ESTÁS LEYENDO...

Principal consecuencia de la enuresis: problemas d...

Principal consecuencia de la enuresis: problemas de autoestima

Principal consecuencia de la enuresis: problemas de autoestima

La Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria (SEPEAP), acaba de celebrar en Málaga, en el transcurso de su 32 Congreso Nacional, elSimposio, Novedades en Enuresis Nocturna” para actualizar los conceptos básicos de abordaje y tratamiento de esta enfermedad que  se estima que afecta al 16% de los niños a los 5 años. Aunque son casos esporádicos y poco frecuentes, la enuresis puede llegar a la edad adulta “es un problema de causa multifactorial cuya principal consecuencia es la vergüenza, el problema de autoestima que sufre el niño que la padece”, asegura el Dr. Víctor Manuel García Nieto, Nefrólogo pediátrico, Hospital Nuestra Señora de la Candelaria,  Coordinador del Grupo de Historia de la Pediatría de la SEPEAP y uno de los ponentes.

La enuresis es la eliminación nocturna, involuntaria y funcionalmente normal de orina que ocurre a una edad en la que cabe esperarse en el niño un control voluntario de la micción. Cuando un niño moja la cama por las noches lo primero que deben hacer los padres es acudir al pediatra, quien diagnosticará el problema, recomendará una serie de medidas conductuales, para lo que es importante contar con la colaboración del niño, pedirá que refleje sus escapes de orina en un calendario miccional y, de ser necesario, le derivará al especialista.

“Una condición constante en el niño enurético es el trastorno del despertar, niños que duermen muy profundamente. Además tienen un exceso de volumen de orina por la noche” asegura el Dr. García Nieto. De no resolverse el problema, se optará por el tratamiento farmacológico, para el doctor “uno de los grandes avances es la desmopresina, es el único fármaco que no solo actúa reduciendo el volumen de orina, sino que actúa en el trastorno del despertar, por eso es tan eficaz “.

Para los expertos, la enuresis está infradiagnosticada porque hay padres que aun consideran el problema como algo normal al haberlo padecido en su niñez. Laenuresis tiene un importante componente genético, la probabilidad de padecerla aumenta si uno de los progenitores la sufrió de pequeño y se multiplica cuando fueron los dos.

En su presentación, el nefrólogo ha hecho una retrospectiva sobre el abordaje de la enuresis a lo largo de los años “la historia de la enuresis es un museo de los horrores, se han cometido auténticas barbaridades para tratar la enuresis en el pasado, cosas absolutamente increíbles como poner un tapón en el meato en los varones,  suspenderlos boca abajo del techo, aplicar corrientes eléctricas, emplastos, etc.”. Es muy importante entender que mojar la cama escapa al control del niño y que, en ningún caso, se le debe castigar por ello.

La SEPEAP cuenta con una guía que tiene por objetivo ayudar a los pediatras en el abordaje de esta enfermedad con importantísimas consecuencias para el niño. En ella se establecen los criterios diagnósticos, se hace una clasificación de la enuresis nocturna, su epidemiología, la secuencia del control de esfínteres, la etiología y los factores asociados o desencadenantes, el diagnóstico y tratamiento, así como los criterios de derivación.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.