Spm: cómo aliviarlo.

Durante aproximadamente diez antes de la
menstruación, un número importante de mujeres ven mermado su humor, su forma
física e incluso su estado de salud. ¿El culpable? Un conjunto de síntomas
bastante incapacitantes agrupados bajo la
denominación de síndrome premenstrual.

Un 30 por ciento
de las españolas en edad fértil padece todos los meses el síndrome
premenstrual, un conjunto de síntomas, físicos y psicológicos, que aparecen 7
-14 días antes de la menstruación y entre los que se incluyen cansancio,
hinchazón, tristeza, irascibilidad, dolores de cabeza, hinchazón y dolor de
mamas, insomnio, estreñimiento y calambres. Aunque hasta hace unos años era
considerado como ?cosas de mujeres? y apenas recibía atención médica, hoy día
es tenido muy en cuenta, dadas sus repercusiones en el bienestar femenino.
?Este síndrome es una realidad, y tiene varios signos y síntomas que van desde
el dolor abdominal hasta los trastornos intestinales, pasando por alteraciones
psíquicas. Actualmente existen muchos tratamientos , que son de distinto tipo:
hormonal, analgésico, antiinflamatorio, vitamínicos y
psicológicos?, explica el doctor Alfonso Pulido, ginecólogo del Instituto de
Ginecología EGR, de Madrid.

Dieta, ejercicio y suplementos: el trío
ganador

Para plantar
cara a estos síntomas hay que conocer el ciclo menstrual (anotando en una
especie de ?diario? en qué momento son más intensos los síntomas) e introducir
en los hábitos diarios los cambios necesarios:

 –Dieta:
Aumentar el consumo de fibra, no sólo para aliviar uno de los síntomas más
característicos (el estreñimiento) sino también para disminuir los niveles de
estrógenos (cuya elevación desencadena muchos de estos síntomas) y evitar la
retención de líquidos. Es importante reducir el consumo de sal y de cafeína, ya
que se ha relacionado su ingesta excesiva con la hinchazón mamaria, las
alteraciones del humor y la ansiedad. Los expertos recomiendan comer con más
frecuencia durante estos días para mantener estables los niveles de glucosa y
evitar la excesiva apetencia de alimentos calóricos.

Ejercicio: La actividad física alivia
los síntomas estabilizando los niveles de azúcar en sangre y favoreciendo la
producción de endorfinas, las ?hormonas del bienestar?, además de elevar el
ánimo y controlar la ansiedad.  Por otro lado,
está comprobado que los niveles hormonales que se alcanzan justo antes de la
menstruación elevan la capacidad del organismo para quemar grasa, por lo que
hacer ejercicio en estos días puede ser más efectivo que en otros momentos del
mes.

Suplementos: Según los expertos que
participaron en el Estudio Arkopharma sobre el
Síndrome Premenstrual, el aceite de onagra es un tratamiento de primera línea
para prevenir y aliviar los síntomas. Es rico en ácido gammalinolénico,
que en el organismo se transforma en una sustancia similar a la hormona
prostaglandina E1, de propiedades antiinflamatorias,
por lo que es eficaz para tratar síntomas como la mastalgia.
Otros suplementos recomendables son la vitamina B6, el calcio, la vitamina D,
el aceite de prímula (en perlas o aplicado de forma tópica, alivia el dolor
mamario) y la espirulina (un alga que incide en los
neurotransmisores cerebrales que controlan los cambios de carácter y el
apetito).

Una agenda para días ?difíciles?

A falta de un
fármaco o terapia que suprima totalmente sus síntomas, lo mejor es adoptar determinades actitudes como, por ejemplo, dormir lo
suficiente, programar las actividades más estresantes para la semana posterior
a la menstruación, no iniciar un régimen estricto de adelgazamiento y, en la
medida de lo posibles, no tomarse excesivamente en serio a una misma, ya que el
nivel de sensibilidad es muy alto.

Anticonceptivos: ¿si o no?

Según la
Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), sólo un un anticonceptivo (la drosperidona)
ha demostrado ser realmente eficaz en el control de los síntomas asociados a la
segunda fase del ciclo.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page