ESTÁS LEYENDO...

Sigre, una realidad consolidada.

Sigre, una realidad consolidada.

SIGRE, el Sistema Integrado de Gestión y Recogida de Envases del sector farmacéutico, ya está presente en 11 comunidades autónomas españolas

La acogida de los ciudadanos al sistema está siendo muy positiva en las provincias en las que se ha implantado: según muestran los sondeos de opinión llevados a cabo hasta la fecha, los consumidores, en porcentajes cercanos al 100%, valoran muy positivamente esta iniciativa, consideran la información recibida más que suficiente y se muestran dispuestos a colaborar.

Dónde encontrar SIGRE

En la actualidad, el SIG del sector farmacéutico está presente en once de las diecisiete Comunidades Autónomas, así como en Melilla, lo que supone que más de 16.000 farmacias operan ya como Puntos SIGRE de recogida selectiva e información al consumidor. Se prevé que el Sistema esté implantado en el resto de las regiones antes de finales de año, lo que significará que los más de 40 millones de españoles podrán contribuir, a través de esta iniciativa, a reciclar los envases y eliminar los restos de medicamentos. Esta iniciativa de la Industria Farmacéutica, que cuenta con la colaboración de la distribución y las oficinas de farmacia, comenzó su implantación en distintas comunidades autónomas el año pasado, pero ha sido en este primer semestre de 2002 en el que está operativo en la mayor parte del territorio nacional.

El ciudadano: pieza clave

La implicación del ciudadano es fundamental para el éxito de SIGRE, y depende, en gran medida, del grado de sensibilidad e implicación que demuestre. Por eso, se está llevando a cabo una importante campaña de comunicación y divulgación, no sólo a través de los medios, sino también a través del propio farmacéutico y de los hospitales y centros de salud.

En este sentido, la colaboración del farmacéutico va aún más allá de la recogida selectiva a través de los Puntos SIGRE ubicados en su oficina de farmacia, ya que por su cercanía con el ciudadano, cumple una segunda función, tan importante como la primera: la de informarle sobre lo que deben y lo que no deben depositar en los Puntos SIGRE, y concienciarles sobre la importancia de su colaboración con el Sistema.

Sería muy positivo que los consumidores vieran en el Punto SIGRE de su farmacia no sólo la posibilidad de contribuir al cuidado del medio ambiente, sino también la de cuidar su propia salud. A través de esta campaña se pretende completar el aspecto medioambiental con un mensaje proveniente de la industria farmacéutica: el uso racional del medicamento, evitando el consumo de medicamentos en mal estado o caducados que los consumidores puedan tener en sus botiquines domésticos, así como la automedicación no responsable.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page