PUESTA A PUNTO TRAS EL SOL

Por muchos cuidados que se hayan prodigado a la piel, al cabello o a la dieta, lo habitual a estas alturas del año es que el sol o los excesos gastronómicos hayan hecho mella en nuestro aspecto. Se impone una operación retorno para, por un lado, reparar estragos y, por otro, ponerse a punto de cara al inminente otoño.


 




 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos

 

“Si alguna estación castiga la piel, ésta es sin duda el verano. La principal causante de esta agresión es la excesiva exposición a la acción de los rayos solares, con las conocidas consecuencias de fotoenvejecimiento”, explica la doctora Inmaculada Elipe Rives, responsable de la Unidad de Dermatología Estética y Rejuvenecimiento del Centro Dermatológico Estético, de Alicante. “A esto hay que añadir un mayor grado de deshidratación dérmica (con la lógica pérdida de textura y flexibilidad). Existen además otros factores como el aire acondicionado o las aguas cloradas de las piscinas, que también contribuyen a aumentar el deterioro. El resultado es, a estas alturas, una piel que nos pide a gritos que la cuidemos y la reparemos de las agresiones sufridas en el verano”.

 


Hidratar, hidratar y volver a hidratar

Tal y como explica la experta, no existen recetas o procedimientos mágicos, pero sí es posible determinar cuál es el tratamiento más adecuado y específico para cada edad y tipo de piel. Pero, sea cual sea el problema o el estado de la epidermis, todos los cuidados pasan por seguir unos hábitos cosméticos diarios, que incluyan la limpieza de la piel (rutina inexcusable en la que es primordial utilizar un limpiador apropiado); y la exfoliación (que ayuda a una regeneración más rápida con la eliminación de impurezas y células muertas, logrando una piel más suave y con mejor textura). Además, una serie de cuidados que tienen el objetivo en común devolver a la piel la hidratación perdida. Para ello existen una serie de productos clave:

  • Hidratante: Es el primer paso para una piel sana y bella, en la que los posibles estragos veraniegos queden minimizados. Tras el verano, las texturas ligeras, que son las más recomendadas cuando hace calor, pueden sustituirse por hidratantes más densas, que aporten un extra de hidratación.
  • Mascarilla: Además del plus de confort que siempre proporciona, este cosmético actúa sobre la piel hidratándola, “desestresándola”, atenuando las arrugas y mejorando la tersura y la luminosidad.
  • Nutritiva: Son hidratantes que incluyen ingredientes que actúan a nivel más profundo de la piel, reparando el colágeno y la elastina perdidos en la dermis. Su textura es más densa, de ahí que suela recomendarse su uso por la noche.
  • Solares y suplementos: “Además, hay que seguir aplicando protección solar y recurrir a los suplementos nutricionales, que actúan reforzando las defensas de la piel, evitando que ésta pierda antioxidantes endógenos, que son compuestos necesarios en la prevención del fotoenvejecimiento cutáneo y sus eventuales complicaciones. También es importante el automasaje: el rostro acumula tensiones y requiere relajarse, por lo que el automasaje facilita la mejor absorción de las cremas, mejora la circulación sanguínea y evita la retención de líquidos”, explica la doctora Elipe.

 

 

 


Manchas: el peor souvenir

Las expertas de la Clínica de Medicina Estética Mira + Cueto explican que el sol es el detonante número uno de las manchas. El otoño, cuando los rayos solares pierden fuerza, es el mejor momento para “borralas”.

Manchas hormonales o melasma. Tienen su origen en los cambios hormonales (embarazo, píldora anticonceptiva, etc.), aunque su aparición está estimulada por la exposición al sol, de ahí que se hagan más evidentes en verano y se aclaren en invierno. Suelen localizarse en la frente, el labio superior, y las mejillas.

Cómo eliminarlas: “En estos casos, es necesario eliminar el pigmento de las capas más profundas, por lo que suelen requerir una fórmula de acción combinada, a base, por un lado, de tratamiento de choque en consulta, con láser ablativo fraccionado pixel (es el que hasta la fecha ha demostrado ser realmente eficaz en el borrado de este tipo de manchas) seguido de un tratamiento de mantenimiento en casa, a base de despigmentantes”, explica la doctora Mar Mira.

