Tabaquismo. problemas y soluciones.

Publicado por el 01/09/2004

Estoy seguro que has oído
hablar mucho al respecto ¡Pero te lo voy a repetir! Quizás así, consideremos
como excepcional lo que asumimos como normal. Un célebre estudio que realizó un
seguimiento durante 40 años a más de 30.000 médicos británicos observó que
aquellos que eran fumadores morían con una proporción tres veces superior a la
de los que no fumaban. A pesar de ello, en España mueren más de 50.000 personas
cada año por causa directa del tabaco, una cifra muy importante.

El problema de las muertes
habidas derivadas del hábito de fumar no es lo más importante. No. Más grave es
el hecho de que muchas más personas seguirán muriendo por el tabaco
… y podrían evitarlo. Muchas de estas personas son mujeres: ellas se han
incorporado a la vida actual con enorme fuerza, hasta el punto que el número de
las fumadoras habituales, crece más que en el caso de los hombres. Y además
empiezan desde jóvenes: la tercera parte de las chicas de 14 a 18 años lo
consumen diariamente.

El estudio que citaba al
principio también indicaba que una vez que se deja de fumar, la probabilidad de
muerte se reduce de forma muy efectiva. De esta forma, la solución es sencilla:
¡deja de fumar ya!. Obviamente me dirás que eso es muy
difícil de llevar a la práctica. Y tienes razón: no es fácil
… ¡pero no es imposible!

Los medicamentos sustitutivos
de la nicotina han demostrado que son muy valiosos para conseguir el éxito:
dejar de fumar. Ante todo, tú debes estar concienciado de que debes abandonar
su uso, y una vez que estés dispuesto a ello, tu farmacéutico puede ayudarte a
conseguirlo mediante varios tipos de medicamentos: chicles, parches,
comprimidos y spray de nicotina.

Los chicles de nicotina se
mastican lentamente y liberan de forma gradual la nicotina que tu cuerpo
?necesita?, habiéndolos de 2 y 4 mg. Los parches de nicotina liberan la
nicotina durante todo el tiempo que los llevas pegados a la piel, existen en
formatos de 16 y 24 horas, no habiendo diferencias entre ellos en este sentido,
pero sí que hay que tener en cuenta la cantidad contenida en los mismos. Los
comprimidos se chupan de una forma especial consiguiéndose así una cantidad
adecuada de nicotina. Por último, el spray se pulveriza en cada fosa nasal para
obtener el resultado antes indicado

Como ves, hay varias formas
de solución. Cada persona precisa un determinado tipo de sustituto de nicotina,
de modo que acude ya a tu farmacia y, como siempre, ¡habla
con tu farmacéutico, pregúntale, infórmate¡ Él está siempre ahí. No necesita
cita previa. Y te puede aclarar todas tus dudas. El medicamento y tú sois su
preocupación.

Ángel Sanz Granda

Farmacéutico
consultor