ESTÁS LEYENDO...

Sólo el 30% de los varones con disfunción eréctil ...

Sólo el 30% de los varones con disfunción eréctil acude a la consulta

Dos millones de españoles de entre 40 y 50 años sufre una disfunción eréctil (DE). Pese a que cada vez es más frecuente que el varón acuda a la consulta por un problema relacionado con su sexualidad, el pudor y los falsos mitos que rodean a esta alteración sexual, siguen impidiendo que en muchos casos se acuda al especialista. De hecho, en la actualidad sólo entre un 25 y un 30% de los varones con DE acaba consultando al especialita por este problema.



 

Insistir en que la DE no es una consecuencia inevitable del envejecimiento, sino un problema médico para el que existen tratamientos eficaces y seguros ha sido uno de los objetivos de la Semana Urológica Europea que se celebró del 15 al 19 de septiembre, organizada por la Asociación Europea de Urología. En esta iniciativa han participado 23 sociedades científicas europeas, entre ellas la Asociación Española de Urología (AEU).


 


Para el doctor Ignacio Moncada, coordinador del Grupo de Andrología de la AEU,“aunque el paciente va adquiriendo poco a poco conciencia de que la disfunción eréctil es una enfermedad, muchos hombres aún siguen asumiendo que es algo normal asociado al envejecimiento. Esa idea hay que desterrarla, ya que no hay edad para dejar de tener una sexualidad normal. A esto se añade que los varones tardan mucho en ir al médico y que siga siendo muy frecuente que tarden varios años en acudir por un problema de erección”.


 

Por otra parte, el doctor Moncada afirma que lo que es cierto es que la aparición de tratamientos orales para la DE ha facilitado que los prejuicios que existían hayan ido cambiando y que este problema se vea cada vez más como una alteración de la salud que tiene tratamiento. “Es fundamental”, insiste este experto, “que el hombre con problemas de erección acuda a su urólogo, no sólo por descartar una posible enfermedad cardiovascular, sino por solucionar un problema que afecta a su sexualidad, que es parte integral de la salud del individuo, tal y como reconoce la Organización Mundial de la Salud”.


 

El tabaquismo, el alcohol, la diabetes y la falta de riego de los cuerpos cavernosos están entre las principales causas de la DE. Las alteraciones sexuales pueden afectar seriamente en la autoestima de quien la padece y, por tanto, en su calidad de vida y en la de su pareja. Detrás de este problema puede haber otras alteraciones fisiológicas o psicológicas. Entre los más jóvenes que acuden a la consulta, priman estos últimos. Se estima que en el 80% de los casos de DE existe una causa física subyacente, como puede ser una diabetes, una hipertensión arterial o un problema cardiovascular, y que un 20-25% responde a factores psicológicos.


 

Tratamiento



Existen distintas opciones de tratamiento para la DE y siempre se opta por ir de las menos a las más agresivas. El tratamiento oral es el menos invasivo y actualmente resuelve entre un 6

0-70% de los casos. “Sin embargo, todavía en un 30-40% de los varones es preciso recurrir a la cirugía o a otras medidas como son las inyecciones intracavernosas o el implante de prótesis. Lo más importante es que existen diferentes opciones y que son eficaces y seguras para cada caso”, concluye el doctor Moncada.

 

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page