ESTÁS LEYENDO...

¿Talones feos y llenos de grietas? Nunca más

¿Talones feos y llenos de grietas? Nunca más

“¿Qué consejos me daría este verano para evitar que los talones de los pies se me pongan tan feos y llenos de grietas?”
Nos escribe… Aurora (Teruel)

Los talones agrietados o fisuras son divisiones en la piel del área del talón. Cuando ejercemos la presión de nuestro peso corporal sobre el talón al caminar y estar de pie, la piel necesita estirarse y moverse un poco. Si el talón no puede estirarse porque la piel está seca y rígida, ésta se divide, de manera que el principal motivo que propicia la aparición de  grietas es la sequedad en esta zona. El verano incrementa la sequedad, debido a que en esta época el pie está más expuesto al sol y al aire por el calzado abierto, por el número de horas que se pasan descalza en piscinas, playas, césped…etc., de ahí que sea una época que requiera especial cuidado y atención sobre los pies.

El secreto está en hidratar

1.      Aporta frecuentemente cremas hidratantes y evita que los pies pierdan esa hidratación. Las cremas a base de urea son los más utilizados para este fin.

2.      Elige bien el calzado, que debe ir cerrado por el talón, para evitar que los talones pierdan más hidratación. También debes tener la precaución de no permanecer demasiadas horas descalza. Si realizas algún tipo de deporte, asesórate del calzado más adecuado, ya que cada deporte requiere un tipo de calzado y no son iguales las zapatillas de correr que las de tenis o las de fútbol, por ejemplo. Los fisioterapeutas y podólogos recomiendan, además, elegir las zapatillas en función del tipo de pisada: pronadora, neutra o supinadora.

3.      El uso regular de limas también puede ayudarte a conseguir unos talones lisos y suaves. Es importante eliminar las células muertas para favorecer una mejor hidratación  al aplicar la crema. Recuerda que el corte recto de las uñas es esencial para que crezcan en la dirección correcta.

4.      Si vas a alguna playa, aprovecha para andar descalza sobre la arena, ya que es una forma natural de pulir los pies y ayuda a que las grietas de las zonas más secas se minimicen. Es un remedio natural, perfecto para la salud y la belleza de tus pies.

5.      Presta especial atención a tus pies si tienes diabetes. El pie diabético empieza con pérdida de sensibilidad y da lugar a úlceras que no curan y, en los casos más graves, gangrena de los tejidos y amputaciones. Si eres diabético, revisa diariamente los pies en busca de heridas y cuida tus talones especialmente.

Higiene contra las infecciones y el mal olor

Los pies deben lavarse a diario con un jabón neutro y secarse muy bien, sobre todo en los espacios interdigitales, ya que la humedad favorece las infecciones por hongos como el pie de atleta. Es bueno usar calcetines transpirables y cambiarlos a diario. Si tienes mucha sudoración, pide en la farmacia productos que absorban el exceso de humedad, o un antitranspirante para reducir la cantidad de sudor. También puedes encontrar desodorantes especialmente indicados para tratar el mal olor de los pies. Procura llevar también algún tipo de calzado en estos lugares y, si ya tienes la infección, consulta a tu podólogo y consulta los tratamientos disponibles en la farmacia.

 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *