ESTÁS LEYENDO...

Salud en la oficina. claves para convertir el trab...

Salud en la oficina. claves para convertir el trabajo en descanso.

Aunque los trabajos asociados a niveles
excesivos de ruido, temperatura o vibraciones, ponen en peligro la salud humana
de forma más evidente, una actividad laboral aparentemente tan segura como la
desarrollada en la oficina tampoco está exenta de riesgos

El trabajo es el lugar en el que pasamos gran
parte del día, más incluso que en nuestra propia casa. Por ello, crear un
ambiente saludable es una premisa a la que deberían aspirar todas las empresas,
ya que resulta evidente que la buena salud de los empleados repercute
positivamente en su trabajo. Según las encuestas, en torno al 20% de los
empleados de oficina tiene algún problema de salud como consecuencia de malas
posturas, constituyendo los dolores de espalda, las contracturas, los calambres
y las tortícolis las dolencias más comunes. En todos estos casos los empleados
resultan ser un 20% menos productivos que sus compañeros.

 

Medidas preventivas

De todas las premisas necesarias
para lograr un ambiente de trabajo saludable, son las referentes al espacio
físico las más fáciles de cumplir, y sus resultados son de gran importancia en
la marcha de la empresa. Esta gestión puede efectuarse con
un dato en la mano: las inversiones en educación ergonómica de los empleados y
adecuación del entorno de trabajo, resultan a la larga menos caros para la
compañía que el ausentismo, la baja productividad y otros problemas causados
por las ?dolencias de oficina?. Algunas de estas medidas, dadas por el doctor Javier Sánchez-Huerta, especialista en
medicina del trabajo del Hospital Marqués de Valdecilla
de Santander
, son las siguientes:

  1. Hay que tener en cuenta la altura del escritorio:
    una mesa de trabajo correctamente situada debe permitir que el empleado
    teclee o escriba de tal modo que los antebrazos formen un ángulo de 70
    grados a 90 grados en relación con el abdomen. La altura óptima del
    escritorio se calcula en 60
    cm para una persona de 1,62 m; 62,5 cm
    para alguien de 1,67 m;
    65 cm
    para 1,73 m
    y 70 cm
    para 1,85 m
    de estatura.

2.     
Elige bien la
silla
en la que te sentarás durante tanto tiempo. Debe ser preferiblemente
con reposabrazos
para las personas que tienen que escribir largas horas en el ordenador, ya que
sino los brazos estarían siempre suspendidos en el aire, lo que puede provocar
dolores en las articulaciones. También se recomiendan las sillas ergonómicas,
que se adaptan a la forma del cuerpo, así como utilizar un objeto para apoyar
los pies, para evitar que cuelguen, ya que esta postura aumenta la presión
sobre nuestros muslos y rodillas.

3.     
Si además utilizas el teléfono en exceso, seguramente te inclinas hacia delante y adoptas
posturas muy incómodas forzando la espalda y el cuello. Utilizar auriculares o manos libres permite atender el teléfono y
mantener la columna en una posición erguida.

4.     
Es recomendable hacer una pausa cada dos horas, para estirar las piernas y despejar la
mente. Es la mejor forma para liberarse de la tensión acumulada y volver al
trabajo en plenas facultades.

5.     
La luz de la
oficina no debe ser demasiado intensa, y no puede estar orientada directamente
a ti. Según los ergónomos, las luces fluorescentes deben filtrarse para
eliminar el parpadeo de alta frecuencia que ocasiona dolores de cabeza y fatiga
ocular. Siempre que se pueda, lo más conveniente para reducir las molestias y
trastornos es utilizar una lámpara de sobremesa ajustable, o mejor aún, luz
natural cuando fuese posible.

6.     
El color de las
paredes
es muy importante: para los techos se recomienda el blanco y para
las paredes, colores pasteles. Por ejemplo, el color amarillo y el verde en
pastel potencian la inteligencia y la capacidad creativa, mientras que el azul
disminuye las tensiones que se crean en la oficina.

7.     
Una mesa
despejada
, limpia y libre de objetos innecesarios, además de mejorar la
imagen de la oficina, contribuye a crear un ambiente de trabajo más eficiente y
a disminuir la sensación de agobio.

8.     
La temperatura es uno de los factores con mayor
impacto sobre el organismo: si siente que hace demasiado frío o calor, ajuste
la calefacción o el aire acondicionado. La presencia de plantas contribuye a
humidificar el aire del entorno laboral.

El ordenador, ¿aliado o enemigo?

El ordenador es uno de los
instrumentos que más ha facilitado la vida laboral en los últimos años, y aunque
sus beneficios son innegables a la hora de conseguir un trabajo fluido y
organizado, también cuenta con sus contraprestaciones. Y éstas vienen
principalmente derivadas de una mala postura y de un exceso de horas ante este
instrumento, aunque se pueden evitar o minimizar de la siguiente manera:

  • Adopta una
    postura correcta delante del ordenador
    . La espalda debe permanecer
    recta, en ángulo recto con las piernas. Los brazos deben apoyarse sobre la
    mesa y la vista hacia la pantalla debe ser plenamente horizontal, o como
    mucho con una leve inclinación (siempre hacia abajo), no mayor de 45º.
  • Trabajar con una pantalla informática
    cubierta de polvo u oscurecida por la luminosidad de las luces de la
    oficina, puede cansar la vista y producir jaquecas. Para evitar estos
    trastornos limpia el monitor semanalmente y cambia la posición del
    ordenador o las luces para evitar la luminosidad. Los protectores de pantalla ayudan a reducir los reflejos
    molestos.

·       
La vista
es algo que debemos cuidar
: de no tratarla, aparecen dolores de cabeza,
visión borrosa y mareos después de la jornada laboral. Si trabajas muchas horas
delante del ordenador, cierra los ojos con frecuencia para lubricar la córnea.
Además, procura situarte a una distancia de 45 a 60 centímetros
de la pantalla.

  • Mecanografiar y realizar otros movimientos
    repetitivos pueden tensionar los músculos y los tendones de las manos,
    muñecas, antebrazos y hombros
    . Para prevenir los dolores, hinchazones
    y otros perjuicios causados por el teclado, se recomienda no teclear en
    posiciones difíciles como la de sobreflexionar
    las muñecas.
  • Los especialistas en ergonomía
    también sugieren ajustar la inclinación del teclado para que los
    dedos, muñecas y codos se mantengan alineados cómodamente. Una de las
    innovaciones más eficaces en ergonomía informática han sido los teclados
    inclinados, que tienen ?zonas de descanso? para las palmas de las manos y
    que pueden separarse en distintas piezas, que se alinean mejor con las
    muñecas y los codos.

El estrés, un mal de nuestro tiempo

El estrés es una respuesta
automática del organismo a cualquier cambio
ambiental, externo o interno, mediante la cual se prepara para hacer frente a
las posibles demandas que se generan como consecuencia de la nueva situación.
Por tanto, en principio no es algo ?malo? en sí mismo, ya que facilita el
disponer de recursos
para enfrentarse a situaciones que se suponen excepcionales. Cuando esos
cambios se presentan demasiado difíciles para la persona, surge el estrés. Para
muchos, las condiciones de hacinamiento, las presiones económicas, la
sobrecarga de trabajo, el ambiente
competitivo, etc., son circunstancias que se perciben inconscientemente como
amenazas. Esto les lleva a reaccionar a la defensiva, tornándose irritables y
sufriendo consecuencias nocivas sobre todo el organismo, como depresión o
ansiedad, dolores de cabeza, insomnio, indigestión, sarpullidos, disfunción
sexual, palpitaciones rápidas y nerviosismo.

¿Cómo reducir el nivel de estrés en mi trabajo?

1.      Tomando
suficiente agua
durante el día y evitando el exceso de cafeína.

2.      No
saltándote las comidas.

3.      Haciendo
descansos de 5 minutos cada dos horas, cerrando la puerta de su oficina,
haciendo estiramientos, escuchando música
relajante o practicando ejercicios de respiración profunda.

4.      Tratando
de llevar adelante una cantidad de trabajo suficiente y variada que evite el
aburrimiento o la monotonía.

5.      Participando
en las decisiones o el control sobre el propio trabajo y mejorando la
comunicación entre los componentes de la empresa.

6.      Simplifica
los procesos administrativos, clarificando las responsabilidades de cada
trabajador.

7.      Estableciéndote
metas de trabajo claras, realistas y consensuadas.

8.      Planificando
adecuadamente y con antelación los turnos.

9.      Evitando
mezclar los problemas familiares con los laborales y desconectando.

Afecciones primaverales

ASTENIA:

La llegada de la nueva estación
incrementa hasta en un 10 % las visitas al médico por síntomas relacionados con
las alteraciones en el ritmo biológico, suscitadas por un mayor número de horas
de luz. Éste
es el caso de la astenia, afección leve que sufren una de cada diez personas, el
80% de ellas mujeres, y que normalmente se soluciona cuando el cuerpo se ha
adaptado a las nuevas condiciones climatológicas.
Este
trastorno se caracteriza por un fuerte cansancio, agotamiento, decaimiento y
falta de energía para realizar las actividades habituales. Médicamente, se
produce por una disminución de las betaendorfinas en
el plasma, que al alterarse causan una sensación de decaimiento y agotamiento.Algunos
consejos para combatirla son
dormir las horas necesarias, hacer
algo de ejercicio físico e incluir en la dieta alimentos energéticos, como
fruta, pasta y legumbres. Además, con el cambio de estación, los campos eléctricos
también sufren alteraciones en su composición,
por lo que las
personas con mayor grado de sensibilidad ante los cambios de tiempo y
climatología pueden sufrir desde dolores de cabeza hasta mareos y náuseas.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page