ESTÁS LEYENDO...

Sólo 4 de cada diez personas no sufrirán episodios...

Sólo 4 de cada diez personas no sufrirán episodios de estrés y ansiedad en estas fechas

Sólo 4 de cada diez personas no sufrirán episodios de estrés y ansiedad en estas fechas

Según el VI informe anual sobre el estrés en Navidad elaborado por Centros Nascia tanto el incremento de los compromisos sociales como las actividades relacionadas con las compras navideñas intensifican los síntomas de cansancio físico y mental. Los maloshábitos alimenticios y la ausencia de ejercicio también contribuyen a generar ansiedad y estrés.

El 65% de los participantes consultados experimentan situaciones de estrés y ansiedad generalizados tanto en los días previos a la Navidad como en el transcurso de los días de fiesta.

En relación a los factores que más contribuyen al estrés, la situación económica y los gastos en estas fechas se sitúan a la cabeza para el 70% de los afectados. Para ser más concretos, el exceso en los gastos se sitúa como principal problema para el 60% seguido por las compras con un 54%. Completan este ranking de factores la acumulación de compromisos sociales con un 48% y el cansancio general y los mensajes navideños con un 30%. Otro de los factores importantes es la conciliación laboral con la vida familiar en esta época del año.

La mujer, el colectivo más vulnerable

El estudio refleja la realidad del colectivo más afectado por el estrés y la ansiedad, la mujer. La proporción de mujeres afectadas por los síntomas derivados de este problema supera el doble con respecto a los hombres.

Los principales motivos están ligados a una mayor responsabilidad y dedicación en los preparativos que se agrava en el caso de la mujer trabajadora. Las dificultades para la conciliación de la vida personal y profesional, y en muchos casos el hecho de no tener vacaciones o días libres en esas fechas, en las que generalmente se añade la responsabilidad de hacerse cargo de los niños en vacaciones escolares, responsabilidad de organizar las reuniones familiares, etc. añaden un ‘extra’ de ansiedad para la mujer.

Son también reveladores los datos del Instituto Nacional de Estadística que refleja que al menos siete de cada diez consumidores de ansiolíticos son mujeres.

¿Qué sienten las personas con estrés y ansiedad en estos días?

Los consultados en este estudio reflejan también una sintomatología fisiológicadefinida en la que los síntomas más frecuentes son el insomnio (62%), dolores de cabeza (55%), dolores musculares (75%) y problemas estomacales (58%).

Pero también la mente juega malas pasadas. Es por ello que el aspecto cognitivo relacionado con actitudes y pensamientos es una parte importante en los cuadros de estrés y ansiedad. Un 68% reconoce tener un exceso de pensamientos negativos o recurrentes, mientras que el 71% muestra una irritabilidad mucho mayor y el 83% asume una sensación de falta de control en muchos momentos.

Estos síntomas no son exclusivos del agobio que produce la Navidad pero sí la acentúa de una manera mucho mayor en los pacientes que habitualmente padecen de estrés y ansiedad.

Como consecuencia de las evaluaciones que se realizan a los clientes de Nascia através de las pertinentes mediciones psicofisiológicas, se refleja que el 85% de los mismos respira de manera deficiente con patrones irregulares e hiperventilación en algunos casos. Estos trastornos respiratorios desembocan a largo plazo en fatigas crónicas, taquicardias, sensación de ahogo, ansiedad, etc. Para corregirlo se recomienda realizar entrenamiento en respiración abdominal no torácica, y reeducar nuestra respiración para que en los momentos de mayor estrés y ansiedad el patrón correcto se realice de manera natural y automática.

La tensión muscular excesiva se da en el 70% de los clientes, lo que desemboca en dolores de cabeza, bruxismo (rechinar de dientes), dolores musculares generalizados e incluso mayor propensión a las lesiones.

Algunos consejos

Para “disfrutar” en la medida que se pueda de los días de fiesta, Nascia propone una serie de tips que ayudan a sobrellevar mejor las obligaciones que nos autoimponemos durante la Navidad.

Desde el punto de vista de las compras, utilizar presupuestos realistas y  comprar preferentemente a los niños. Elaborar una lista de compra, comprar por internet y, en caso de ir de tiendas o centros comerciales, hacerlo en horas tempranas de mañana para evitar aglomeraciones y evitando así situaciones estresantes.

Desde un punto de vista emocional, intentar ajustar nuestras expectativas y relativizar acontecimientos que ocurren en un día. Priorizar y aceptar sólo lo que dependa de uno mismo y aprender a decir NO ya que no siempre hay que acudir a todos los eventos y reuniones. Reservar un espacio de cuidado propio y personal también resulta importante. Y cuando estemos en una reunión familiar, intentar evitar temas que generen discusión o sean comprometedores.

Finalmente, en cuanto a la salud deberemos buscar moderación y equilibrio. Dormir suficientemente y practicar ejercicio moderado. Controlar nuestra respiración,  hasta llevarla a un ritmo óptimo y saludable de entre 6 y 10 veces por minuto en reposo, y hacerlo de forma abdominal y no torácica. Con ello, conseguiremos relajación.

Y, cómo no, intentar regular la dieta durante esos días evitando los procesos de “comida sin fin” que son de poca ayuda en los procesos de ansiedad.





¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.