ESTÁS LEYENDO...

Repaskin: el fotorreparador real del ADN

Repaskin: el fotorreparador real del ADN

Cuando la radiación UV de los rayos solares llega a la piel, alcanza nuestras células y puede, incluso, modificar la estructura del ADN. Sesderma acaba de lanzar una nueva línea de solares que incorporan dos enzimas reparadoras del ADN; las fotoliasas y las endonucleasas. Las fotoliasas, obtenidas del extracto de plancton, se activan a los 20 minutos de recibir la luz solar visible. Las endonucleasas, obtenidas del micrococus, no necesitan la luz para activarse. Con estas dos enzimas se consigue algo único: proteger la piel y reparar los daños en el ADN celular al mismo tiempo.

-Repaskin Fotoprotector SPF 50 es un fotorreparador pre solar liposomado que incorpora filtros físicos, químicos y biológicos. El dióxido de titanio micronizado aporta mayor adherencia sin efecto blanquecino; el té verde reduce el eritema por su potente acción antioxidante; la ergotioneína, un potente antioxidante, actúa en la mitocondria; la fitoesfingosina restaura la función barrera del estrato córneo y la silimarina protege frente a la quemadura solar y el daño en el ADN. Además, posee excelentes propiedades antioxidantes, antiinflamatorias e inmunomoduladoras que ayudan a prevenir el cáncer cutáneo inducido por la radiación UVB. Pero la principal novedad consiste en que al añadir las enzimas reparadoras liposomadas (fotoliasas y endonucleasas) se logra un fotoprotector que, por primera vez, repara los daños celulares y protege la piel al mismo tiempo que se toma el sol. Esta protección cubre tanto los rayos UVA, UVB e infrarrojos.

-Repaskin gel post solar. Se basa en la acción de las endonucleasas encapsuladas en liposomas, que actúan en la oscuridad para reparar el daño celular. Además, contiene activos hidratantes, calmantes y regenerantes: centella asiática, aloe vera, camomila, té verde y ginkgo biloba. Es ideal para después de haber tomado el sol.

Estos productos se basan en la nanotecnología, que consigue transportar los activos encapsulados en liposomas a las capas más profundas de la piel.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *