ESTÁS LEYENDO...

Reflexiones sobre la empatía, por José Vélez Garc...

Reflexiones sobre la empatía, por José Vélez García-Nieto

La empatía es un concepto que se ha puesto de moda y de significado algo complejo. Se trata de la capacidad de cada cual para ponerse en el lugar del otro. En una consulta, la habilidad del paciente para pensar como si fuera el  médico o la del galeno para sentirse como si fuera el enfermo. Del jugador para pensar como el árbitro; o del árbitro para ponerse en la piel del futbolista aunque jamás haya practicado tal deporte. Del fiscal, para ponerse en el pellejo del delincuente o del estafador para entender los razonamientos esgrimidos por el abogado para dar con sus propios huesos en el trullo.

No es demasiado fácil y muchas personas jamás consiguen ponerse en la situación contraria para facilitar un acuerdo o una negociación. A mí, personalmente, me costaría ponerme en el lugar de nuestros políticos para vislumbrar siquiera lo que están pensando en realidad o la verdadera finalidad de sus propuestas.

La empatía está muy relacionada con la fiabilidad y la cercanía. Las personas e instituciones más creíbles suelen defraudar muy pocas veces y no producen grandes sobresaltos en la toma de sus decisiones. Son, básicamente, empáticas.

En líneas generales, creo que el farmacéutico es un referente con empatía suficiente: cercano, asequible, capaz de pensar como nosotros y con ese punto de firmeza necesario que nos hace comprender que le pedimos algo que no debe concedernos. Ese antibiótico sin receta, aquel tratamiento que no nos hizo demasiado efecto e, incluso, el producto milagro que vemos anunciado en televisión y que, probablemente, no sirve para casi nada. Nosotros lo intuimos, pero el farmacéutico es ese profesional que ratifica o contradice las supuestas virtudes de una  alternativa terapéutica.

Puede que la empatía no sea exclusiva del ser humano, aunque en otras especies animales la denominemos instinto. Nosotros tenemos que procurar cuidarla, protegerla y utilizarla siempre que sea posible. Estaremos  siempre más y mejor acompañados.


 

 

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page