ESTÁS LEYENDO...

¿Quieres conocer tu riesgo de padecer enfermedades...

¿Quieres conocer tu riesgo de padecer enfermedades renales?

¿Quieres conocer tu riesgo de padecer enfermedades renales?

Con motivo del día Mundial del Riñón, la Fundación Renal ha organizado mañana jueves, día 12, en colaboración con Agua Bezoya  y la Asociación Madrileña para la lucha contra las enfermedades renales (Acer Madrid), una jornada para la prevención de patologías del riñón: en España más de 45.000 personas padecen insuficiencia renal crónica, aunque muchas de ellas lo desconocen.

 
De nueve de la mañana a ocho de la tarde, en horario ininterrumpido, todas las personas que quieran más información sobre esta clase de patologías y conocer si pueden tener riesgo de padecerlas, pueden acudir hasta la emblemática Puerta del Sol, y realizarse dos sencillas pruebas, para determinar, de manera orientativa, si padecen algún tipo de problema que pueda desembocar en una enfermedad renal. Estas pruebas consisten en la toma clásica de la presión arterial y en un pequeño pinchazo en el dedo para medir los niveles de glucosa y queratinina en sangre.

 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, MedicamentosEl agua, que compone casi el 60% de nuestro cuerpo, posee propiedades físicas y químicas benéficas para el organismo, convirtiéndose en un medio indispensable en los procesos de digestión, absorción, distribución de nutrientes, transporte y desecho de elementos tóxicos. “Por ello, es necesario un adecuado consumo de agua que mantenga el buen funcionamiento del hígado, los riñones y el sistema digestivo e inmunológico para lograr un correcto funcionamiento del cuerpo”, afirma Alfonso Perote del Instituto Tomás Pascual Sanz para la Nutrición y la Salud.
 
“En condiciones normales y con un adecuado funcionamiento del riñón, nuestro organismo pierde diariamente alrededor de litro y medio de agua, distribuidos en diferentes funciones, con lo que la piel tiende a resecarse y  disminuye el nivel de humedad que nuestro organismo necesita para funcionar bien”, aseguran desde el Instituto Tomás Pascual. Por ello, la OMS recomienda consumir entre 2 y 3 litros de agua al día, según la diferente actividad física, el peso y el sexo.
 
En este sentido, el agua mineral natural es la más recomendable, al ser la más sana para hidratarnos, debido a su contenido en minerales. Sin embargo, todas las aguas minerales son distintas y, a pesar de su amplia variedad, pocas son de mineralización débil o muy débil, atributo muy importante, ya que ayuda a que los riñones tengan que trabajar menos en el filtrado y eliminación de impurezas.
 
La Fundación Renal Íñigo Álvarez de Toledo recomienda el consumo de agua de mineralización muy débil, como Agua Bezoya, que es una de las aguas de más débil mineralización del mercado (tan sólo 26 miligramos por litro), lo que la convierte en un producto muy diurético. Baja mineralización y bajo contenido en sodio la hacen aliado perfecto para eliminar adecuadamente las impurezas del organismo, así como complemento indispensable para aquellas personas que tienen que seguir una dieta baja en sal y controlar su tensión arterial.
 
Desde el Instituto Tomás Pascual Sanz para la Nutrición y la Salud, añaden otras recomendaciones para el buen funcionamiento de nuestro organismo: “En primer lugar, la ingesta de agua debe realizarse durante y entre las comidas así como acompañarse de un incremento en el consumo de frutas, verduras y ensaladas. Por otro lado, no se debe esperar a tener sed para ingerir agua, sino tener siempre agua a mano a una temperatura adecuada que propicie su ingesta. En tercer lugar, se debe consumir preferiblemente agua antes que cualquier otro líquido, así como aumentar su ingesta en ambientes calurosos o en días de elevada actividad física”. Finalmente, recomiendan diez raciones de agua al día para una correcta hidratación.


 





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?