ESTÁS LEYENDO...

Tarejta amarilla, por José Vélez García Nieto

Tarejta amarilla, por José Vélez García Nieto

No se trata de un árbitro riguroso o gesticulante,  de un jugador al que se le va la mano tras el balón de forma literal o de un defensa que se extralimita en sus funciones. No es tampoco la última moda impresa en cartulina para resaltar la personalidad de un ejecutivo agresivo o una invitación para un encuentro clandestino en un local de luces tenues e incitantes; tampoco es uno de esos folletos llamativos que se reparten en los semáforos de las grandes ciudades para que podamos disfrutar de un menú apetitoso a un precio casi aceptable, a pesar de la galopante inflación alimentaria.

Esta tarjeta amarilla es un instrumento poco conocido pero manejado con gran eficacia por el Sistema Sanitario Español y que tiene una trascendencia clave para el seguimiento de todos los medicamentos. El pasado año hubo un par de alertas llamativas y retirada parcial de dos fármacos recetados ampliamente por los médicos de Atención Primaria: dos medicamentos antinflamatorios analgésicos que pasaron a la categoría de utilización exclusiva en hospitales o Atención Especializada por la aparición de importantes efectos adversos en distintos pacientes.

Algunos usuarios no se conforman con facilidad ante estas nuevas exigencias de seguimiento y control cuando médicos y farmacéuticos extreman el rigor en la prescripción y dispensación y así evitan riesgos añadidos  a los enfermos. No debemos olvidar nunca que todos estamos en el mismo bando y que las nuevas limitaciones se establecen como garantía para que los medicamentos cumplan su función esencial curativa, sin presentar otro tipo de conflictos.

Las tarjetas amarillas se rellenan en farmacias, centros de salud u hospitales. No dudemos nunca en comunicar cualquier reacción indeseable que pueda habernos producido un medicamento determinado porque su detección y localización irá en beneficio de todos.


 



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page