ESTÁS LEYENDO...

Se confirma que la edad y los síntomas de la menop...

Se confirma que la edad y los síntomas de la menopausia tienen un fuerte componente genético

El Departamento de Obstetricia, Ginecología y Reproducción de USP Institut Universitari Dexeus, “Salud de la Mujer Dexeus”, cuenta con una unidad especializada en el tratamiento de los trastornos de la menopausia, dirigida por la Dra. Montserrat Manubens, encaminada a conseguir un envejecimiento saludable de la mujer, basado en la medicina preventiva, con la finalidad de mejorar la calidad de vida durante la menopausia.


La Dra. Manubens recuerda que, a lo largo de los años, y mediante la prevención y la utilización de diferentes tratamientos médicos se ha conseguido minimizar los síntomas de este período, consiguiendo un estilo de vida adecuado para cada mujer, en las diferentes etapas de su vida. En este sentido, recomienda a las mujeres que acudan al ginecólogo tras la aparición de los primeros desarreglos de la menstruación, con la finalidad de prevenir la aparición de posibles trastornos asociados a la menopausia.


 

Un tratamiento adecuado a cada necesidad


Podemos hablar de menopausia tras el transcurso de un año sin menstruación, una vez descartadas otras patologías que provoquen la amenorrea. Suele producirse sobre los 50 años de edad, con independencia de la condición física de cada mujer. En algunos casos, la menopausia llega antes de esa edad: si lo hace antes de los 45 años, estaremos ante una menopausia precoz y si se produce antes de los 40, hablaremos de una fallo ovárico prematuro.


La desaparición de la menstruación se asocia a trastornos relacionados con la disminución de los estrógenos y, aunque un pequeño porcentaje de mujeres no sufre ningún síntoma, la mayoría experimenta, en una primera fase, la aparición de sofocos, sudoración nocturna, irritabilidad e insomnio. En una segunda etapa puede provocar sequedad vaginal, mayor riesgo de pérdida de masa ósea (osteoporosis), un ligero aumento del colesterol y una tendencia más acusada a sufrir enfermedades cardiovasculares.


Aunque los trastornos pueden ser de diferente intensidad, en mayor o menor medida la menopausia afecta a la calidad de vida de todas las mujeres. Para reducir el impacto de estos síntomas, la Dra. Manubens destaca la necesidad de seguir un tratamiento individualizado para cada mujer que ayude a combatirlos.


Entre los diversos métodos existentes en el mercado, la doctora considera que el Tratamiento Hormonal Sustitutorio es el más efectivo y desmiente que su consumo durante un periodo no superior a los 5 o 6 años, en mujeres a partir de los 50 años, aumente el riesgo de padecer cáncer de mama.


Existen otras terapias no hormonales, que atacan por separado los diferentes síntomas, y sustancias naturales como los fitoestrógenos, derivados de plantas que se encuentran en las legumbres, las hortalizas y los cereales, con importantes efectos anticancerígenos, antioxidantes, antivíricos y antiinflamatorios,  que ayudan a prevenir algunos síntomas de la menopausia. Los fitoestrógenos para ser efectivos deben tomarse con una comida.


 

La incontinencia urinaria tiene solución


Este trastorno asociado a mujeres postmenopaúsicas no reviste gravedad, aunque empeora la calidad de vida de las mujeres y, en algunos casos, implica importantes consecuencias psicológicas por temor a vivir situaciones embarazosas. Se trata de un problema de fácil solución, a partir de la rehabilitación del suelo pélvico, pero debe iniciarse en etapas tempranas de la vida. Así, la unidad de Suelo Pélvico del Departamento de Obstetricia, Ginecología y Reproducción de USP Institut Universitari Dexeus “Salud de la Mujer Dexeus” ofrece tratamientos mediante fisioterapia, que en muchos casos suelen ser suficientes para solucionar el problema. En  algunos  casos es necesario recurrir a la cirugía.


 

La prevención, clave de la calidad de vida


En su apuestapor el envejecimiento saludable, la responsable de la Unidad de Menopausia del centro “Salud de la Mujer Dexeus recuerda que un ejercicio tan sencillo como caminar media hora al día, con calzado cómodo, corrige considerablemente los síntomas más comunes de la menopausia como la obesidad, el aumento del colesterol, la diabetes y la hipertensión y, al mismo tiempo, mejora el estado de ánimo y el nivel de antioxidantes de las mujeres. También hace hincapié en la necesidad de adoptar unos hábitos de vida saludables desde la infancia, como el consumo de alimentos ricos en calcio -vegetales, pescados y lácteos – con la finalidad de evitar o retrasar los síntomas relacionados con la menopausia, principalmente el riesgo de sufrir osteoporosis.




COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page