ESTÁS LEYENDO...

Primeros auxilios en la nieve.

Primeros auxilios en la nieve.

Si hay un deporte en el que los accidentes sean más frecuentes, ése es el esquí y el snowboard. Concretamente, el 60 % de las lesiones que se producen en la nieve afectan a los miembros inferiores, especialmente las rodillas, el 20 % a las manos, el 10 % son traumatismos craneoencefálicos y el resto de columna. Unas pequeñas nociones sobre primeros auxilios nunca te habrán resultado tan útiles:

  1. Elige bien las botas y el equipo según la modalidad que vayas a elegir. Colócate bien las primeras para evitar lesiones de tobillo. Para el esquí alpino hay que calzarse unas botas rígidas. Sin embargo para el snowboard se precisan unas de menor rigidez que permita una mayor movilidad en las extremidades inferiores.
  2. La mayoría de las lesiones se suelen producir al principio y al final del ejercicio, por lo que conviene iniciar suavemente y no abusar del esfuerzo físico.

También hay que prestar atención al tipo de nieve, ya que cada una requiere su técnica: la nieve polvo es la más adecuada, sobre todo para el aficionado; la nieve dura hace difícil el equilibrio y en ella hay que esquiar con las rodillas bien flexionadas para mantener el equilibrio; la nieve primavera (caracterizada por tener una capa inferior muy dura y una superior de escasa consistencia) puede hacer que en los giros los esquís se hundan provocando lesiones de rodilla y tibia, por lo que los giros hay que hacerlos suavemente y muy amplios, con las piernas bien flexionadas; la nieve virgen característica de las zonas “fuera de pista”, requiere una posición un poco retrasada y las rodillas más flexionadas de lo normal.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page