Manchas solares. Están directamente derivadas de la acumulación de exposiciones solares. Las más frecuentes son los lentigos (marrones), pero también se pueden dar en forma de dilataciones vasculares (rojizas).

Cómo eliminarlas: Lo ideal es una fórmula combinada que además de “borrar” las manchas, ayude a prevenir su reaparición, produciendo un efecto de renovación facial y de rejuvenecimiento superficial. Para ello, se recurre a la IPL, esto es, la luz pulsada intensa, un equipo lumínico que permite trabajar con diferentes longitudes de onda que “fulminan” las manchas solares. “Si la mancha persiste se receta también un tratamiento de mantenimiento domiciliario con despigmentantes”, señala la experta.

Manchas residuales post-lesiones: Son las que quedan como secuela tras una lesión o inflamación de la piel. Las más frecuentes son las derivadas de granitos, acné, heridas y quemaduras con cera.

Cómo eliminarlas: “La opción ideal son los peelings químicos asociados a un tratamiento domiciliario que mantenga los resultados y evite posibles rebrotes. El Nomelán Fenol es un novedoso peeling de uso médico destinado al mantenimiento del espesor del estrato córneo y a la renovación celular, apto para todo tipo de pieles. Permite trabajar a distintas profundidades”, señala la doctora Mira.

 


La dieta de la reentré

Según la doctora Mar Mira, una dieta post-vacaciones debe tener una triple finalidad: favorecer de forma equilibrada la eliminación de los kilos de más producto del relax de costumbres veraniegas; ayudar a mantener por más tiempo el favorecedor tono bronce obtenido durante las vacaciones; y luchar contra la oxidación celular, combatiendo el fotoenvejecimiento y la proliferación de radicales libres, producto de la mayor exposición solar. “La fórmula para conseguirlo es un programa nutricional combinado que aúne una dieta hipocalórica (para deshacerse de la grasa sobrante) con una fórmula de dermonutrición (alimentación de la piel desde el interior) de efecto antioxidante, potenciando el aporte de nutrientes que, además de luchar contra la oxidación celular, ayuden a potenciar y prolongar el bronceado”.

Este es el menú tipo propuesto por la experta:

Desayuno

-Opción A: Té blanco sin azúcar + 1 yogur desnatado + zumo de pomelo con una cucharadita de postre de levadura de cerveza y otra de copos de germen de trigo + un albaricoque.

-Opción B: Café con leche desnatada sin azúcar + dos comprimidos de levadura de cerveza y germen de trigo (en farmacias y herbolarios) + cuatro galletas integrales sin azúcar añadido + un kiwi o un albaricoque.

-Media mañana

-Opción A: Cinco fresas o medio mango + té verde + una tortita de arroz integral sin azúcar.

-Opción B: Café sólo sin azúcar + una barrita de cereales integrales sin azúcar

Comida (30 minutos antes hay que tomar un comprimido de alga fucus con un vaso de agua)

-Primer plato: Verduras cocinadas al horno, a la plancha o al vapor

-Segundo plato: A elegir entre lentejas guisadas con verduras; arroz integral con salsa de tomate casera; pescado azul a la plancha, al horno o en papillote con guarnición de verduras; carne magra (ternera, pollo o pavo) con guarnición vegetal; pasta integral en ensalada o con salsa de tomate casera.

-Postre: Té verde o blanco sin azúcar.

Merienda

A elegir entre: un batido de soja; un yogur desnatado; medio mango

Cena:

-Primer plato: A elegir entre ensalada mixta (con tomate y zanahoria); gazpacho sin pan; sopa juliana; puré de verduras (incluir tomate, zanahoria y cebolla).

-Segundo plato: A elegir entre pescado blanco a la plancha; huevo a la plancha, en tortilla francesa, hervido (pasado por agua o duro) o escalfado; 150 gr de embutido magro y sin grasa (jamón cocido o pavo).

-Postre: Un yogur desnatado o un vaso de leche desnatada sin azúcar.

