ESTÁS LEYENDO...

Situaciones depresivas.

Situaciones depresivas.

  • Pues como le dijeron que tenía mucha velocidad en la sangre?
  • Eso no tiene nada que ver?
  • ?yo pensé que le atacaba a los nervios
  • La velocidad de sedimentación globular, que es a lo que se refiere, determina otro tipo de enfermedades
  • ¿Y esto que pone en el volante de macedonia, es un plan de comidas?
  • Lo que pone es anhedonia
  • ¡Jesús, que enfermedad más rara!
  • La anhedonia no es una enfermedad, es un síntoma
  • ¿Un síntoma de qué?
  • Es la pérdida de la sensación de placer en actos que normalmente lo producen
  • Así veo yo de triste a mi marido
  • Es que, señora, este informe es para el especialista porque lo que detecta su médico de cabecera es una fuerte depresión
  • ¿Y estas pastillas que le ha mandado?
  • Es un ansiolítico, que me imagino que se lo ha recetado mientras el especialista le da cita
  • O sea que son para las ansias, porque él de vez en cuando tiene unas arcadas y unas fatigas que?
  • El ansiolítico trata la ansiedad nerviosa no las arcadas. Es para cuando su marido tenga sensaciones autolíticas
  • Si en mi casa no tenemos estufas de butano
  • Esas son catalíticas y yo le hablo de procesos depresivos
  • Es que como lo veo de un tiempo a esta parte con los ojos medio cerrados y tan amodorrado, pensaba que a lo mejor estaba atufado con el brasero. Pero sin embargo me come muy bien. O sea que no será nada grave
  • La depresión, señora, es una afección muy seria
  • Pero el caso es que igual está así de mustio que se toma dos copitas de tinto y parece otro
  • Pues con esta medicación tiene que olvidarse del alcohol
  • Eso sí que va a ser imposible porque cuando él coge una costumbre no la deja ni muerto
  • Pues ni alcohol, ni medicamentos IMAO?
  • ¡Uy si él no puede ver al chino ese y además se ha muerto!
  • IMAO no es un chino. Es un inhibidor de una enzima: la monoaminoxidasa
  • Hay que ver en el lío que me está metiendo este hombre por una tontería
  • La depresión no es una tontería
  • Si lo digo porque es ganas de buscarse problemas donde no los hay. ¿Usted cree que hay derecho que este hombre esté así desde que se jubiló?
  • Curiosamente es un caso que se da con mucha frecuencia
  • Mire usted que él no ha dejado nunca de ir al trabajo, ni cuando tenía un subidón de azúcar
  • ¡Ah! ¿pero es diabético?
  • Desde que yo lo conocí. Pero con sus pastillas ha ido tirando y ahora desde que le salió una llaguita en el dedo gordo del pie no quiere salir de casa
  • Este síntoma es delicado
  • Pero lo curioso es que cuando estaba en activo no tenía tantos achaques
  • Es que, aunque la edad no perdone, en el caso de su marido el andar es algo fundamental y lo de la llaga no me gusta nada
  • ¡Por Dios no me asuste usted!
  • Un diabético ha de tener especial cuidado con las úlceras varicosas porque pueden necrosarse y tener que intervenir
  • O sea cortarle el dedo gordo
  • O sólo la falange distal
  • ¿Y este hombre con la dichosa política?
  • Es que la falange no es un grupo político sino la punta del dedo, donde ha salido la llaga
  • ¿Entonces debe andar?
  • Por supuesto y cuando llegue a casa tener el pie afectado en alto para facilitar la circulación de retorno
  • Circulación la que le voy a dar yo cuanto que llegue a casa. Así que a la calle, ¿no le parece?
  • Que lo eche a la calle no, pero que lo saque de paseo sí

Pedro Caballero-Infante P.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page