Tabaco y epoc.

TABACO Y EPOC

Según la SEPAR,
el 78 por ciento de las personas que padecen enfermedad pulmonar obstructiva
crónica (EPOC) lo desconoce y no se trata. La intervención del farmacéutico puede
ser muy eficaz hasta en el 41% de los casos.

La Sociedad
Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha presentado, con motivo del
Día Mundial de la EPOC, un estudio en el que se demuestra el desconocimiento de
la relación directa entre el tabaco y las enfermedades pulmonares de carácter
crónico.

El doctor Joan Albert
Barberá, del Hospital Clínico de Barcelona, ha explicado que el diagnóstico de
esta enfermedad, que se ha convertido en la cuarta causa de muerte en el mundo,
es fácil “conociendo clínicamente al paciente y disponiendo de equipos de
bajo coste”. Según Barberá, pueden tener esta enfermedad las personas
fumadoras que presenten tos, expulsen mucosidad o tengan sensación de ahogo
cuando hagan un esfuerzo que antes hacían con facilidad. En cualquier caso, la atención
farmacéutica dentro de un programa de deshabituación tabáquica logra una
eficacia, medida en términos de pacientes que logran mantenerse un año completo
sin fumar, del 41 por ciento.

TABACO Y DEPORTE

1. La capacidad respiratoria mejora con la abstención
tabáquica, lo cual repercute en una mejoría evidente en la práctica del
ejercicio físico.

2. El ejercicio es una de las claves del cambio de vida de
un fumador que quiere dejar de serlo. En este sentido el deporte se convierte
en un punto clave en este proceso de reflexión del abandono de la dependencia
al tabaco.

3. Deporte es salud y el tabaco es incompatible con ambos.

4. Los médicos recomiendan que las
estrategias preventivas contra el tabaco deberían empezar en la preadolescencia
inculcando hábitos deportivos a los jóvenes, constituyendo de esta manera  una forma divertida de alejarles del
cigarrillo.

TESTIMONIO DEL MES

ELIMINANDO TOXINAS

“Hace un mes
que dejé de fumar y desde entonces toso mucho más. ¿Hasta cuándo va a durar
esta carraspera. ¿Es algo que se irá reduciendo a medida que pase el tiempo?
Muchas gracias”.

Laura P.R. (Oviedo)

Con respecto a la tos a la que hace
referencia, le diré que el humo del tabaco contiene sustancias que irritan y
alteran el sistema respiratorio, trastornos que remiten al dejar de fumar y
comenzar a ?limpiar?, produciéndose una verdadera regeneración con el paso del
tiempo.Tos, expectoración, carraspera, etc. son episodios frecuentes en el
fumador y siguen presentes en el proceso de ?limpieza? del tracto respiratorio.
El beber mucha agua, no menos de dos litros diarios, favorece el proceso
cumpliendo una triple finalidad: por un lado ayuda a limpiar el árbol
respiratorio, por otro a controlar el incremento de peso por su efecto saciante,
ansiolítico y sedante.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page