 

 


Para empezar el curso con buen look…

En los institutos de belleza y los centros de medicina estética se pueden encontrar tratamientos específicos para las pieles más castigadas y, también, para esos kilos de más que suelen ser uno de los pocos recuerdos ingratos de las vacaciones. Estos son algunos de los más novedosos:

  • Juvederm Ultra. El tratamiento consiste en la aplicación, mediante inyecciones en la dermis media, de un tipo de ácido hialurónico, aminoácidos, vitaminas, ácidos nucleicos y coenzimas. Se pueden aplicar en la cara, cuello, escote, manos y en aquellas zonas que estén más castigadas por el sol. Son necesarias tres sesiones con un intervalo de dos semanas entre cada una. (En la Clínica Sidme. C/ Almagro, 26. Tel.: 91 7024927. Madrid).

 

  • Facial de tomate. Es un tratamiento que consiste en limpiar la piel de impurezas y tonificarla mediante un peeling con cristales de corindón, que eliminan el exceso de grasa y las células muertas. Después, se nutre con una mascarilla para enriquecer la piel, estimulando la producción de colágeno. Por último, se realiza un masaje especial con crema de tomate, que oxigena y remineraliza la piel, cerrando los poros y difuminando las líneas de expresión. El tomate aporta a la piel las defensas necesarias, ya que es una fuente importante de licopenos y betacrotenos, enemigos declarados de esos radicales libres que tanto daño hacen a nuestra piel. Una sola sesión basta. (En Instimed. Varios centros en Madrid. Teléfono de información: 902 007 070).

 

  • Terapia Secuencial. Se trata de un novedoso tratamiento global cuyo objetivo es la reducción del contenido graso del cuerpo y la redefinición de la figura utilizando la combinación de distintas técnicas. En este programa se diseña a cada paciente una dieta personalizada (el método consiste en la clasificación de los alimentos por colores), y se le hace un seguimiento en combinación con tratamientos estéticos (mesoterapia, radiofrecuencia, ultrasonidos…) y un entrenamiento físico. La duración del programa es de cinco semanas a tres meses de duración, dependiendo de cada caso. (Lo realizan en la Clínica Dermatológica Campo de Felipe. C/ Provenza, 290 Pral. 2. Barcelona. Tel.: 93 4671717).



 

  • Slim Body Spress. Es un tratamiento en el que se combina la aparatología (mioestimulación, ultrasonidos, cromoterapia e infrarrojos) con concentrados activos de sustancias como betula verrucosa, lemongrass, citrus o salvia, todos ellos con un efecto adelgazante, diurético y disolvente de grasas. Con ello se consigue reducir la celulitis, combatir el aumento de peso y la retención de líquidos y eliminar la flacidez. El número de aplicaciones recomendado es de 10-15 sesiones. (En Euroestética. Plaza de Cataluña, 4. Tel.: 915624050. Madrid).

 



 


Cosmética de rescate

1. Mela D Luminosidad, de La Roche Posay. Tratamiento renovador que alisa el relieve cutáneo y mantiene a raya la pigmentación.

2- Stop Calory, de laboratorios Innolab. Favorece la combustión de calorías y la eliminación de grasa, con acción depurativa y saciante.

3 Eye Dream, de Talika. Un tratamiento regenerador de noche específico para el contorno de ojos con una comodísima aplicación.

4-
Serum Concentrado Hikari, de Atashi. Reduce visiblemente la aparición de manchas, con activo antiarrugas e hidratante.

5-
In-Out Antidescolgamiento cutáneo, de Innovage. Para lograr una epidermis firme son suficientes dos cápsulas al día.

6-
Crema Triple Defensa Antimanchas  Minesol, de Roc. Factor de protección muy alto (SPF 50 +) para blindarse frente al sol de septiembre.

7-
Fluido Despigmentante, de Eucerin. Permite reducir y prevenir la pigmentación cutánea. Con protección solar.

8-
Arkokapil Advance, de laboratorios Arkopharma. Para reforzar el cabello desde dentro una dosis de cinc, aminoácidos y vitaminas B y D.

 

Expertas de la Clínica de Medicina Estética Mira + Cueto explican que el sol es el principal detonante de las manchas. En otoño, cuando los rayos solares pierden fuerza, es el mejor momento para “borralas”.

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page