ESTÁS LEYENDO...

Se presenta la campaña "¡No te deshidrates!&q...

Se presenta la campaña "¡No te deshidrates!"

Se presenta la campaña "¡No te deshidrates!"

En verano aumenta el riesgo de deshidratación. Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) el calor no abandona España durante estas semanas, lo que puede provocar un incremento de las consultas sobre salud y de los ingresos hospitalarios asociados a golpes de calor y a las deshidrataciones. Para evitarlo, los especialistas recomiendan ingerir variedad de bebidas incluyendo, además de agua, infusiones, refrescos, zumos, lácteos, etc. El sabor también hace más fácil mantener una correcta hidratación.

La exposición humana a temperaturas ambientales elevadas puede provocar, entre otras cosas, pérdida de agua y electrolitos (deshidratación) y una respuesta insuficiente del sistema termorregulador. Las vacaciones también pueden suponer un factor de riesgo: las gastroenteritis, las diarreas del viajero, el uso del aire acondicionado que reseca el ambiente, los aviones (las condiciones de sequedad en vuelo son similares a las del desierto), etc. son causa frecuente de deshidrataciones.

Una correcta hidratación es fundamental en estas fechas pero, aún más, para los grupos de población más vulnerables a las consecuencias de la deshidratación: un 30% de la población española –14 millones de personas, entre ancianos, deportistas, embarazadas, niños, enfermos crónicos, trabajadores al aire libre, etc.- está en situación de riesgo de sufrirla. Sin  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosembargo, diversos estudios1 realizados por el Observatorio de Hidratación y Salud (OHS) ponen de manifiesto que, en general, los españoles no están suficientemente informados de los riesgos que implica y, en consecuencia, no se hidratan adecuadamente. La concienciación anticipada de la población puede reducir los efectos sobre la salud.

Desarrollo de la Campaña

Con el objetivo prevenir los efectos de las altas temperaturas y de la deshidratación en la salud, se pone en marcha la Campaña de Divulgación Sociosanitaria ¡NO TE DESHIDRATES! La iniciativa está promovida por el Observatorio de Hidratación y Salud con el respaldo del Ministerio de Sanidad y Política Social (MSPS) y el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos (CGCOF). El objetivo es difundir entre la población la importancia de mantener una buena hidratación, especialmente en situaciones de calor y entre los grupos de población más vulnerables.

Bajo el lema “Hay mil formas divertidas de hidratarse”, farmacéuticos de toda España difundirán la necesidad de adoptar hábitos saludables, distribuirán materiales divulgativos y resolverán las consultas de la población sobre los efectos de una correcta ingesta de líquidos en la salud. Durante el desarrollo de la campaña, entre los meses de julio y septiembre, se llevarán a cabo distintas actividades:

·Asesoramiento personalizado en las farmacias con el apoyo de materiales informativos para la población y para los propios farmacéuticos, como herramienta de trabajo para apoyar su formación en materia de hidratación.
·Acciones de concienciación en situaciones de riesgo y dirigidas a los colectivos más vulnerables.
·Vídeos divulgativos e información a través de la web: http://www.hidratacionysalud.com.

Falta concienciación

La deshidratación provoca cansancio, dolor de cabeza, dificultad de concentración, malestar general. Además, puede afectar negativamente al rendimiento mental y contribuye a empeorar algunas enfermedades. 

Uno de los mayores problemas para la salud en los que puede estar implicado un deficiente estado de hidratación es el “golpe de calor”, que suele empezar con signos físicos como la  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos
piel seca y enrojecida, sensación de fatiga, sed intensa, calambres musculares, nauseas, vómitos, etc. y pueden acabar en una pérdida de la consciencia.

Los expertos recomiendan beber de 2 a 3 litros de líquidos al día. En verano, con el calor y la humedad o al realizar actividades físicas, se pueden llegar a duplicar estas necesidades. Sin embargo, según diversos estudios elaborados por el Observatorio de Hidratación y Salud (OHS), los españoles tienen poca información y, a menudo, equivocada, sobre las consecuencias de la deshidratación y los golpes de calor.
 
Así, aunque la mayoría afirma conocer las consecuencias para la salud de la deshidratación, cerca del 90% reconoce beber menos de lo adecuado para mantener una óptima hidratación. Además, en una situación de riesgo como es el verano, sólo la mitad toma medidas especiales; el 30% tampoco presta atención a aglomeraciones, fiestas, conciertos, etc.

Beber antes de tener sed

Es necesario beber antes de tener sed ya que ésta es la señal que envía el cerebro para alertar de que existe una pérdida del equilibrio hídrico, es decir, una ligera deshidratación. Sin embargo, ésta es una de las recomendaciones que se olvidan con más frecuencia, ya que el 61% de la población bebe sólo cuando tiene sed.

Además, la sed es una señal que falla en muchas situaciones. Así, por ejemplo, con la edad va perdiendo esta sensación, por lo que muchos mayores no sienten sed aunque puedan estar deshidratados. Del mismo modo, al practicar ejercicio físico o cuando se producen grandes pérdidas por el sudor, puede desaparecer la sensación de sed, lo que no significa que el organismo este hidratado. Esta falta de líquidos puede aumentar la fatiga y disminuir la capacidad de realizar esfuerzos.

El farmacéutico, un aliado
El farmacéutico, como profesional sanitario cercano a la población, cumple un papel fundamental para mejorar la información y aconsejar hábitos saludables como beber antes de tener sed o ingerir variedad de bebidas y alimentos que permitan mantener una correcta hidratación.

Por eso, contando con el farmacéutico como aliado, dentro de campaña se repartirán materiales informativos en las oficinas de farmacia de toda España. Además, se hará llegar a los profesionales la “Guía de Hidratación y Salud”, pensada como una herramienta de trabajo para apoyar la formación en materia de hidratación.

La importancia de la prevención
Frente a situaciones y factores que incrementan el riesgo de sufrir una deshidratación, ingerir además de agua, infusiones, refrescos, zumos, lácteos, etc. ayuda a beber la cantidad necesaria. Así, diversos estudios demuestran que incluir diversidad de bebidas incrementa en un 50% la ingesta de líquidos. El sabor de las bebidas también facilita beber, ya que incrementa en un 32% la ingesta de líquido2.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?