ESTÁS LEYENDO...

Profesionales señalan la necesidad de desarrollar ...

Profesionales señalan la necesidad de desarrollar los estudios sobre la medicina hiperbárica

La conclusión final a las ponencias desarrolladas en el I Congreso de Medicina Hiperbárica HMCE, que ha tenido lugar en Estepona entre los días 18 y 20 de Septiembre, puede resumirse en la necesidad de desarrollar e incrementar los estudios sobre la Medicina Hiperbárica.

En este sentido, la frase más repetida por la ponente principal y autoridad mundial en la materia, la doctora Nina Subbotina, ha sido que hace falta unir todas las sinergias existentes en torno a la Medicina Hiperbárica para comparar los estudios que se están realizando en todo el mundo y poder sacar conclusiones científicas que permitan poder calificar como indicaciones oficiales una multitud de aplicaciones clínicas que a nivel profesional se sabe que tiene la Medicina Hiperbárica, aunque sin certificación oficial.

La organización del I Congreso de Medicina Hiperbárica HMCE ha calificado este evento de rotundo éxito, no sólo por la gran participación y aceptación que ha tenido entre los profesionales sanitarios, de los que han acudido en los tres días más de 200, sino por la calidad de las ponencias programadas.

Este evento,  organizado por el Centro Médico Hiperbárico de Estepona HMCE, con la colaboración del Ayuntamiento de Estepona, fue inaugurado en la noche del jueves por el alcalde de la ciudad, José María García Urbano, quien manifestó que el Ayuntamiento de Estepona apuesta por impulsar las iniciativas de salud que se crean porque contribuyen a generar un turismo de salud, muy en alza en los últimos tiempos. En este caso, señaló, hay que valorar la iniciativa de Alejandra, y su equipo, por la actitud valiente y emprendedora de instalar un Centro de Medicina Hiperbárica en la localidad, y mejorar la asistencia y prestaciones de las que pueden disponer los ciudadanos.

Por su parte, la directora del Centro Médico Hiperbárico de Estepona, Alejandra Licintuña, tras agradecer la colaboración tanto a los ponentes como al Ayuntamiento de Estepona y el apoyo recibido por el Colegio Oficial de Médicos de Málaga, emplazó a los presentes a nuevas ediciones de este congreso, así como a otras iniciativas divulgativas que se iniciarán desde el Centro Médico Hiperbárico de Estepona, “porque sin duda seguiremos realizando todo aquello que esté a nuestro alcance para difundir los beneficios de esta especialidad médica como es la Medicina Hiperbárica”, señaló.

Entre las ponencias desarrolladas en este congreso, la doctora Subbotina habló de “Las úlceras crónicas. Cómo el Oxígeno Hiperbárico (OHB) ayuda en la cicatrización”. La doctora explicó a los presentes los mecanismos de acción del Oxígeno Hiperbárico en el tratamiento de las úlceras y heridas crónicas como tratamiento coadyuvante. Según explica la propia doctora Subbotina, en el año 2009 en Estados Unidos un total de 6,5 millones de personas padecieron úlceras crónicas. El coste de esta atención sanitaria para el año 2010 se cifró en 15,3 millones de dólares. La aplicación de la Oxigenoterapia Hiperbárica (OHB) como parte del tratamiento integral de las heridas crónicas, permite evitar amputaciones de miembros o hacerlas menores, además de ayudar a rehabilitar al paciente y acortar el tiempo de curación. Incluir la OHB en el tratamiento multidisciplinario de las úlceras crónicas aumenta la capacidad funcional del paciente y disminuye el costo social.

El “Pie Diabético. El tratamiento coadyuvante con Oxígeno Hiperbárico (OHB)”, fue otro de los temas abordados en el congreso. En esta ocasión la doctora Subbotina habló de la magnitud actual del problema del pie diabético y de la tendencia de “rescate de miembros” que ya se ha iniciado en algunas ciudades de Estados Unidos. La conferencia trató sobre la necesidad de la actuación en equipo para el tratamiento de esta dolencia así como explicó los mecanismos de acción del Oxígeno Hiperbárico en el tratamiento del pie diabético y la razón de su aplicación.

