ESTÁS LEYENDO...

Protección solar ocular: una asignatura pendiente

Protección solar ocular: una asignatura pendiente

Este verano no te olvides de la protección solar ocular

Las radiaciones solares pueden provocar sequedad ocular, queratitis y favorecer la aparición de cataratas o degeneración macular. Protegerlos del sol sigue siendo una de las muchas asignaturas pendientes entre los españoles.

No proteger los ojos adecuadamente de las radiaciones solares puede deteriorar uno de los sentidos más preciados que tenemos: la vista. Si se abusa de él puede producir efectos nocivos en la vista como sequedad ocular, queratitis, pterigium y pinguéculas, que son crecimientos anormales benignos de la conjuntiva, o pueden favorecer la aparición de cataratas o, incluso, acelerar la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE).

Gafas según filtro y actividad

Para contrarrestar los efectos negativos que tiene la luz solar sobre los ojos es muy importante el uso de gafas de sol con los filtros adecuados y que cumplan los estándares de calidad necesarios para la actividad a desarrollar. “El uso de gafas protege la vista contra la radiación ultravioleta del tipo UVA y UVB, imperceptibles a los ojos, pero que pueden llegar a afectar a la retina”, apunta el doctor Fernando Llovet, director Médico de Clínica Baviera. “No todas las gafas protegen los ojos. Por ejemplo, el simple hecho de que sean de color oscuro no significa que estén resguardando correctamente de los rayos del sol. Es más, unas gafas oscuras que no lleven los filtros adecuados pueden ser más perjudiciales que beneficiosas, ya que dilatarán nuestra pupila y nuestros ojos estarán más expuestos y sin la protección adecuada”, explica el experto.

Criterios para acertar

1. Acudir a establecimientos especializados. Elegir adecuadamente unas gafas de sol no siempre es fácil por ello, es recomendable que personal cualificado asesore a la hora de elegirlas.

2. El certificado CE de fabricación. Cuando vayas a comprar unas gafas de sol, asegúrate de que tengan la marca CE con el nombre del fabricante y las referencias propias del modelo.

3. El tipo de filtros. No te fijes tanto en el color y guíate mejor por los filtros que tenga la lente. Los filtros van del 0 al 4 (en función del grado de intensidad con el que filtra la luz visible y teniendo en cuenta la clasificación de la Unión Europea):

4. La fecha de caducidad: aunque las lentes no caducan como tal, sí que pueden perder algunas de sus propiedades con el paso de los años, en especial si no se guardan y protegen adecuadamente.

Variaciones “in”

Cristales fotocromáticos: son los que mejor se adaptan a la intensidad de la luz ambiente y de la radiación UV, por lo que se oscurecen o se aclaran según los rayos ultravioletas que reciben.
Cristales polarizados: filtran los excesos de luz, minimizan los reflejos y evitan los deslumbramientos.
Las lentes espejadas, tan de moda en los últimos años, llevan un tratamiento especial en la superficie que hace que la luz se refleje.

    Según el doctor Llovet, “siempre debe evitarse la exposición prolongada a los rayos ultravioletas en las horas centrales del día. Los lactantes y niños menores de 6 años no deben estar expuestos al sol”.




¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.