ESTÁS LEYENDO...

Técnicas de spa sin salir de casa

Técnicas de spa sin salir de casa

Técnicas de spa sin salir de casa

Cenas y comidas de empresa; incursiones arriesgadas en los centros comerciales en busca de los regalos de última hora; reuniones familiares infinitas…¡alto ahí! Es el momento de los tratamientos relax, esos que “borran” las huellas de las prisas y el cansancio y ponen el cuerpo –y también, el ánimo- a punto para seguir el ritmo frenético que marcan las celebraciones de esta época del año.

Buenas noticias: no hace falta invertir tiempo y dinero en una estancia de spa o balneario para ponerse a punto, eliminar toxinas (y también, fatigas, disgustos y demás energías negativas) y lucir el mejor de los aspectos durante las múltiples celebraciones navideñas. Hemos “espiado” algunos de los rituales y tratamientos que se aplican en estos centros de salud y belleza y también pedido consejo a las voces expertas para descubrir cuál es la mejor manera de adaptarlos y disfrutar de una versión casera de los mismos y así obtener los mismos resultados que estos persiguen: menos estrés y fatiga, más luminosidad y una revitalización tanto del cuerpo como del espíritu.

Calma en la mente… y en el ambiente
“El estrés y las prisas no vienen nada bien ni a nuestra mente ni a nuestro cuerpo. Físicamente, se aceleran los procesos de oxidación celular, que son los responsables de efectos físicos visibles como las bolsas y ojeras; el tono apagado y, en ocasiones, manifestaciones más graves como la aparición de acné y de rojeces”, dicen las farmacéuticas Elena Ramos y Marta Barrero, creadoras de la boutique de belleza y estética The Secret Lab, de Madrid. Y para minimizar estos efectos tan negativos, nada mejor que poner en marcha spalas estrategias de spas, balnearios y centros de wellness, que pasan, en primer lugar, por reproducir un entorno lo más parecido posible a los de estos establecimientos.

“Es muy importante recrear un ambiente que induzca a la relajación y al bienestar. Normalmente se emplean esencias de lavanda, enebro, cedro, mandarina… En casa, se pueden utilizar difusores de aromas, sprays o varillas impregnadas en la esencia, que se va liberando poco a poco”, recomiendan las expertas.

El siguiente paso es elaborar una “lista de reparación” en la que hay incluir toallas de distintos tamaños y un albornoz suave; esponjas, lufas y cepillos; aceites esenciales y aceites de masaje; sales; un antifaz; música relajante y, por supuesto, la cosmética que se va a utilizar. En este sentido, resultan muy útiles los cofres, estuches, packs y ediciones limitadas que las firmas de cosmética de venta en farmacia ofrecen en esta época del año y que incluyen una selección de productos ideales tanto para regalar como para utilizar en estos “rituales caseros”.

Sigue leyendo

1 2




¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.