ESTÁS LEYENDO...

Protección ocular frente al sol

Protección ocular frente al sol


Cada vez más veo por la calle a niños pequeños con gafas de sol, y mi pregunta es, ¿las llevan porque tienen algún problema en la vista?,  ¿para que no les haga daño el sol? ¿O simplemente es pura coquetería? Sara (Las Palmas)

 

El incremento de las radiaciones ultravioleta, con la llegada del verano, aumenta notablemente la necesidad de proteger nuestros ojos para evitar el riesgo de padecer futuras patologías oculares, en especial entre los más jóvenes. La exposición solar es acumulativa, por tanto, si no protegemos nuestros ojos desde la infancia, o lo hacemos con gafas de sol sin garantía sanitaria, pueden aparecer desde edemas y eritemas en los párpados, hasta cataratas, conjuntivitis o degeneración macular.

Precisamente este año, y por este motivo, las oficinas de farmacia ponen en marcha la campaña sanitaria “El Sol daña tus ojos… ¡Y LOS DE TUS HIJOS!”. Los farmacéuticos informarán y formarán a la población en protección solar ocular, incidiendo especialmente en la necesidad de proteger los ojos de los niños, más vulnerables, ya que la exposición solar durante la infancia influye significativamente en el riesgo de aparición de enfermedades oculares en la vida adulta.

 

Patologías producidas por la radicación UV

Párpados: edema palpebral, eritemas, eccemas, quemaduras cutáneas

Córnea: pterigion, queratitis, escamaciones del endotelio, pérdida de transparencia
Conjuntiva: conjuntivitis, pinguéculas

Retina: degeneración macular, destrucción de fotorreceptores

Cristalino: cataratas

 

La mejor manera de evitar esta amenaza es mediante la protección solar ocular, principalmente con el uso de gafas de sol, que están recomendadas para niños de todas las edades. Las lentes apropiadas puedan aportar una protección de amplio espectro (hasta un 99% de la radiación UV A y B). El problema es que las gafas de sol se suelen elegir más por el diseño o el precio (48%) que por motivos sanitarios, como así se puso de manifiesto en un estudio que realizó el Consejo General en 2006 y cuyos datos ha presentado la vocal de Óptica y Acústica, María Teresa Román.

En este sentido Román ha querido insistir en que la elección de las gafas se debe ajustar a “criterios sanitarios, y al perfil del usuario”. Además, ha recordado la necesidad de adquirirlas en un centro sanitario y aconsejado por un profesional de la salud, asegurándose de que nos protegen de los rayos ultravioleta y que cumplen con las normas de seguridad de la Unión Europea, en cuyo caso llevarán el distintivo “CE”.

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page