ESTÁS LEYENDO...

Recientes estudios demuestran la implicación del V...

Recientes estudios demuestran la implicación del Virus de Papiloma Humano en el cáncer de cabeza y cuello

España supera la media europea en incidencia de tumores de cabeza y cuello. Cada año se diagnostican 12.000 nuevos casos de esta neoplasia y se estima que en 2015 esta cifra ascienda a 16.000. Este tumor es el quinto más frecuente en varones y el décimo en mujeres.  

 
Según el Dr. Juan Jesús Cruz, presidente del Grupo Español de Tratamiento de Tumores de Cabeza y Cuello (TTCC), “la gravedad de este tipo de cáncer está en que 2 de cada 3 casos se detectan en estadios ya avanzados de la enfermedad porque en la primera fase los síntomas suelen pasar desapercibidos provocando el retraso del diagnóstico”.
 
En la mayoría de las ocasiones la enfermedad se presenta mediante tumores en la cavidad oral, la laringe y orofaringe. El consumo de alcohol y tabaco son los principales factores de riesgo de este tipo de cáncer que en España padecen cerca de 37.000 personas. De hecho, el 75% de los casos se atribuye a su consumo. Sin embargo, recientemente se ha demostrado también la implicación del Virus del Papiloma Humano (VPH) en tumores de la cavidad oral.
 
En países como Canadá y Escandinavia se ha producido un aumento de pacientes que responden a otro perfil: más jóvenes, pero no necesariamente fumadores o bebedores. “Son pacientes que presentan un tumor oro-faríngeo, producido por una infección de transmisión sexual”, ha destacado el Dr. Cruz.
 
Abordaje y tratamiento multidisciplinar
La complejidad del abordaje del cáncer de cabeza y cuello requiere un tratamiento multidisciplinar. En este sentido, el Dr. Cruz ha hecho hincapié en que “la coordinación entre especialistas es imprescindible. En el proceso de tratamiento están implicados cirujanos maxilofaciales y otorrinolaringológicos, oncólogos médicos y radioterápicos y profesionales  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentossanitarios de Atención Primaria, además de foniatras y logopedas. No obstante, también es importante prestar atención a los efectos secundarios que pueden presentar los pacientes como dolores, mucositis, desnutrición, etc.”.
 
Gracias a los avances en el tratamiento multidisciplinar, el pronóstico del cáncer de cabeza y cuello está mejorando notablemente. “La tecnología ha mejorado de forma sustancial, permitiendo mayor precisión en la administración de la radioterapia en sitios que son más complicados por estar próximos a órganos y logrando la preservación de órganos como la laringe”, ha explicado el Dr. Cruz.
 
Los tratamientos aplicados en los tumores de cabeza y cuello dependen de la fase de la enfermedad. La cirugía, la radioterapia y la quimioterapia son las opciones terapéuticas clásicas empleadas en el tratamiento de estas neoplasias.

“En los últimos años, el desarrollo de la radioterapia ha logrado una disminución muy significativa de la toxicidad. A esto se le suma la aparición de nuevos esquemas de tratamiento médico en todos los estadios del cáncer de cabeza y cuello, desde la enfermedad loco-regional hasta la metastásica con intervención de la quimioterapia tanto de forma previa al tratamiento definitivo como formando parte del mismo”.
 
Actualmente, la administración de los nuevos fármacos dirigidos a dianas moleculares en combinación con radioterapia y quimioterapia están consiguiendo incrementar la supervivencia global y mejorar la calidad de vida de los pacientes.
 
Estigma social y calidad de vida
Los últimos progresos en el tratamiento del cáncer de cabeza y cuello han incidido tanto en el incremento de la supervivencia como en la mejora de la calidad de vida de los pacientes. “Después de la resección quirúrgica del tumor suelen presentarse una serie de síntomas que alteran la vida del enfermo, tanto por su ubicación como por la toxicidad de la radio y la quimioterapia”, ha señalado la Dra. Yolanda Escobar, vocal del Grupo TTCC.
 
Según palabras de la experta, “nos estamos moviendo en un equilibrio entre la simultaneidad de la mejoría del tratamiento, la mejoría de la supervivencia y el mantenimiento de la calidad de vida del paciente”. En este sentido, uno de los problemas que han mejorado es la boca seca, producida por la toxicidad tardía de la radioterapia, que altera el sentido del gusto y dificulta el habla de estos pacientes.
 
En la misma línea, un estudio reciente ha demostrado que los nuevos tratamientos están permitiendo disminuir los efectos secundarios de la medicación, como los problemas sexuales y sociales que conlleva. En algunos casos se presentan dificultades para hablar o comer en público, problemas de deglución y alteraciones en los sentidos (especialmente, el gusto y el oído).
 
Prevención
Con el objetivo de concienciar a la población de la posibilidad de prevenir esta enfermedad, el Grupo TTCC ha elaborado un decálogo con varios consejos en relación a la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de esta patología.
 
Para prevenir este tipo de tumores, la Dra. Escobar ha señalado que “en los casos de las personas fumadores, es aconsejable que abandonen el hábito lo antes posible, limitar el consumo de bebidas alcohólicas e ingerir frutas, verduras y hortalizas”.
 
La experta ha comentado que “hay que prestar atención a los síntomas. Cualquier bulto nuevo en el cuello o en la boca debe ser motivo de consulta al médico. También sufrir ronquera o tener tos persistente, tener una herida en el labio, la lengua o en la cavidad oral que no cicatriza o perder mucho peso sin razón aparente, son algunos de los factores que deben tenerse en cuenta”.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page