ESTÁS LEYENDO...

Síntomas de Otitis media – Problemas de oído...

Síntomas de Otitis media – Problemas de oído y su tratamiento

Síntomas de Otitis media – Problemas de oído y su tratamiento

El Tercer Estudio Audimer sobre Problemas de Oídos concluye que más de la mitad de la población desconoce cómo llevar a cabo una correcta higiene y limpieza de los oídos que ayuden a prevenir los problemas de oídos.  El doctor Miguel Caballero, otorrinolaringólogo del Hospital Clínic de Barcelona asegura que “además de los factores medioambientales y la exposición a fuertes ruidos, la gran mayoría de los problemas de oído tienen su origen, directa o indirectamente,  de la falta de higiene del oído personal como una acumulación excesiva de cerumen en el pabellón“.

 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos
Ranking de los problemas de oídos de los españoles

Según se desprende del Estudio Audimer en 2010, los cinco problemas de oídos más comunes entre los españoles son la pérdida de audición (35% de la población), la otitis (23%), los tapones de cerumen (15%), la tinnitus (15%) y los vértigos (9%).

El Tercer Estudio Audimer sobre Problemas de Oídos desvela que un 32% de la población no hace nada para prevenir los problemas de oídos con una correcta higiene sino que simplemente deja que se vaya sola la suciedad o aguanta hasta que el tapón se acreciente y no le quede más remedio que acudir a la consulta del otorrino para que se lo extraiga (8% de los encuestados). Por su parte, el 36% utiliza bastoncillos para eliminar la cera y un 18% utiliza soluciones de agua marina. El porcentaje restante, compuesto por un 6% de la población, utiliza métodos rudimentarios como introducir el dedo u otros objetos punzantes como horquillas o velas

Piscinas versus playas: ¿cómo afectan a nuestros oídos?

Afortunadamente, en verano existe una gran concienciación sobre la necesidad de proteger la vista y la piel de la radiación UV pero todavía queda un gran camino por recorrer hasta que la población interiorice la necesidad de cuidar la higiene del oído. “Es fundamental que los profesionales de la medicina reeduquemos a la población en la prevención e higiene del oído”, recuerda el doctor Caballero. “El motivo de consulta otológica más frecuente en verano se refiere a la sensación de pérdida brusca de audición de uno o ambos oídos después del baño y ello puede evitarse fácilmente con una buena limpieza del pabellón auditivo. La causa de esta patología se debe a que se hace sintomática la presencia de un tapón de cerumen, el cual, al entrar en contacto con el agua se dilata y provoca la obstrucción completa del conducto auditivo externo” , aclara.

El ambiente cálido y húmedo del verano se convierte en un caldo de cultivo para que la flora microbiana del oído crezca, de manera que es una de las estaciones en la que debemos cuidar especialmente nuestros órganos auditivos.

– PISCINAS: el cloro, el pH y otros productos químicos de las piscinas pueden irritar nuestras vías aéreas y la piel del conducto, lo que produce un cierre de la trompa de Eustaquio y acentúa el riesgo de infección. Es fundamental que elijamos aquellas que tengan limpiezas frecuentes y un control diario del cloro y del pH.

– PLAYAS:  en las aguas marinas el principal riesgo estriba en la presencia de bacterias y de partícula solidas como algas y en la existencia de cuerpos extraños, principalmente arena, que favorece la retención de cerumen y restos de piel, factores que promueven la aparición de otitis. Sólo debemos bañarnos en aquellas que estén en posesión de la bandera azul, la cual garantiza la mejor calidad e higiene del agua.

El Tercer Estudio Audimer también concluye que un 61% la población considera innecesarios los tapones para bañarse en playas y piscinas y que el 86% no hace uso de ellos, lo cual es positivo ya que los tapones para el agua no son, de manera generalizada, recomendados porque el tímpano aísla de manera natural el oído del exterior. Sí se recomiendan en el caso de pacientes con los conductos estrechos, los oídos más sensibles al cloro y al frío de las piscinas y las playas, o bien, las personas que ya hayan padecido anteriormente molestias y patologías leves de oídos.

La mejor alternativa al bastoncillo: el agua de mar

A pesar de que el Estudio concluye que el 54% de la población no sabe cómo prevenir problemas como el exceso de cúmulos de cerumen, los expertos coinciden en señalar que la utilización de soluciones de agua marina constituyen el mejor tratamiento para cuidar y prevenir los problemas de oído. “Difusores de agua marina permiten limpiar tanto el oído externo como el interno  de forma delicada y segura. Se trata de un lavado del oído apto para todo el mundo que retira periódicamente el exceso de cerumen, el polvo del exterior y los restos de la piel del conducto auditivo externo para evitar su acumulación y la formación de tapones de cera” asegura el doctor Miguel Caballero.

Este sistema delicado y seguro elimina el riesgo de lesiones del conducto auditivo externo y de perforaciones del tímpano que son los principales problemas con los que se encuentran habitualmente los otorrinolaringólogos como consecuencia de la mala higiene y el uso de los bastoncillos de algodón ya que “mediante su uso se erosionan las capas superficiales de la piel, permitiendo que la flora bacteriana o fúngica saprófita del oído pueda entrar y provocar la infección”.

Las principales ventajasde las soluciones de agua de mar son su carácter natural, el hecho de ser isotónico, estéril, sin conservantes para evitar alergias, sin gases propelentes y rico en bicarbonatos que favorece a la disgregación del cerumen y contiene minerales y oligoelementos que disuelven los ácidos grasos.

Antes de llegar a nuestros oídos, el agua de mar se somete a un cuidadoso proceso de biotecnología marina, donde se esteriliza y purifica, sin dejar de perder ninguna de sus cualidades beneficiosas para la higiene del oído.  En concreto, para un correcto hábito de higiene se recomienda aplicar el agua marina con propiedades terapéuticas dos o tres veces por semana.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?