ESTÁS LEYENDO...

Recuperarse de un ictus es más fácil con una alime...

Recuperarse de un ictus es más fácil con una alimentación saludable

En verano, las licencias gastronómicas que no nos permitimos durante el resto del año están a la orden del día. ¿Quién no ha incrementado el consumo de alimentos fritos, las salsas calóricas como la mayonesa y las bebidas alcohólicas, así como los refrescos azucarados y los helados en vacaciones? Sin embargo, estos hábitos pueden ser muy peligrosos en una persona con riesgo cardiovascular o que hayan sufrido un ictus. Por ello  la campaña de educación social #GeneraciónINVICTUS de Boehringer Ingelheim nos recuerda que una alimentación saludable ayuda a reducir los factores de riesgo cardiovascular como la diabetes, la hipertensión, el colesterol elevado en sangre y la obesidad, que podrían evitar hasta un 90% de los casos de ictus. Nos lo explica Marta, una paciente de ictus que se recupera gracias a un programa de alimentación y ejercicio saludable, y que forma parte de esta #GeneraciónINVICTUS.

La bloguera y profesora de yoga Xuan Lan recomienda unos sencillos cambios para recuperarse de un ictus

En lugar de ensaladilla rusa o patatas bravas… hummus de calabaza con crudités

La ensaladilla rusa o las patatas bravas son algunos de los aperitivos más típicos para empezar una comida en verano. Para evitar el consumo de salsas calóricas una opción saludable perfecta para el verano es el hummus, que se puede acompañar de crujientes crudités de verduras. La calabaza le aporta un toque diferente y aumenta el contenido de carotenos, un nutriente ideal para el verano.

En lugar de ensalada de pasta con mayonesa… espaguetis de calabacín con aguacate

Aunque la pasta tiene su lugar en una alimentación saludable, supone un mayor aporte calórico. Una buena opción es sustituir las salsas calóricas más comunes por unos ‘espaguetis’ hechos con tiras de calabacín, acompañados de una refrescante vinagreta al limón con aguacate, con saludables grasas monoinsaturadas.

En lugar de un batido de helado… un batido de plátano y bebida de almendras

Con la llegada del verano, un batido a base de helado puede ser la alternativa escogida por muchos para un postre refrescante. Sin embargo, cambiando el helado por plátanos y bebida de almendras, y añadiendo unos dátiles para endulzar, tendremos un refrescante y saludable batido.

Y los consejos de siempre

En general, es importante priorizar el consumo de frutas y verduras de temporada, acompañándolas de proteínas magras e hidratos de carbono complejos, como el arroz integral o la quínoa. Además, en la época estival es imprescindible beber suficiente agua, sin esperar a tener sed. La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) recomienda tomar en torno a 2,5 litros al día2, ya sea mediante la ingesta de agua y otras bebidas o con el consumo de alimentos con alto contenido en agua. Por ello, otras opciones pueden ser las infusiones frías, aguas con frutas y verduras para dar sabor (limón, pepino, fresas…) y, ocasionalmente, zumos naturales. Algunos alimentos típicos del verano, como la sandía, el gazpacho o los granizados de fruta son también una manera agradable de hidratarse.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.