ESTÁS LEYENDO...

Los beneficios de los PROBIÓTICOS

Los beneficios de los PROBIÓTICOS

Los beneficios de los PROBIÓTICOS

“Tengo un hijo de 12 años al que cada vez que le mandan antibióticos le dan diarreas, lo que me obliga a suspender el tratamiento. Es un niño que se pone malo con mucha facilidad. Me han aconsejado que le de probióticos junto con los antibióticos. ¿Previenen los probióticos las diarreas ocasionadas por los antibióticos?” Patricia A (Almería)

La diarrea es uno de los problemas frecuentes derivado del uso de antibióticos. Ello se debe a que esta medicación altera la flora intestinal, dando lugar a un crecimiento exagerado de bacterias como la denominada Clostridium difficile, que es la que con mayor frecuencia se ha asociado a su consumo. Este cuadro diarreico se trata con la retirada del antibiótico que lo ha ocasionado, la rehidratación del paciente y el suministro de los electrolitos (sales) que necesita. Estas medidas, junto con la modificación de la dieta durante el tiempo que dure el cuadro, suelen ser suficientes para resolver favorablemente la mayoría de los casos de diarrea producida por antibióticos.

Pero hay una opción profiláctica o terapéutica adicional, relacionada con los alimentos funcionales denominados probióticos, que como bien dices podrían formar parte del tratamiento nutricional de la diarrea por antibióticos. Según la Organización Mundial de la Salud, “los probióticos son microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo hospedador”. Por lo tanto, los alimentos probióticos son alimentos a los que se han añadido microorganismos que permanecen activos en el intestino y ejercen importantes efectos fisiológicos. Y que ingeridos en cantidades suficientes, pueden tener efectos beneficiosos, como en el caso de tu hijo, y contribuir al equilibrio de su flora intestinal potenciando su sistema inmunitario, ya que aunque pueden atravesar el aparato digestivo y recuperarse vivos en los excrementos, también se adhieren a la mucosa intestinal. Los yogures frescos y otros productos fermentados de la leche, como el kéfir, el jocoque contienen esta clase de microorganismos y, por tanto, son alimentos probióticos. Pero no todos los probióticos son iguales, pues sus beneficios dependen de las cepas que contienen, siendo los más efectivos los que incluyen Lactobacillus y Saccharomyces boulardii. Ahora teresabien, hoy encontramos en la zona de productos lácteos y suplementos nutricionales una verdadera jungla de marcas y ofertas que despierta escepticismo: los probióticos, suplementos dietéticos y la parafarmacia en general producen grandes expectativas en los usuarios, pero muchas de las propiedades antiobesidad, antiarrugas, antiflatulencia, anticansancio, promemoria que preconizan, deben estar respaldadas por estudios clínicos irreprochables y rigurosos. Es aconsejable por ello que nos dejemos asesorar por nuestros consejeros de la salud, los farmacéuticos, que tan a mano los tenemos.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.