Sol.despacito y buena letra.

El riesgo de padecer (quitar) cáncer de piel comienza cuando el sistema de defensa que
posee la piel contra los rayos ultravioleta alcanza su ?tope? de acumulación.
De ahí que los dermatólogos no cesen en sus intentos de concienciación 

El bronceado y sus  contradicciones

La moda del
bronceado surge a finales de los años setenta del pasado siglo. Desde
entonces,  cada vez es mayor el número
de personas que deja su cuerpo al desnudo sin la adecuada protección
frente a la devastadora acción solar, lo que ha provocado un aumento
considerable de los casos de cáncer de piel. Y es que sólo un 15%  de los españoles reconoce utilizar una
protección adecuada, según el estudio difundido
durante la VI Campaña de Sensibilización Solar, organizada por la Asociación
Española de Cáncer Cutáneo (ASECCUT). Tal y como ha afirmado Pedro Redondo, dermatólogo jefe
de la Clínica Universitaria de Navarra, en el transcurso del V Congreso Nacional
de Enfermería Dermatológica celebrado recientemente en Navarra, ?hemos
convertido el ponernos moreno en un hábito arraigado, sinónimo equivocado de
belleza y buen aspecto, mientras paralelamente demandamos tratamientos que nos
ayuden a combatir las secuelas del sol en la piel?.

Hasta los 18 años, un factor
de protección mínimo de 15 reduce en un 80% 
el cáncer de piel en la edad adulta 

Las consecuencias de un mal
hábito

El
abuso de la exposición al sol
puede provocar lesiones oculares graves, pecas, manchas en la piel, quemaduras,
erupciones,  melanoma (quitar) discromías, y  en los casos más extremos, cáncer de piel.
Según los expertos, la piel ?tiene memoria? y los daños que sufre a lo largo de
la vida se van almacenando en la epidermis 
?de forma progresiva e inapreciable? a simple vista, aunque a largo plazo
las consecuencias pueden ser el aumento de patologías cutáneas o
fotoenvejecimiento prematuro. El cáncer de piel se produce a largo plazo cuando
el sistema de defensa que posee la piel contra los rayos ultravioleta alcanza
su ?tope? de acumulación. Eso sí, los dermatólogos también hablan del sol como un gran aliado para
nuestra salud si lo tomamos con moderación, ya que nos reporta beneficios
físicos y emocionales. La Academia Española de Dermatología afirma que proporciona optimismo;
favorece la síntesis de la vitamina D (sólo si se toma un máximo de  15 minutos al día), mejora enfermedades de
la piel y da un buen aspecto.

Recomendaciones de la Academia Española de
Dermatología a la hora de tomar el sol

  1. Usa fotoprotectores en las zonas más
    sensibles de la piel, como la cara, la nariz, los párpados y los labios.
  2. Aplica la crema unos 20 ó 30 minutos
    antes de la exposición solar. Repite la operación cada dos o tres horas
    para evitar que se pierda su efecto.
  3. Las exposiciones han de ser cortas,
    al principio, y hay que tener especial precaución en las horas del
    mediodía.
  4. Evita el uso de colonias y
    desodorantes.
  5. Utiliza ropa adecuada, sombrero y
    gafas solares.
  6. Extrema las precauciones de los
    niños, ancianos y enfermos.


1ºdías           después

CABELLO

OJOS

PECAS

PIEL

BRONCEADO

FOTOPROTECTOR

FOTOTIPO 0

blanco

azules

no

albina, muy sensible

no

debes evitar exposición al sol

debes evitar exposición al sol

FOTOTIPO I

pelirrojo

verdes, azules

muy numerosas

muy clara, muy sensible

mínimo

factor 30

factor 25

FOTOTIPO II

rubio

claros

numerosas

clara, sensible

ligero

factor 20

factor 15

FOTOTIPO III

rubio, castaño

pardos

pocas

clara

clara

factor 12

factor 10

FOTOTIPO IV

castaño

oscuros

no

mate

intenso

factor 8

factor 6

FOTOTIPO V

castaño oscuro

oscuros

no

oscura

muy oscuro

factor 6

factor 4

FOTOTIPO VI

negro

negros

no

insensible

negro

debes utilizar protección mínima

debes utilizar protección mínima

Un
fotoprotector para cada tipo de piel

La elección de un factor u otro de protección
dependerá del tipo de piel (fototipo) de cada persona y de su índice de sensibilidad a la exposición al
sol. Sea cual sea tu tipo de piel, utiliza siempre un factor de protección
solar (FSP).

En la tabla,
meter

Fuente: Academia Española de Dermatología



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page