ESTÁS LEYENDO...

¿Qué es el síndrome de fragilidad y por qué hay qu...

¿Qué es el síndrome de fragilidad y por qué hay que detectarlo a tiempo?

Síndrome de fragilidad, un reto invisible

El aumento de la longevidad es uno de los grandes avances de la sociedad actual, aunque esta circunstancia también ha supuesto un importante reto para la medicina: ¿cómo podemos envejecer manteniendo la calidad de vida? Esta será la pregunta en torno a la que girará el nuevo Seminario Científico con el que Fundación QUAES celebra su II Aniversario, que en esta ocasión, estará dedicado al denominado síndrome de fragilidad, un cuadro clínico poco visible en sus inicios, pero que condiciona el bienestar de un gran número de personas mayores.

Esta interesante perspectiva sobre cómo conseguir un envejecimiento saludable y detectar los primeros síntomas de fragilidad, tendrá lugar el próximo 9 de febrero en el Ilustre Colegio de Médicos de Valencia, con la presencia del Dr. Leocadio Rodríguez Mañas, jefe de Geriatría en el Hospital Universitario de Getafe, director científico del CIBER y una de las voces más autorizadas en este ámbito médico.

“Durante el proceso de envejecimiento se pierde inevitablemente capacidad funcional, a un ritmo que va a depender de nuestra genética, pero también de nuestro estilo de vida y de la incidencia de ciertas enfermedades crónicas”, explica el Dr. Rodríguez Mañas, quien advierte donde se encuentra el punto de inflexión para los mayores con riesgo de fragilidad: “Conforme perdemos capacidad funcional somos más vulnerables a pequeños agentes agresores, por lo que llega un momento en que no podemos mantener nuestra autonomía. Este es el momento en que aparecen la discapacidad”.

Igualmente, el especialista adelanta algunas de las claves para afrontar este momento vital con buena calidad de vida: “Si esperamos a que la discapacidad aparezca, tendremos pocas posibilidades de recuperar nuestra funcionalidad. Por eso es tan importante detectar el problema de forma precoz, cuando se aprecia en la persona un peor rendimiento en variables ‘guía’ que muestran una evolución de nuestra capacidad funcional hacia lo que denominamos fragilidad. Es la detección y manejo de estos síntomas lo que se convierte en clave para combatir la discapacidad que asola a un número relevante de personas mayores”.

 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.