El consumo de recursos sanitarios empleados en la prevención y el tratamiento de pacientes con Diabetes Mellitus en España en el año 2002 se estimó entre los 2.400 y los 2.675 millones de Euros. Los gastos hospitalarios, seguidos del coste de fármacos, las consultas de Atención Primaria y Especializada, se fijan entre los 1.289 € y los 1.476 € anuales por paciente. Entre todos los métodos modernos aplicados a este grupo de pacientes, juega un rol importante la cámara hiperbárica, cuya aplicación puede reducir sustancialmente los costes totales y mejora de la calidad de vida.

Por su parte, el podólogo del Gabinete Geriátrico Municipal de Estepona, Francisco Javier Medel, encargado de realizar los comentarios a esta ponencia, preguntó sobre la posibilidad de tratar a este tipo de pacientes con carácter preventivo para evitar úlceras de difícil curación.

Uno de los temas que suscitó más debate fue el de “Medicina Hiperbárica, Salud y Bienestar con Oxigenación Hiperbárica (OHB)”, expuesto por la doctora Nina Subbotina con los comentarios del director médico del Centro Médico Hiperbárico de Estepona y del Centro Médico Mar, David Infante Reyes.

Las personas mayores de 65 años suponen actualmente más de 600 millones de habitantes de la población mundial (7.000 millones). Según los expertos, esta cifra se doblará en los próximos 20 años, por lo que cada vez cobran más importancia los métodos que permiten conservar la salud mental y física.

Los asistentes a esta conferencia de la doctora Subbotina pudieron escuchar las bases racionales de la aplicación del Oxígeno Hiperbárico en la conservación del bienestar general y la salud. Se explicaron los mecanismos de acción del Oxígeno Hiperbárico en el metabolismo del envejecimiento, se esclareció el papel de los radicales libres de oxígeno para mantener la integridad del sistema nervioso central y las funciones cognitivas y del efecto favorable de la OHB en demencias vasculares.

En este apartado, los estudios experimentales existentes demuestran el papel de las especies reactivas de oxígeno en la longevidad, en la reparación de los tejidos y en la respuesta general protectora a diferentes niveles. También hay observaciones clínicas sobre la mejoría en el estado general de salud en pacientes que reciben tratamiento con OHB por alguna patología aprobada.

El doctor Infante comentó que según los datos publicados en 2010, en España viven 8 millones de personas mayores de 65 años, con una esperanza de vida de 20 años más, una de las mayores del mundo. Sin embargo, menos de la mitad de los mayores poseen un estado de salud considerado “bueno”.

El responsable médico del Centro Médico Hiperbárico de Estepona, el doctor Rafael Sánchez, fue el encargado de hablar sobre “El tratamiento con Oxigenoterapia Hiperbárica (OHB) en intoxicaciones por gases asfixiantes”. Sánchez explicó que en estos casos la Medicina Hiperbárica elimina la carboxyhemoglobina, permitiendo una rápida recuperación y evitando la presentación de secuelas y el desarrollo del síndrome neurológico tardío. “Basta una sola sesión de 90 minutos a 3ATA para obtener un restablecimiento total en la gran mayoría de los casos, evitando la aparición de secuelas tardías”, apunto el doctor.

El “Tratamiento con Oxigenoterapia Hiperbárica (OHB) en lesiones radioinducidas”, fue el título de la ponencia desarrollada a dúo por la doctora Subbotina y el doctor Sánchez. Ambos comentaron que de cada 100 pacientes que reciben radiocirugía u otros tipos de radioterapia, entre 8 y 10 pueden desarrollar radionecrosis. Las lesiones radioinducidas aparecen en pacientes tratados por tumores maxilofaciales, de cabeza y cuello, de tórax, de pelvis…. Este tratamiento está aprobado por la comunidad médica internacional e incluso figura en la lista de indicaciones de cámara hiperbárica del Comité de Oxigenoterapia Hiperbárica de la Sociedad Americana de Medicina Hiperbárica y Subacuática (UHMS), líder mundial en los estudios de esta rama de la medicina. Existen más de cien trabajos científicos que reportan resultados favorables de la oxigenoterapia hiperbárica en la radionecrosis.

