ESTÁS LEYENDO...

Receta electrónica. una realidad en andalucía.

Receta electrónica. una realidad en andalucía.

Por Francisco González Lara,
Doctor en Farmacia

En estas fechas, la receta electrónica,
es decir, la prescripción y dispensación telemática, es una realidad en
Andalucía, como demuestran los datos que se han presentado en las VI Jornadas
Farmacéuticas Sevillanas celebradas el pasado mes de enero en la capital
Sevillana que ha reunido expertos y farmacéuticos de toda España en la capital
andaluza para analizar las consecuencias y evolución de la implantación de este
nuevo sistema de dispensación digital de medicamentos.

En total, en Andalucía se han
realizado ya más de diez millones de dispensaciones por receta electrónica, a
la que tienen acceso más de 2,5 millones de andaluces (34% de la población),
187 centros de atención primaria, 1.788 médicos y 1.550 oficinas de farmacias
(42 % del total).

La receta electrónica supone una
de las principales apuestas de Andalucía en materia farmacéutica. Este nuevo
modelo de prescripción y dispensación de los medicamentos y productos
sanitarios incluidos en la financiación pública, ha sido desarrollado por la
Junta de Andalucía en colaboración con el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales
de Farmacéuticos y aprovecha las nuevas potencialidades de la informática y de
las telecomunicaciones, aportando múltiples ventajas.

Los máximos responsables del
Colegio de Farmacéuticos de Sevilla eligieron el marco de estas Jornadas para
presentar su Intranet, denominada Red Corporativa Farmacéutica, y alabar sus
ventajas. Apostando sus representantes por implantar una única Intranet
corporativa nacional a cargo del Consejo General de Farmacéuticos, y en caso de
no ser posible, al menos que los diversos sistemas autonómicos que se
desarrollen en el futuro sean totalmente compatibles, de forma que si un
paciente se traslada con una receta del SAS a otra comunidad, o viceversa, se
le pueda dispensar sin problemas en la farmacia su tratamiento.

El proyecto Receta XXI funciona,
y supone  una transformación de la
práctica farmacéutica, que va más allá de la adaptación informática y
administrativa, y que entraña importantes cuestiones de fondo. Así, el contacto
on line con el prescriptor, la historia farmacológica, el seguimiento farmacoterapéutico, los análisis estadísticos para gestión
de riesgos y muchos otros aspectos asociados a la receta electrónica suponen
una profunda revisión de la práctica farmacéutica, que se produce además a
favor de los profesionales, a favor del modelo asistencial y regularizado de
farmacia.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page