ESTÁS LEYENDO...

SEXO ORAL, una puerta abierta al VPH

SEXO ORAL, una puerta abierta al VPH

Los tumores malignos de orofaringe relacionados con el sexo oral en España están aumentando vertiginosamente. El virus del papiloma humano es el principal agente causante, al producir infecciones de transmisión sexual en genitales, ano y orofaringe, que se ven favorecidas con estas prácticas.

Hasta el 30% de los tumores malignos de orofaringe diagnosticados en España pueden estar relacionados con el sexo oral debido a la infección por el virus del papiloma humano, según datos recopilados por la Comisión de Cirugía de Cabeza y Cuello y Base de Cráneo de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC). Aunque los principales factores de riesgo de cáncer de faringe son el consumo de tabaco y de alcohol, “más significativo en hombres que en mujeres”, según el doctor Pablo Parente, presidente de la Comisión, sin embargo, la aparición de los tumores relacionados con el VPH ha provocado un aumento de su incidencia en general y en mujeres en particular, sin igualar la tasa de prevalencia en hombres. De hecho, según este trabajo, la relación del VPH con el cáncer de orofaringe es mayor en mujeres, 38% frente al 20% en hombres, siendo mayor la prevalencia en hombres que tienen relaciones sexuales con varones (12%), en comparación con los varones heterosexuales (4,7%). Los casos conocidos de afectados por este tipo de cáncer, como el de Michael Douglas, “han incrementado las consultas de personas sexualmente activas con molestias específicas en la garganta”, afirma el doctor. De hecho, aproximadamente 8 de cada 10 personas sexualmente activas entrarán en contacto con el virus en algún momento de su vida.

El VPH puede llegar a provocar cáncer de cuello de útero, anal, vulvar, vaginal, orofaríngeo, de pene, así como verrugas genitales. Concretamente, un 87,6% de los cánceres anales, un 71,1% de los cánceres vaginales y un 19,3% de cánceres vulvares se deben a una infección por VPH.

El número de parejas sexuales también afecta

Según una revisión reciente publicada en la revista Community Dentistry and Oral Epidemiology, istintos estudios concluyen que no solo el sexo oral, sino también el número de parejas sexuales pueden asociarse con un mayor riesgo de cáncer oral y orofaríngeo. Por lo general, la infección por el VPH es eliminada de forma espontánea del organismo por el sistema inmune durante el primer o segundo año. Pero se dan cada vez más casos en los que “el virus del papiloma humano (VPH) produce infecciones de transmisión sexual en genitales, ano y orofaringe, zonas en las que puede provocar la aparición de tumores malignos, siendo causa frecuente del cáncer de cuello uterino”, señala el doctor Parente.

Amígdala palatina y lengua

En la zona de cabeza y cuello, se producen “en una parte de la garganta denominada orofaringe, específicamente, en la amígdala palatina y la parte posterior de la lengua”, comenta el doctor Parente. El virus puede causar una infección silente que, después de años de evolución, “transforma las células epiteliales en malignas”, añade. Sin embargo, este especialista advierte, “hay que insistir en que la presencia de papilomas es indicador de la infección, pero no del desarrollo de un tumor maligno ya que no todos los tipos de VPH tienen capacidad carcinógena y, además, la aparición de cáncer no es inmediata”. Se trata de un virus muy común “que muchas personas contraen en algún momento tras mantener relaciones sexuales, pero en la mayoría de los casos no causa ningún problema de salud”, explica.

Ponle remedio

Una de las principales recomendaciones para prevenir la infección por VPH es evitar las relaciones sexuales sin protección. Además, se debe hacer una revisión ginecológica periódica que incluya la realización de la citología cérvico-vaginal o test de Papanicolaou, en la que se extrae una muestra de células del cuello del útero se puede detectar si hay células anormales. Se trata de una prueba sencilla, rápida e indolora. La razón por la que es tan importante esta prueba es porque el cáncer de cérvix no se forma de manera repentina, sino que las células normales se transforman en precancerosa, y es durante ese periodo cuando se puede realizar un tratamiento más sencillo y eficaz a fin de evitar la formación del cáncer.

Además, “tenemos a nuestra disposición una vacuna que permite evitar la infección por VPH y, por lo tanto, la aparición de cáncer de cérvix y orofaringe relacionado con este virus”, apunta el doctor Parente. Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda administrarla a las niñas de entre 9 y 13 años, “y así está en el calendario de vacunación español, se está valorando ampliar su aplicación en niños”, concluye. En España además, existen desigualdades muy significativas entre CCAA en cuanto a la prevención frente al VPH. Algunas apenas superan el 50% de cobertura vacunal, mientras están cerca del 95%.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.