ESTÁS LEYENDO...

¿Resfriado y fumando? déjalo ahora.

¿Resfriado y fumando? déjalo ahora.

Si un resfriado es incómodo para cualquiera, cuando se
trata de un fumador, sus síntomas (estornudos, obstrucción nasal, picores,
malestar general?) se exacerban aún más y las molestias que ocasiona se multiplican
.

Aunque todo depende de la
edad del fumador, de la cantidad de cigarros que fume al día y del tiempo que
haya transcurrido desde que empezó a fumar, se ha demostrado que el tabaco
reduce la capacidad respiratoria, genera más secreciones y dificulta la salida
del moco bronquial, agudizando los resfriados y prolongándolos en el tiempo. Pero
además, el tabaco disminuye la eficacia
de muchos fármacos, ya sea porque hace que se metabolicen más rápidamente, ya
sea porque la nicotina contrarresta sus efectos. Ya sabes, si el
resfriado te provoca cierto asco al tabaco, aprovecha la oportunidad y déjalo
para siempre.

La alternativa

Eso sí, tienes que saber que una
vez superado el resfriado, a corto plazo aparecerán nuevos síntomas asociados
al abandono del tabaco y que dependerán del grado de adicción tuvieras, por lo
que es importante estar preparado psicológicamente. Estos síntomas son la
exacerbación de síntomas similares a los de un catarro, relacionado con una
depresión del sistema inmunológico a corto plazo, y aparición de úlceras en la
boca, debida a la pérdida del efecto antibacteriano que produce el tabaco. Te
servirá de consuelo saber que estos síntomas desaparacerán
a las seis semanas, y que todos los efectos beneficiosos que se consiguen al dejar
de fumar? ¡No tienen precio!

Cómo afecta el tabaco a las vías respiratorias

1.       
Destruyendo la
superficie de las vías aéreas más pequeñas, con una disminución del flujo de
aire.

2.       
Aumentando el
tamaño de las glándulas situadas en la mucosa de la tráquea y bronquios y produciendo
un aumento de las secreciones, lo que lleva a expectorar de forma habitual y,
sobre todo por las mañanas.

3.       
Dificultando la
eliminación del moco bronquial y provocando su acumulación en los bronquios, lo
que supone un espléndido caldo de cultivo para múltiples gérmenes que favorezcan la
aparición de sobreinfecciones por virus y bacterias.

4.       
Aumentando la
producción de células inflamatorias en los alveolos, neutrófilos y macrófagos, que generan radicales libres. Si éstos
destruyen los tabiques que separan unos alvéolos de otros se origina un enfisema pulmonar.

5.       
Provocando la
pérdida de capilares, lo que dificulta la oxigenación de la
sangre.

Testimonio del mes

Tabaco y Diabetes

“Soy  diabética
desde que era niña, y hace 10 años que fumo bastante. Tengo entendido que el
tabaco disminuye la absorción de insulina, además de reducir la eficacia de
muchos fármacos. ¿A qué mecanismo obedece esto, y cuáles son los fármacos con
los que una persona fumadora tendría que tener cuidado? ¿Consumir anticonceptivos
orales, es también perjudicial para una fumadora como yo?”

Adela H. C. (Úbeda-Jaen)

En primer lugar, mi consejo
es que cualquier persona debería abandonar el tabaco lo antes posible con
independencia de la patología por la que se sienta afectado.

El tabaco disminuye la
absorción de insulina. La insulina y la nicotina tienen afinidad por
los mismos receptores y compiten por unirse a ellos ( los receptores son los
encargados de provocar la respuesta del organismo por la presencia de fármacos,
toxinas, hormonas, etc.), lo que se traduce en una menor acción del fármaco.

La nicotina es un inductor o
inhibidor enzimático dependiendo de la vía de metabolización,
es decir, influye en la velocidad de las reacciones que se
dan  en nuestro organismo, por lo tanto, puede alterar la metabolización de cualquier fármaco. En general, los
fármacos que más se verían afectados por el consumo de
tabaco, son los de estrecho margen terapéutico, por lo que le recomiendo
consultar a su farmacéutico ante cualquier duda que se le presente. 

Los anticonceptivos orales,
(AO), alteran los factores de coagulación sanguíneos en mayor o menor medida.
El riesgo de tromboembolismo asociado a los AO crece
exponencialmente al ser fumadora y en su caso, el hecho de ser diabética aún lo
incrementa más.”



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page