La neuropsicóloga de la Asociación de Ayuda a la Afasia, Helena Briales, abordó el tema de las “Lesiones cerebrales e impacto en los procesos cognitivos responsables del lenguaje”. En este tema se hizo un análisis de los procesos cognitivos que intervienen en la comprensión y expresión del lenguaje, así como se explicaron las áreas cerebrales que se activan en una conversación, al leer y al escribir. La conferencia presentó con claridad cómo las diferentes lesiones cerebrales alteran los procesos implicados en la comunicación.

Helena Briales hizo una demostración de cómo se realiza la rehabilitación de las afasias con un terapeuta especialista y la importancia de introducir elementos que mejoren el proceso de rehabilitación como puede ser la aplicación de Oxigenoterapia Hiperbárica.

La doctora Subbotina continuó con las exposiciones con la conferencia “Indicaciones neurológicas. Accidente Cerebro-Vascular y enfermedad de pequeñas arterias”. El tratamiento de las lesiones neurológicas con OHB se encuentra en fase preliminar y no están incluidas como indicaciones en la lista de patologías aceptadas mundialmente para el tratamiento con OHB, aunque existen estudios y evidencias de que la OHB puede mejorar significativamente la actividad cerebral, confirmando que la neuroplasticidad puede ser recuperada después de un período prolongado, preferentemente en las áreas donde hay una discrepancia entre la anatomía y fisiología cerebral.

El encargado de abrir la jornada final fue el doctor Sergio Mejía con su ponencia “Úlceras varicosas y Medicina Hiperbárica”. Este cardiólogo del Hospital Quirón de Marbella explicó que las úlceras por varices son lesiones que mejoran con la medicina hiperbárica. Por su parte, la doctora Subbotina habló de los “Traumatismos. Necrosis ósea aséptica. Legg-Calve-Perthes”. En esta ponencia explicó la fisiología de las lesiones traumáticas y los efectos favorables del oxígeno hiperbárico sobre el tejido lesionado. La Oxigenoterapia Hiperbárica en traumatismos graves permite reducir la mortalidad, lograr menores amputaciones, la curación completa en mayor número de casos, la menor proporción de complicaciones infecciosas, un menor tiempo de ingreso en el hospital y un menor tiempo de recuperación.

El doctor Sánchez, con los comentarios de la doctora Subbotina, fue el encargado de abordar el tema de “Medicina Hiperbárica y Deporte. Optimización del rendimiento deportivo y recuperación de lesiones”. Sánchez explicó que la Oxigenación Hiperbárica usada como recurso terapéutico es eficaz en diferentes patologías y afecciones que un atleta puede padecer. La doctora Subbotina hizo referencia a los estudios rusos que argumentan esta aplicación de la Medicina Hiperbárica.

En el momento actual podemos hacer uso de la OHB en el ámbito deportivo en:

  • Aumento del rendimiento deportivo
  • Tratamiento adjunto en la rehabilitación de lesiones deportivas.
  • Tratamiento del síndrome de fatiga por sobreentrenamiento.
  • Efecto euforizante y vigorizante subjetivo.

Siguiendo con el tema deportivo el doctor Sánchez habló de la “Medicina del Buceo”. En el campo del buceo deportivo y profesional, la OHB es el tratamiento para la enfermedad descompresiva y el síndrome de hiperpresión intratorácica.

Finalmente, y previo a las palabras de clausura de la directora del Centro Médico Hiperbárico de Estepona, Alejandra Licintuña, fue el fisioterapeuta del Centro Deportivo Las Mesas de Estepona, Andro Navarro, el encargado de exponer el “Tratamiento y recuperación funcional deportiva avanzada tras cirugía de rotura de LCA y menisco”. Navarro explicó las últimas técnicas y tecnología utilizadas en el tratamiento fisioterapéutico y la readaptación funcional tras intervención quirúrgica de meniscos y rotura completa de LCA. En la exposición se mostrará cómo desde Fisioterapia Las Mesas abordan este tipo de asistencia sanitaria y el uso de la Medicina Hiperbárica como método coadyuvante.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *