ESTÁS LEYENDO...

Razones por las que la incidencia de gripe ha sido...

Razones por las que la incidencia de gripe ha sido más alta este año

La incidencia de gripe en la población general ha sido discretamente superior al de otros años según datos del sistema de centros centinelas. Ello se debe a que, según ha señalado la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC), el virus que ha afectado a la población española no es el que circula habitualmente, y por lo tanto la vacuna no resulta tan efectiva como en otro tipo de influenzas.

Es importante saber que la vacuna contra la influenza protege contra los virus que, según las investigaciones, serán los más comunes, es decir la composición de la vacuna puede cambiar año a añoEste incremento podría deberse a un conjunto de factores.

Por un lado uno de los virus A circulantes A(H3N2) tiene poca respuesta a la vacuna y por otro, el virus B que circula con predominio es del tipo B Yamagata (no incluido en la vacuna trivalente). Además, una parte importante de los virus B del linaje Victoria (incluido en la vacuna trivalente), presentan una alteración en las proteínas que los haría antigénicamente diferentes a los de su grupo y por lo tanto tampoco tendrían respuesta a la vacuna. Esto hace que la vacuna sea poco efectiva y por lo tanto haya más casos de personas que se enferman aun habiéndose vacunado.

Además, “la vacuna puede proteger contra los virus de la influenza que son iguales o similares a los virus de la vacuna, pero la vacuna contra la influenza estacional no protege contra infecciones y enfermedades ocasionadas por otros virus que también pueden causar síntomas similares a los de la influenza (como parainfluenza, sincitial respiratorio, etc) durante la temporada invernal”, comenta Alejandro Rodríguez, Coordinador Nacional del Grupo Español de Trabajo Gripe A Grave (GETGAG) de la SEMICYUC, e Intensivista en el Hospital Universitario de Tarragona Joan XXIII.

“En general y según los datos con que contamos en el Registro Gripe A Grave de la SEMICYUC , esta temporada invernal, el virus predominante es el B y en más del 90% de los casos los pacientes presentaron comorbilidades o enfermedades crónicas así como mayor edad respecto de años anteriores”, puntualiza Alejandro Rodríguez.

Si la vacuna es poco efectiva, como la de este año, es importante intentar prevenir el contagio mediante otras medidas:

  • Evitar el contacto cercano con personas enfermas.
  • Lavarse las manos con agua y jabón de forma frecuente.
  • Cuando el sujeto está enfermo hay que tomar medidas para no diseminar la enfermedad, como por ejemplo:
  • Limitar el contacto con otras personas tanto como sea posible para evitar contagiarlas.
  • Hacer reposo en casa al menos durante las 24 horas posteriores a la desaparición de la fiebre
  • Cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo al toser o estornudar, y arrojar el pañuelo a la basura luego de utilizarlo.
  • Lavarse las manos.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca. Los gérmenes se diseminan de esta manera.
  • Limpiar y desinfecte las superficies y los objetos que puedan estar contaminados con gérmenes como los de la influenza.

También es importante recordar, que el uso de antibióticos de manera abusiva o sin prescripción médica puede ralentizar el proceso de curación. Sobre este tema el Coordinador Nacional del Grupo de Trabajo de la Gripe A de la SEMICYUC comenta: “en general, el problema que observamos, es un elevado uso de antibióticos durante los periodos de gripe. Casi no se observa resistencia de los virus A y B al tratamiento antiviral habitual (oseltamivir). Hay que remarcar que los antibióticos no tienen efecto sobre los virus, tampoco en la gripe, por lo cual no deberían ser indicados por un cuadro gripal. El uso inadecuado de antibióticos no solo no mejora los síntomas sino que puede facilitar la sobreinfección con microorganismos resistentes a los antibióticos habituales y esto puede ser un verdadero problema posteriormente. Es verdad que un porcentaje pequeño de pacientes (10-15%) presentan una infección que llamamos “mixta”, es decir una infección por virus (gripe) y por una bacteria de forma simultánea. En este caso, los antibióticos tienen un papel importante en el tratamiento pero su diagnóstico requiere de algún método de estudio complementario como son una radiografía de tórax o algún tipo de análisis de sangre y siempre debe ser indicado por un profesional sanitario.”

La mortalidad este año es cercana al 10% dentro de los pacientes que ingresan en el hospital, datos que coinciden con los el Registro de SEMICYUC sobre Gripe A Grave en las UCI españolas (GETGAG).

1 2




Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *