ESTÁS LEYENDO...

Salud dental. mucho por hacer.

Salud dental. mucho por hacer.

Mientras que el
futuro promete una vacuna contra la caries, de momento, el presente nos ofrece
el cepillo y la seda dental, suplementados con pastas y enjuagues, como único
método preventivo

La prevención de las infecciones bucales, entre ellas la
caries, la gingivitis y la periodontitis, forman el
eje central del libro de ponencias del Primer Workshop
Ibérico sobre Control de Placa e Higiene Bucodental,
patrocinado por Oral B.

A juicio del Dr. Julio Galván, presidente de la Sociedad
Española de Periodoncia y Osteointegración
(SEPA), una de las organizadoras del libro, aunque la evolución general en la
salud bucodental de los españoles es positiva, aún
existen grandes carencias en cuanto a prevención de patologías y práctica de
hábitos saludables, campos en los que nos encontramos a diez años respecto a
Europa.

La enfermedad periodontal

Por este término se conocen un conjunto de patologías que
afectan al periodonto (área alrededor del diente),
alterando el soporte del hueso que lo sujeta y pudiendo provocar una pérdida
dentaria. Sus manifestaciones son la gingivitis y la periodontitis.

La gingivitis se caracteriza por una inflamación de la encía
sin afectación del hueso alveolar, presentándose la encía enrojecida, edematosa
y de sangrado fácil. Es muy importante tratarla a tiempo, ya que es la antesala
de la periodontitis, caracterizada por una
destrucción del hueso que soporta el diente, pudiendo provocar pérdida dentaria
si no se trata a tiempo. En la periodontitis la encía
está inflamada y hay presencia de bolsas periodontales,
que son huecos entre la encía y el diente.

Los medios con los
que contamos

En las últimas décadas, gran parte de la investigación en
prevención se ha dirigido a encontrar métodos eficaces y sencillos que ayuden a
reducir la placa bacteriana (prevención primaria) y la gingivitis (prevención
secundaria). Según el Dr. Galván, la mayor parte de esta investigación se ha
polarizado hacia un enfoque químico antibacteriano, desarrollando gran cantidad
de productos antisépticos, capaces de controlar eficazmente la placa
bacteriana, responsable de estas infecciones bucales. Sin embargo, a pesar de
los avances en productos antisépticos, no existe ningún producto que pueda
sustituir las prácticas de higiene oral mecánicas, demostrándose en la práctica
que el cepillo eléctrico rotatorio oscilante y el uso de hilo dental,
suplementados o no por agentes químicos, siguen siendo la herramienta
primordial en la prevención primaria y secundaria de infecciones.

LA HIGIENE ?NACIONAL?

Los datos buenos

  • La prevalencia de caries se ha reducido considerablemente
    en la población española, sobre todo infantil. De un 80 % se ha pasado en
    7 años a una prevalencia del 35 al 40 %.
  • La
    necesidad de tratamiento de la enfermedad periodontal
    en adultos ha disminuido en los últimos años, aunque, según los ponentes
    del libro, no puede decirse que la enfermedad como tal esté disminuyendo
    entre los adultos.
  • Un
    83,5 % de los españoles se cepilla los dientes al menos una vez al día. Un
    60,8 % lo hace dos veces al día.
  • El
    uso de colutorios y productos de enjuague bucal ha crecido en los últimos
    años, siendo actualmente el porcentaje de un 15,7 %.

Los datos malos

  • Las
    caries y las enfermedades de las encías son dos de las infecciones más prevalentes del ser humano.
  • El
    96 % de la población adulta española padece enfermedad periodontal. 
  • La
    gingivitis se ha incrementado en la población infantil y adolescente.
  • España
    y Portugal ocupan los últimos lugares en consumo de productos de higiene bucodental en Europa.
  • Los
    españoles vamos muy poco al especialista y lo dejamos para cuando tenemos
    un problema ineludible.
  • Sólo
    el 5 % de los españoles utiliza seda dental y un 3 % cepillos interproximales.


COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page