHOEMO, las fracturas de cadera presentan un índice de mortalidad de entre el 15 y el 30 %, produciéndose la mayor parte de los fallecimientos durante los seis meses posteriores a la fractura. Entre las medidas preconizadas por la OMS para prevenir las fracturas se citan fundamentalmente el abandono del tabaco, la moderación en el consumo de alcohol y la realización de ejercicio físico.

Camino de una epidemia mundial

La Organización Mundial de la Salud ha advertido que la osteoporosis constituye uno de los problemas de salud más importantes, superados únicamente por la incidencia de las enfermedades cardiovasculares. En todo el mundo, 200 millones de mujeres la padecen, afectando a una tercera parte de las mujeres de entre 60 y 70 años, y a dos terceras partes de aquellas mayores de 80. Basándose en los cambios demográficos que se producen en todo el mundo, e incluyendo el cada vez mayor número de personas mayores, es posible afirmar que existe el riesgo inminente de sufrir una “epidemia” de osteoporosis. En palabras del Dr. Manuel Díaz Curiel, presidente de FHOEMO, ” en la medida que envejece la población mundial, la osteoporosis se convierte en una prioridad. A menos que nos enfrentemos adecuadamente a ella, para lo que disponemos de tratamientos eficaces y cómodos de administración, la osteoporosis dará lugar a millones de fracturas de cadera y de otro tipo, por no hablar de las pérdidas económicas de miles de millones de euros cada año”.

“Osteoporosis: que no te rompa la vida”

Éste es el nombre de la campaña preventiva puesta en marcha por FHOEMO, para la concienciación del riesgo y las consecuencias de la osteoporosis. Dicha campaña, en la que colaboran los laboratorios Merck Sharp & Dhome (MSD) y Puleva, se desarrollará en más de una veintena de municipios de toda la geografía española, con el objetivo de destacar la importancia del diagnóstico precoz, sobre todo en las mujeres menopáusicas. La campaña, que ha comenzado el pasado mes de marzo, se desarrollará durante los meses de abril, mayo, junio, septiembre y octubre, y en ella las mujeres podrán realizarse una densitometría ósea y asistir a charlas informativas sobre esta enfermedad.

Línea de teléfono gratuita sobre osteoporosis, (FHOEMO):

900 100 502

www.cuidatushuesos.com



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page