ESTÁS LEYENDO...

Tomar vino con moderación resulta saludable.

Tomar vino con moderación resulta saludable.

El vino bebido con moderación tiene efectos muy estimulantes y beneficiosos para nuestro organismo. Incluso existen médicos que utilizan la técnica llamada enoterapia o cura con pequeñas dosis de vino. Su alto poder estimulante se encuentra en el tanino, sustancia que se encuentra en la piel y las pepitas de la uva y que facilita la digestión de los alimentos. Por otra parte, el alcohol contenido en el vino actúa como antiséptico previniendo infecciones intestinales. Además, supone una importante fuente de energía al quemarse muy rápidamente y desarrollar calorías que confortan del frío en invierno. Un vaso diario en las comidas favorece la circulación sanguínea y fortalece el corazón, si bien su consumo excesivo daña enormemente el hígado y puede provocar enfermedades tan serias como la cirrosis. Beber con templanza evitará además adiciones difíciles de corregir que pueden conducir a fenómenos de alcoholismo.



COMPARTIR Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page